Rabia, de Stephen King

Todos tenemos un escritor favorito, ¿cierto? Bueno, generalmente los que tenemos un escritor favorito determinado sabemos que siempre hay un libro particular que no encontramos por ninguna parte. En el caso de Stephen King, ese libro es Rabia, una novela que causó muchísimas polémicas en Estados Unidos luego de su publicación.

Rabia, junto a mi texto de Álgebra

Un adolescente al borde de la locura tomaveinticuatro rehenes en un colegio. Los intentos de encontrar una salida pacífica por parte del profesorado y la policía resultan vanos. Mientras tanto,  los jóvenes retenidos se contagian de laviolencia que les impone su captor. Cada palabra, cada acto, se convierte en descarnadas acusacionescontra un sistema de enseñanza corrupto y un modelo de familia basado en lahipocresía, que obligan a los jóvenes a reprimir sus sentimientos paraconvertirlos en carnaza de una sociedad que los devorará implacablemente…


Charlie es un joven de secundaria con serios problemas de conducta. Luego de un acontecimiento en el que golpeo fuertemente a su profesor, la escuela decide anunciarle que, si no modifica su comportamiento, será expulsado. Pero él no desea torcer su brazo ante la ley, y luego de armar escándalo de proporciones ante la sala del director, se dirige armado a su salón de clase y toma como rehenes a todos sus compañeros.

Los jóvenes poco a poco comienzan a “entender” las motivaciones de Charlie, y le dan la razón paulatinamente, hasta llegar a tomarlo como una figura casi icónica, que ha sabido plantarse ante el poder y recuperar sus derechos básicos. Los rehenes comienzan a contagiarse de la violencia impuesta por él, y se entusiasman con la idea de Charlie. 

La historia tiene detrás una fuerte crítica social, en relación al modelo educacional y familiar norteamericano de los años 80. Sin embargo me pareció que “la crítica social” se trataba de forma superficial, solamente entregándole al lector una cara de la moneda. El joven Charlie no me convenció para nada. Me pareció excesivamente impetuoso y pedante, y se escudaba siempre en su infancia. Todo lo malo que hacía era culpa de los padres, lo cual, en cierta medida, es verdad. Stephen King muestra a unos padres excesivamente despreocupados, rozando lo monstruoso. Es verdad, muchas veces en la sociedad americana se da mucho la configuración familiar en la cual los padres están más preocupados del alza laboral que de los hijos, no obstante Stephen King perfila a unos padres malos, grotescos y crueles; algo que tampoco se da en demasía dentro de Estados Unidos. 

Pienso que nada, nada, nada, puede justificar la actitud tomada por el protagonista, y lo que más me molestó fue que los compañeros de Charlie lo endiosan por la actitud que toma. Ciertamente es una novela, pero el autor, como siempre, le entrega tal vitalidad al relato que uno se siente parte de él. Creo que eso fue lo que más me molestó: la justificación de Charlie y el sentimiento de idolatración por parte de sus pares.

En la novela existe un chico que el autor tilda de poco menos que cínico hipócrita. El entorno lo indica como tal; un hijo de papá ciego que no ve lo mal que va la sociedad, algo por el estilo. Sin embargo, y en muchas ocasiones, me pareció que el joven era bastante equilibrado. El personaje principal, como se habrán dado cuenta, no me simpatizó para nada. 

Dejando de lado la parte de crítica social (superficial, a mi parecer), la novela también tiene trama; sí, claramente, y no he hablado nada de ella. La historia, como les comenté al principio, se centra en la toma de rehenes por parte de Charlie, un joven “aparentemente” perturbado. La novela se desenvuelve con ritmo rápido, dinámico, típico de Stephen King. Los acontecimientos te saltan a la cara y te sientes parte de ellos, como siempre. No es aburrida en ningún momento, tampoco pesada o densa. Sí un poco cargante, cuando Charlie lanza sus monólogos de víctima que, al menos a mí, no me lograron convencer. 

La novela está narrada en primera persona, por Charlie, cómo no, y tiene saltos en el tiempo, gracias a los cuales nos enteramos de los momentos más complejos de la adolescencia temprana del protagonista. El estilo es bastante coloquial, y un poco chocante, por el lenguaje empleado en ocasiones por él. Nada que no se pueda tolerar, pero en ocasiones es un poco incómodo.

El libro tiene pocas páginas, y la letra es grande y las páginas en formato bolsillo. La historia es corta, como dije, y prácticamente se lee sola, dura dos días, como máximo. 

