El Ocho, de Katherine Neville

La primera reseña del año trata sobre un libro que me ha sorprendido más que gratamente. Pese a saber que se trataba de un gran libro, lo he disfrutado más de lo que esperaba, gracias a su trama, personajes y descripciones. El Ocho es mundialmente conocido como uno de los grandes clásicos del género best-seller, junto a, por ejemplo, Los Pilares de la Tierra. Había recibido muchísimas recomendaciones sobre este libro, sin embargo siempre lo posponía, sin una razón específica. Finalmente me llegó para Navidad, junto a su continuación, El fuego, y ambos en edición tapa dura con sobrecubierta. 
Mi ajedrez de Montglane…

Nueva York, 1972. Catherine Velis, aficionada a lasmatemáticas y al ajedrez, trabaja en una auditoría como experta en informática.La firma la destina a Argelia, pero, antes de partir, una vidente le lee laslíneas de la mano y le advierte de que un grave peligro se cierne sobre ella.Poco después, un marchante de antigüedades hace a Cat una misteriosa oferta: uncliente suyo está intentando reunir las piezas de un antiguo juego de ajedrezque presuntamente se encuentra en Argelia. Si Cat le consigue esas piezas,obtendrá a cambio una generosa recompensa. 

Sur de Francia, 1790. Mireille deRémy y su prima Valentine son dos novicias de la abadía de Montglane. Franciaarde en las llamas de la revolución que, entre otros proyectos, pretendeaniquilar a la Iglesia y hacerse con sus tesoros. Enterradas desde hace milaños bajo el suelo de la abadía se encuentran las piezas de un ajedrezlegendario, que perteneció a Carlomagno. Quien consiga reunir dichas piezasadquirirá un poder ilimitado. Y para mantenerlas fuera del alcance de quienespudieran abusar de él, Mireille y Valentine deberán repartirlas por todos losconfines del mundo.

