Como les conté anteriormente, la semana pasada me propuse leer tres libros: Ojos de fuego, Calor Helado y este, El rapto del cisne. No, no pude cumplir con mi reto. Por cuestiones de tiempo no alcancé a leer muchas páginas al día, así que me tomó un par de días más. La reseña del primero ya está, y aquí va la de El rapto del cisne. Sin embargo aún no acabo con Calor Helado. Pero ya falta poquito…
Inicio en esta entrada una nueva sección. Sí, digamos sección. En muchísimos blogs se incluye información del escritor o escritora en la entrada, lo cual resulta muy útil. Nunca me había planteado hacerlo, así que esta será la primera vez. En mi caso agregaré una parte de información del escritor solo cuando no se haya hablado de uno de sus libros anteriormente; o, por otra parte, cuando reseñe el primer libro (u ópera prima) de un escritor determinado. Como nunca antes había comentado algo de Elizabeth Kostova aquí les dejaré un poco de su biografía, para que conozcan a esta gran escritora norteamericana.
Antes de comenzar le agradezco a la editorial Ediciones Urano (Umbriel) por facilitarme la novela.
 
Sobre Elizabeth Kostova
Nació en New London, Connecticut, en 1964. Se graduó en la Universidad de Yale y realizó un máster en bellas artes en la Universidad de Michigan, donde obtuvo el premio Hopwood de novela. La historiadora, su primera novela, se tradujo a decenas de idiomas y se convirtió en un best-seller mundial, además de obtener los premios Book Sense de ficción adulta y Quill de debut. En 2007 creó la Elizabeth Kostova Foundation de fomento de la literatura búlgara. 
El rapto del cisne
Cuando Robert Oliver, un renombrado pintor, intenta destruir un cuadro exhibido en la Galería Nacional de Arte, la única explicación que ofrece de su brutal acto, antes de caer en un silencio insondable, es tan enigmática como incompleta: “Lo hice por ella”.
¿Pero quién es ella? El psiquiatra Andrew Marlow, convencido de que es capaz de hacer hablar hasta a una piedra, no consigue sacarle nada a su misterioso paciente. Impulsado por una curiosidad profesional que poco a poco va convirtiéndose en una irresistible obsesión, Marlow se embarca en una incesante búsqueda de respuestas que lo lleva a investigar a las mujeres de la vida de Oliver y a internarse en los perturbados paisajes de la mente del pintor. 
 Hasta que el encuentro de unas cartas de amor de más de un siglo de antigüedad le hace descubrir una historia oculta de dramáticas traiciones y pasiones secretas que había tenido lugar en la Francia de finales del siglo XIX, una tragedia en el núcleo del impresionismo francés que tal vez contenga la clave del misterio de Oliver.  
No había leído nada de Elizabeth Kostova. Lejanamente ubicaba su primer y exitoso libro, La Historiadora, sin embargo nunca lo había comprado. En las solapas de los libros de Dan Brown figura una foto de aquel libro. Lo único que sabía era que se trataba de una búsqueda de la tumba de Drácula (corríjanme, por favor, si me equivoco), sin embargo no he leído ese libro. Sí, lancen piedras. Nunca he leído el clásico de Bram Stoker. Pero bueno, estoy divagando. Este primer acercamiento con Kostova fue increíble. Disfrute mucho de este libro, y me mantuvo pegado a las páginas durante los días que estuve con él.
El rapto del cisne es una historia de amor y obsesión, de arte y psicología, de historia antigua y de enigmas. 
Andrew Marlow es un destacado psiquiatra norteamericano. En sus ratos libres pinta paisajes y se dedica a disfruta de una apacible existencia. Su reputación de “ser capaz de hacer hablar hasta a las piedras” resulta decisiva para que John García el entregue el caso de un afamado artista que, por razones desconocidas, atacó a un cuadro de la Galeria Nacional de Arte. Su explicación, por lo menos insatisfactoria, es <>. Su nombre es Robert Oliver, y se niego a hablar. Se sumerge en el más arduo mutismo y se niega a dirigirles la palabra a los doctores que lo han tratado. Marlow acepta el trabajo, y poco a poco comienza a interesarse más por aquel enigmático artista.
Sin embargo, pese a su talento, Andrew Marlow no consigue ni una palabra de su paciente. Robert se dedica a pintar a una misteriosa mujer dentro de su habitación. En sus escasos “diálogos” Robert le dice que hable, si quiere, con su ex, o con una mujer llamada Mary. Pasmado, el doctor Marlow sale de la habitación y comienza a repasar la historia clínica de Robert.
Poco a poco el misterio comienza a tejerse. Impulsado por una curiosidad totalmente alejada del área profesional, Marlow comienza a obsesionarse con este misterioso hombre, y busca por todos los medios alguna pista que lo ayude a comprender lo que sucede. Se decide, entonces, a hablar con Kate, la ex mujer de Robert Oliver.