Ahora, como les comentaba, aquí va la famosa polémica que provocó la prohibición del libro: lo narrado por la novela transgredió las leyes de la física y entró en nuestro mundo. Sí, como imaginan: en EEUU varios jóvenes que no se conocían entre sí realizaron tiroteos en sus escuelas y universidades; todos tenían algo en común: un ejemplar de Rabia en sus casas. Inmediatamente Stephen King (quien escribió el libro bajo el seudónimo de Richard Bachman) prohibió la venta del libro, y este no se volvió a reeditar. Es complicado encontrarlo, y me alegré mucho cuando lo compré, sin embargo me decepcionó una vez finalizada la lectura.

La novela daba para más, en cuanto a trama, personajes, crítica social… ¡todo!. La historia queda corta, y el lector finaliza esperando más de lo que el libro le ofrece. Me decepcionó, no puedo negarlo. Si bien me entretuvo y lo leí de una sentada, esperaba muchísimo más. Lo recomiendo a los incondicionales del maestro, puede que otras personas se aburran.


El maestro Stephen King tiene otros libros de este estilo: sin elementos paranormales, cosas escabrosas o de ese estilo. Un ejemplo notable es Dolores Claiborne, una novela a la cual le tengo muchísimo cariño, puesto que fue la primera que leí del maestro. La historia es entrañable, algún día la reseñaré aquí. Ese libro sí lo recomiendo, a todo el mundo. 

13 comentarios en “Rabia, de Stephen King

  1. Pues no me llama demasiado, ultimamente no leo nada de Stephen King aunque antes me gustaba mucho, supongo que son épocas. Sorprendente que la lectura de un libro pueda desembocar en esos hechosbesos

  2. Hace años que no leo nada de King… Si lo pienso, desde que mi hermano y yo compartíamos estanterías…Que el fan de King era él. Yo sólo devoraba cualquier libro que estuviera en la estantería. Y como tenía muchos de King… Éste no lo he leído, pero tampoco me llama mucho. El que sí leí y me encantó fue Dolores Claiborne. ¡Gran libro! Y qué buena la película que hicieron, con una genial Kathy Bates!!Besotes!!!

  3. Tatty: Pues no lo recomendaría de forma encarecida, puedes apostarlo. A mi también me sorprendió muchísimo que acabara en un tiroteo de verdad. Obviamente no es culpa del libro, para nada, pero no deja de ser curioso… Un abrazo.Libros que voy leyendo: Está normal, no es de lo mejor del señor King pero tampoco es malo. Es normal, así de simple. Un abrazo.Shorby: Mmm, a veces desarrolla las ideas de forma peculiar, pero ese es su atractivo. A mi me encantan sus libros. Para gustos… los colores. Gracias, un abrazo.Margari: Como dice Tatty más arriba, son ciclos. Quizá en un par de años deje de lado un poco sus libros. Por ahora me queda mucho King por disfrutar…No he tenido el placer de ver la adaptación de Bates, pero seguro la veré pronto. La novela me encantó, y fue la primera que leí del maestro.Un abrazo.

  4. Bueno, das con una persona que ha leído todo Stephen King y coincido contigo, este relato largo o novela corta da para mucho más. El personaje es odioso y el final abrupto, el autor siempre consigue revolver al lector pero, en este caso, me hubiera gustado disponer de unas cuantas páginas más.Besos

  5. Vaya, es una pena que no te haya gustado tanto como otros libros de King. Por mi parte, no puedo opinar, pues es uno de los títulos que tengo pendiente del autor. Por cierto, no conocía la polémica que rodeó al libro, así que gracias por contarla en esta entrada. Gran reseña. ¡Un abrazo!

  6. Jesús: Pues sí, es una pena; sobretodo después de lo difícil que fue encontrarlo. La polémica es muy interesante, nunca me lo habría imaginado. La encontré en una biografía del autor en el canal History. Un abrazo.

  7. A mí es uno de los libros de King que más me gustan. Es corto, pero en ello radica parte de su encanto para mí. Lo que no me gustó es que King renegara de este libro cuando le acusaron de incitar a la violencia en las aulas.

  8. De Richard Bachamn, el único que me faltaba leer, cosa que hice hace un par de meses.
    Me gustó, claro, aunque en esto no puedo ser demasiado objetivo debido a que Stephen King es uno de mis autores favoritos.
    De todos los escritos por Stephen bajo aquel seudónimo, me quedo con “La larga marcha”.
    Muy buena tu reseña, te felicito.
    Un abrazo.

  9. HOLA pues yo estoy leyendo el libro y la verdad si se me hace interesante el tipo de problematica que sufre charle al momento de su crecimiento, aun no puedo opinar mas por que no lo he terminado el libro, solo espero no sentir como tu que le faltaron mas pag. a la trama,…saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s