Las búsquedas de tesoros a través de la historia no siempre resultan ser interesantes. Antes así lo creía, puesto que tuve la suerte de tener la más grande racha exitosa lectora del mundo. Prácticamente durante el 2010 no me topé nunca con libros malos, y la mayoría de los que leí fueron o de Stephen King, o thrillers “históricos”. Pero durante el 2011 me fui topando con algunas decepciones y comencé a mirar de otra forma este género. Primero, para que el libro sea bueno, ha de tener un misterio, o un secreto interesante; segundo,  no debe ser pesado de leer, nunca, ni siquiera en las partes con harto contenido histórico; tercero, los personajes deben representar muy bien ciertos periodos históricos; y cuarto, la trama no se puede enredar en el libro, eventualmente sí en la mente del lector, pero en las páginas jamás. ¿Por qué digo histórico entre comillas? Porque, generalmente, estos libros se desarrollan a base de tiempos paralelos, con tramas que se desarrollan simultáneamente en el pasado y en el presente. 
Cat es una gran mujer. A sus cortos veinte y tantos años ha escalado muchísimo en la jerarquía de la compañía en la que trabaja desarrollando su pasión: la informática. Los roces con los hombres del lugar que no aceptan ver a una mujer en ese cargo no son sutiles, y causan graves problemas a la protagonista. Luego de una discusión con un gran inversionista, Cat recibe una mala noticia: será mandada a Argel para desarrollar un proyecto para el cual se contrató a la compañía. Antes, un grupo de amigos la lleva de visitar a una extraña mujer, que asegura ser una exitosa pitonisa. Cat acepta que su mano se “leída”, y la pitonisa le advierte de un gran peligro se acerca a ella, relacionado con el ajedrez, las falsas identidades y oscuros secretos; le advierte que no confíe en nadie y que sea cauta. Escandalizados todos, olvidan el tema, sin embargo la duda permanece en Cat quien, pasmada, se pregunta si esto tiene relación con su viaje a Argelia. 
Al igual que en su primera novela, Riesgo calculado, la protagonista es la protegida de un genio de la informática y las finanzas; en este caso, Nim. Luego de que ella le menciona todo el discurso arrojado por la pitonisa, él comienza a relacionar ciertos acontecimientos con otros, hasta preguntarle, temeroso a su compañera, ¿conoces el ajedrez de Montglane?
En la ciudad se está realizando un torneo de ajedrez importante a nivel internacional, puesto que reúne a estrellas del deporte que no habían participado públicamente en años. Un acontecimiento cambiará el curso de la celebración del certamen de ajedrez, y constituirá, además, la llamada de atención requerida por Cat. Se percata de, quizá, la pitonisa no estaba tan equivocada.
Cientos de años antes, durante los turbulentos años de la revolución francesa, las monjas de la abadía de Montglane hicieron algo temerario: sacaron el tesoro que albergaba el edificio y lo intentaron dispersar por el mundo para así evitar que el gobierno se hiciera con el. La revolución pretende aniquilar a la iglesia, y de paso conseguir sus tesoros. De esta manera la abadesa entrega a ciertas monjas las piezas del místico y poderoso ajedrez de Carlomago, el cual alberga entre sus componentes un turbio secreto, celosamente guardado por siglos. 
Las primas Mireille y Valentine deben volver a su casa luego de la clausura de la abadía, pero no lo harán con las manos vacías; llevan consigo algunas piezas del tablero, y se verán envueltas de una trama oscura de conspiraciones y peligros, pasiones indebidas y lealtades complejas, y secretos y ansias de poder. ¿Caerá alguna monja en la tentación de intentar reunir para sí misma las piezas del tablero? ¿Lograran poner a salvo las piezas y evitar así que caiga en las manos equivocadas?
“La libertad guiando al pueblo” 
La idea era que esta primera reseña del año fuera libre de spoilers, y creo que lo he conseguido, a duras penas, debo decir. La historia no merece ser destripada, y el lector tampoco merece conocer detalles que le arruinarán una gran, gran lectura. 
El ajedrez dentro del libro es más profundo de lo que se piensa. Pese a que la trama se desarrolla en torno a uno, es más bien una metáfora sobre el conflicto entre los protagonistas. Es una historia de poder, y como tal varias piezas serán sacrificadas, peones, para dar paso a movimientos más efectivos. Es, efectivamente, un juego de guerra. Una guerra por el secreto, por la información, por el poder.
Nos remontamos entonces a miles de años de historia cuidadosamente documentada y expuesta, relacionada con un secreto que fue confiado a Carlomagno, sin que este supiera siquiera de su existencia. Conspiraciones, traiciones, y un interesante juego de lealtades se mezclarán a través del tiempo. 
Los personajes están muy bien marcados y diferenciados. Todos tienen un área determinada de desarrollo, y a la autora se le da bastante natural esto de los personajes. En lo personal, me encantaron Cat y Lily, una especie de pareja dispareja que buscará el ajedrez. Sí, es la misma Cat de más arriba. Sus personalidades son bastante opuestas entre sí, pero resultan complementarias una vez que la relación entre ellas toma carices más “vitales”. Cat me pareció idéntica a Verity Banks, de Riesgo calculado. Otros personajes son magistralmente enigmáticos, y no descubrimos sus verdaderas identidad y/o deseos hasta bien entrada la lectura. Existen también algunos personajes muy curiosos, como el poligámico sacerdote de la trama antigua. 
Los juegos matemáticos, y la historia de las matemáticas, pueblan el texto también. Desde pequeñas alusiones a los posibles orígenes de los sistemas de numeración, hasta menciones a grandes genios del área. Como el ajedrez es un juego íntimamente ligado a las fórmulas matemáticas, es fácil perderse un poco con las explicaciones o conversaciones que sostienen muchas veces los personajes en relación a movimientos. A mi no me pasó en muchas ocasiones, pero he leído en muchos sitios a personas que mencionan esto como punto negativo. Es solo cuestión de fijarse bien en la lectura, y concentrarse, solo eso. Las fórmulas de los movimientos son notables.
Uno de los aspectos que más destaco de esta obra, es la forma con la cual incita al lector a tener siempre mente abierta a cualquier posibilidad, y no lo hace con secretos turbulentos sobre la vida de Jesús o archivos sobre extraterrestres y conspiraciones gubernamentales, sino con historia, enigma y esoterismo. La formula que se menciona en el libro puede cambiar el mundo, sí, es verdad; pero tiene un trasfondo espiritual mayor y muy interesante para el lector. En el libro se menciona mucho la alquimia, los saberes antiguos, el esoterismo y la magia; cosas irreales para la exacta e informática Cat Velis. En lo personal pienso que me parezco mucho a ella en ese aspecto, y por eso me pareció muy interesante la mutación que sufre el personaje, primero, bajo las circunstancias; y segundo, bajo las ideas aparentemente inconcebibles que se le presentan. Pronto comprenderá que debe abrir su mente a otras posibilidades, porque de otra manera podría perder, para siempre, la partida. 
El aspecto que más me llamó la atención fue el juego histórico que crea la autora con la novela. Ella logra hacer calzar la historia con la trama, son sus elementos esotéricos en el medio. Obviamente es mentira que algunas guerras, o la misma revolución francesa, se montaron como pantomima para que personas influyentes obtuvieran el ajedrez de Montglane, sin embargo la autora apunta datos y circunstancias, y las narra con tanta fluidez, que el lector piensa que la historia está plagada de referencias al juego. El secreto es más interesante de lo que parece, y me sorprendí a mi mismo varias veces intentando dilucidad antes que los protagonistas el contenido del ajedrez. 
La trama, como les dije, está muy bien constituida. Tiene giros muy buenos, convence muchísimo y es más que adictiva. En ningún momento se me hizo pesada la novela, ni siquiera cuando se explicaban cosas históricas. El estilo de Katherine Neville me encanta. 
No cabe duda de que la historia me ha encantado muchísimo, y estoy ansioso de leer la continuación, El Fuego. He leído crítica pésimas de la segunda parte, pero también otras maravillosas. Ya les contaré más cuando lo termine. Solo una cosa más: es una pérdida enorme no tener adaptación a la pantalla (grande o chica). Habría sido muy interesante, ¿no creen?