No pretendo hablar muchas más cosas sobre la trama. Solo les diré que el encuentro con unas cartas antiguas del siglo pasado, relacionadas con una mujer muerta, el amor de Robert, detonarán toda la investigación. Los detalles de la vida de Robert comienzan a salir y el lector, ávido de preguntas e información, devora las páginas con el fin de desentrañar el enigma.
Los personajes están muy bien caracterizados. Todos están dotados de una complejidad psicológica muy interesante, y escucharla de boca del protagonista, Marlow, resulta más interesante aún. A través de la narración somos testigos de la forma en que cambiaron los personajes. Enfrentados a tragedias, amores no correspondidos e impotencia ante las adversidades de la vida, los personajes hacen lo posible por sobrevivir. La historia la narra, principalmente, Marlow; salvo las cartas que aparecen en la obra y los monólogos de ciertos personajes. El uso del lenguaje del psiquiatra es muy interesante. Él incluye sus impresiones médicas sobre los otros personajes, sin embargo analizarlo a él es lo más importante. Su vida estructurada cambiará luego de conocer a Robert Oliver. 
Los lugares están muy bien descritos. Durante la novela nos topamos con distintos y exóticos escenarios, en distintos continentes. Todos importantes para el desarrollo del misterio, los lugares ocultan ciertos secretos. Generalmente la acción transcurre en norteamérica, sin embargo los protagonistas se trasladan a otros lugares conforme a las necesidades de hacerlo. Cuando saltamos a la época victoriana realmente sentimos que caminamos junto a los personajes de “esa trama”. La escritora maneja muy bien el lenguaje, y narra la obra de una forma ominosa y dinámica, sin hacer que el lector sienta que el libro es pesado. Las palabras están muy bien cuidadas y la narración es prolija. 
Una de las cosas que más me llamó la atención es el conocimiento de la escritora sobre arte. Quizá a las personas que no les guste el arte sentirán un poco pesada la novela, aunque no creo que eso sea un impedimento para disfrutarla. Elizabeth Kostova realizó un master en bellas artes, y eso se nota. El conocimiento técnico se entrega al lector de forma amena, y una vez finalizado el libro uno acaba con la sensación de haber aprendido algo nuevo. La técnica es descrita, generalmente, a través de conversaciones de Robert con sus alumnos, y nos sentimos parte de la clase. 
La trama es sólida y dinámica, con giros sorpresivos e interesantes que dejan al lector pensando en qué podrá suceder. Al principio barajaba mis teorías sobre quién es Robert, pero pasadas las páginas comprendí que no tenía ni la más mínima idea de quién podría ser. Claro, es una novela de misterio; pero El rapto del cisne se me antoja más que eso. El libro se construye, básicamente, sobre tres tramas: la investigación de Marlow, las cartas y los capítulos dedicados a ese periodo (1850 en adelante) y la época en que Robert enseñaba. Un pasado, un pasado lejano y el presente. En ningún momento uno se confunde entre los personajes, pese a que unos tienen un nombre muy parecido. La intriga que producen los cliffhangers que realiza la escritora al finalizar cada capítulo (son cortos, y muy dinámicos) nos deja con ganas de seguir conociendo más de cerca de alguna de las tres tramas. Lo mejor es ser paciente, y disfrutar el orden dispuesto por Kostova.
Quedé con muchísimas ganas de ver alguno de los cuatros pintados por los protagonistas. Busqué en internet pero no encontré nada, salvo el cuadro que inspira a la portada de la novela, y que también se describe en el libro.
Leda, de Francois Picot.
El arte, como de habrán dado cuenta, impera en la novela. 
La historia, además del arte, se sustenta en un conocido mito griego, que paso a explicar a continuación para que comprendan un poco más la historia.

Zeus se enamora de Leda, una hermosa mujer griega. Sin embargo su amor es imposible, pues ella es una mujer casada. Pero a Zeus esto no parece importarle. Impulsado por el deseo y el amor que siente se convierte en cisne, y se acerca a Leda quien, un día, reposa desnuda a la orilla de un lago. Existen dos versiones sobre el final de esta historia: la primera, Zeus, con forma de cisne, viola a Leda; y la segunda, Zeus, también con forma de cisne, seduce a Leda hasta que intiman. Luego de aquel encuentro Leda vuelve a casa e intima, además, con su marido. Concibiendo posteriormente a dos pares de gemelos, cada par con un padre diferente.