16 comentarios en “El Ocho, de Katherine Neville

  1. Has elaborado una reseña soberbia, hasta el punto de que me has vuelto a "actualizar" lo que recordaba de este libro que, en su día, me encantó. Dicen que la memoria es frágil y acabo de comprobarlo al recordarme muchísimos momentos interesantes, pero que había olvidado. Con respecto a los spoilers, a mi no me molestan, porque entiendo que lo interesante de un libro es disfrutarlo a través de sus páginas.Un abrazo.

  2. Kayenna: ¡gracias!, un placer refrescar tu memoria. Espero lo leas pronto otra vez, para reencontrarte con esta gran escritora. ¿No te molestan los spoilers? Sé que lo interesante es leer las páginas pero no me gusta que me arruinen las sorpresas. Un abrazo.

  3. Hola mi nombre es anna del blog romance y a traves de una amiga he conocido tu blog. Me gusta y quisiera invitarte a que visitaras el mio. soy escritora romantica, bueno un intento de serlo pues esta la cosa mal para todos.Te sigo y te espero,Un beso

  4. Fantástica reseña! no te has dejado ni un detalle. Yo tengo este libro desde hace mucho tiempo en mi estantería y aún no lo he leído, incluso me compré la segunda parte para ver si así me animaba pero aún nada, a ver si me pongo pronto con élun beso!

  5. Bubbles: Sé que a muchas personas se les hizo "pesado" en algún momento, pero a mi me resultó muy ameno. Puede ser que estaba familiarizado con varios conceptos que se mencionaban en la novela. SaludosAnna Soler:Hola, Anna; bienvenida al blog, pues. Gracias por tu comentario, de inmediato me pasaré por tu página. Me imagino lo complejo que debe ser escritor y no tener un sello grande bajo el cual ampararse, así que miraré por tu página para ver cómo está. Un abrazo y muchísima suerte en tu proyecto.Tatty:¡Gracias, Tatty! ¿No lo has leído aún? Pues en parte me alegra; ahora sé que no era el único raro que no había leído esa novela. Estaré atento a por si lo lees. Un abrazo.

  6. Me encantó este libro. Y no tengo claro si fue por el momento en que lo leí, hace años o porque realmente hay una tremenda diferencia con los Best Seller de este tipo que llegan ahora, perfectamente encajaría Dan Brown en este modelo, y que no me dicen nada.Me digo a mi misma que es porque la historia es más sólida y está mucho mejor escrita y construída, aunque tal vez sólo sea que fue mi novedad en su momento y ahora ya he llegado cansada de este tipo de libros. No termino sin darte la enhorabuena por la magnífica reseña que nos has traído hoy. Un abrazo

  7. Me leí hace años este libro y me encantó. Hasta ahora la verdad es que lo tenía un poco olvidado, pero con tu reseña me has recordado lo mucho que disfruté con la historia que nos cuenta Katherine Neville en "El ocho". Un saludo

  8. mientrasleo: Debe ser por eso, porque nunca antes se había escrito un libro de ese estilo, eso creo. Tienes razón con lo de Dan Brown, pero encontré que El Ocho es más… "profundo"; como que uno puede reflexionar un poco más si enfrentarse a secretos del vaticano, por ejemplo. Debo decir que estos libros no me cansan nunca, jejeje; así que creo que seguiré con ellos mucho tiempo.Gracias por tus comentario ;)Un abrazo. L: ¡Hola L! Gracias, pues deberías leer ese libro, yo también lo aplazaba mucho y me topé con una maravilla. Estaré atento a tu reseña, cuando lo leas. Saludos.Marta: He escuchado muchos comentarios así. Qué bueno que recordaste con la reseña, es la idea. Saludos.

  9. bibliobulimica: La mayoría me dice eso: que lo han leído hace años y les gustó. No sé por qué tardé tanto en leerlo, pero al menos la edición reciente es la más bonita que he visto jamás de este título, a que sí. ¡Saludos y feliz año!Carmen: jejeje, creo que sí. Estaré atento a tus opiniones sobre el libro, aunque sé que te gustará ;)Un abrazo.

  10. ¡Pablo, te ha quedado una magnífica reseña! ¡Felicidades! Llevo siete años con esta novela en mi estantería, y aún no me lancé a su lectura, a pesar de las buenas críticas que ha recibido. Es más, hace un par de años me regalaron la continuación (como bien dices, hay opiniones muy negativas). Ahora que leo todo lo que cuentas, creo que se va mereciendo un hueco. Intentaré colocarlo entre las lecturas del segundo semestre.¡Un abrazo!

  11. Jesús: Gracias, Jesús. ¡¿Siete años como pendiente?! Yo me asombré de haberlo tenido durante uno. Es verdad lo de las críticas negativas, he leído muchas; pero también he encontrado algunas positivas. Estaré atento a tu reseña.Un abrazo.

  12. Es uno de mis libros favoritos. Me enganchó tanto que lo leí dos veces. Desde entonces lo he leído todo de la autora y he de decir que todos sus demás libros son muy decepcionantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s