En resumen, El rapto del cisne es una novela ágil y profunda, sobre el amor, los sentimientos no correspondidos y la obsesión, y sobre cómo la pintura y el arte pueden cambiar la vida de las personas.  La recomiendo muchísimo tanto a los que les gusta el arte como a los que no. En lo personal me gusta, pero no tanto como a los personajes, sin embargo luego de leer el libro me han dado unas ganas inmensas de ir al museo de Bellas Artes que hay en la capital. A ver si antes de volver a clases logro ir. 
Anuncios

25 comentarios sobre “El rapto del cisne, de Elizabeth Kostova

  1. Magnífica y trabajada reseña!

    La verdad, no recordaba a la autora pero al mencionar La Historiadora ya me he ubicado. Empecé el libro pero al final tuve que dejarlo, lástima, quizá en otro momento. En cambio el que presentas hoy tiene muchos atractivos, al menos para mí, tomo nota. Gracias.

  2. ¡Fantástica reseña! No me había llamado en principio este libro, que leí La historiadora hace tiempo y no fue un libro que me gustara mucho. Pero después de leerte, creo que le daré de nuevo una oportunidad a esta autora, que, por lo que cuentas, creo que este libro puede gustarme mucho más.
    Besotes!!!

  3. Ya me había fijado en esta novela pero no había visto ninguna reseña, me ha encantado y el libro también estoy segura de que me gustaría, intriga, arte… me lo anoto
    besos

  4. YO leí La historiadora hace años y me gustó bastante.
    Ésta me la han prestado pero aún no había leído ninguna reseña sobre ella. Ni que decir que con la tuya me han dado ganas de empezarlo ya.
    Un beso

  5. Por eso me sonaba el nombre, es la autora de la Historiadora. Yo me lo leí hace unos años, y la verdad es que me gustó mucho, es una revisión del clásico de Drácula y una historia bastante compleja. Pensé que sería una de esas escritoras que solo sacan un libro, pero me alegra ver que no. Y es interesante ver que cambia de registro. Habrá que echarle un vistazo al libro.

  6. Yo he leído la Historiadora y la verdad es que me encantó!!!Pero también me llevó tiempo leerla.
    Esta nueva obra nno la conocía pero me ha llamado muchísimo la atención.
    UN saludo!

  7. doctorlecter : Qué bueno que te gustó La Historiadora. He leído críticas muy disparejas de ese libro. Tengo que leer primero Drácula, para ambientarme. Estaré atento a por si lo lees.
    Saludos.

  8. Lesincele : Qué bueno que te gustó tanto La Historiadora. Tendré que leerla pronto. Espero leas este. Se ve que la autora maduró más con esta novela.
    UN saludos a ti también 😉

  9. Margari : ¡Gracias, Margari! He leído ese comentario en varias partes “no me gustó mucho La Historiadora”. Este no tiene mucho que ver con el otro libro, sinceramente.
    Un abrazo.

  10. Hola, Pablo! No te preocupes, yo tampoco me he leído el de Bram Stoker, no eres el único. Pero yo le voy a poner remedio este año. Me he apuntado a un reto (lo puedes ver en el blog) para leer la obra o ver una de las adaptaciones cinematográficas.
    De esta autora tengo La historiadora y no te rías pero lo empecé hace algún tiempo y me daba tan mal rollo y tanto miedo que lo dejé. Supongo que era un mal momento para esa lectura. Pienso retomarla y leerla hasta el final. De esta no puedo opinar pero no pinta nada mal…
    Besos,

  11. Me encantó este libro y, al igual que tú, busqué infructuosamente el cuadro en cuestión desde el momento en que sale que está en el museo. Luego seguí buscando el resto y, al final, decidí quedarme con Leda atómica, cuya modelo femenina fue Gala, la mujer del autor.
    Tengo que decir que repetí con la autora pero no con la misma satisfacción. Una pena
    Besos

  12. Carmen : Bien, al menos no soy el único que no ha leído Drácula… aún. Revisaré el reto en un blog, a ver si me apunto. He leído varias críticas negativas, que dicen que ese libro no es tan bueno. Espero lo termines para leer tus impresiones.
    Un abrazo.

  13. Lo del UN es por el teclado del trabajo que va mal xDD, de hecho si comento por las mañanas esta semana casi todos los comentarios me salen así xD.
    Un saludo!(ahora estoy en mi casa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s