LOS JUEGOS DEL HAMBRE. ¿Cuánto se puede disfrutar un libro? ¿Cuánto puede durar ese “disfrute”? Tenía muchas ganas de leer el libro, desde hacía tiempo, y ayer, cuando lo comencé, inmediatamente me di cuenta de que lo iba a disfrutar. Y no es para menos: la novela me duró menos de un día entre las manos. Adictiva, trepidante, profunda, y muy, muy emotiva,  Los juegos del hambre es mucho más que el best seller de moda.
Cuando el nombre de Primrose Everdeen es escogido mediante un papel en una bola de cristal para ser la tributo del distrito 12 de Panen, Katniss, su hermana, no duda en ofrecerse como voluntaria. ¿Tributo? ¿Panen? Quizá ustedes se sienten algo perdidos , así que le antes de comenzar a comentarles mis impresiones de esta gran novela, les mencionaré algunos aspectos de la misma.
En el pasado, una guerra destruyó a Norteamérica, reduciendo todo a un territorio llamado Panen, subdividido en 12 distritos gobernados bajo el poder totalitario del Capitolio. La pobreza, la desesperación y el olvido de los distritos contrastan con la vida del Capitolio, caracterizada por los lujos, la comodidad y la alta tecnología. Es esta tecnología la que ayudó a vecer a los distritos que osaron rebelarse en el pasado, uniéndose los 13 de la época para luchar contra el Capitolio. El resultado de aquella rebelió fue terrible: el distrito número 13 fue totalmente destruido (en el libro, según Katniss, aún es imposible ir a los territorios que utilizaba antes aquel distrito, pues el calor y la radiación del ambiente producida por las bombas es aún demasiada) y la pobreza aumentó. Cada distrito fue asignado con una tarea determinada; así como el Distrito 1 es el encargado de producir lujos y riquezas para el capítulo, tenemos también la antítesis del Distrito 12, encargado de suministrar carbón. Pero hay un saldo más provocado por aquella guerra. Un resultado crudo y humillante ideado por el Capitolio para mantener a raya a los distritos y evitar así futuras rebeliones. Decididos a asestar el golpe definitivo, el Capitolio crea un espectáculo televisivo, un reality show moderno, llamado Los Juegos del Hambre, cuyo fin es enviar a un territorio alejado a 24 tributos, dos por cada distrito, a una lucha a muerte por la supervivencia en donde sólo uno será el ganador, y gozará de riquezas eternas y ayuda para su distrito. 

Para hacer aún más humillante el asunto, Los Juegos del Hambre se transforman en una festividad. Todos llegan a las correspondientes plazas de cada distrito, bien vestidos y arreglados, fingiendo alegría y gozo, ocultando el miedo, la ansiedad y la desolación, para esperar la elección de los dos tributos que los representarán en Los Juegos. Estos tributos tienen entre 12 y 14 años, y aparecen en la bola de cristal (más bien pecera. Es un recipiente de cristal en donde se introducen papeles con los nombres, de los cuales surge uno que representa al chico y otro a la chica) más de una vez. El primer año cada nombre figura una vez; a los 13 años, o sea al año siguiente, el nombre aparece dos veces; a los 14 tres veces y así sucesivamente. También es posible agregar más veces un nombre, y así el tributo adquiere comida para su familia durante un año… y más posibilidades de salir elegido. Creo que, como contexto, basta por ahora.

Les contaba que Katniss se ofrece voluntariamente como tributo con el fin de sustituir a Prim, su hermana, en Los Juegos del Hambre. Aquello surge como un impulso involuntario, pues para Katniss su hermana es lo más importante del mundo. No lo piensa, sólo exclama su decisión y camina al escenario. 

Katniss es una chica de 16 años que ha debido madurar antes de tiempo y asumir el rol de padre y madre en una familia marcada por la tragedia. Su padre murió en un accidente en las minas de carbón del distrito, y su madre cayó en un estado de shock que la deja acostada casi todo el día. Katniss debe cazar para llevar alimento a su casa, aunque eso significa salir de los límites establecidos por el distrito y arriesgar su vida. Es por esto que, en cierta forma, ya se imagina qué es lo que le espera. Para ganar Los Juegos del Hambre será necesario que asesine a todos sus contrincantes, o verlos morir en batallas entre ellos. Pondrá a prueba sus habilidades de cazadora, de superviviente, para cumplir la promesa que le hizo a su pequeña hermana: volver sana y salva a casa. 
Es ella, precisamente, quien nos cuenta la historia, en presente y en primera persona. Observamos que su carácter es fuerte, luchador, frío; sin embargo en su interior revolotean sentimientos que ha decidido callar, por el bien de su familia. Los Juegos lo cambian todo.  Se verá obligada a crear lazos con otros competidores, surgirá una tierna y frágil historia de amor, alejada de los clichés juveniles que tanto me irritan.

El rol de la televisión en la sociedad: realities y matar por diversión.

Como mencioné anteriormente, Los Juegos del Hambre corresponden a un programa televisado por todo Panen, trasmitido en pantallas gigantes en todas las plazas de los distritos, en señal abierta y de expectación obligada: todos deben mirar los juegos, o serán sancionados. Efectivamente corresponde a una manera más de humillar a la población y acallar los impulsos revolucionarios.

¿Cuántas veces hemos comentado con amigos o familiares que encontramos que la televisión se ha degenerado, ha pasado a ser morbosa y de entretenimiento grotesco en ocasiones? Claro, quizá estoy exagerado: Ver a un grupo de idiotas la farándula encerrados en una granja con una que otra pelea a puño limpio no se compara a 24 adolescentes matándose entre sí por lograr la supervivencia. Pero no me sorprendería que la televisión fuese más brutal con el paso de los años. En ese sentido es posible afirmar que la televisión sirve como un reflejo de los problemas de la sociedad actual. Poco a poco “Las noticias” han pasado a llenarse de asuntos de farándula nacional o internacional. Sí, vale, es entretenido comentar que a X persona le fue mal en una película y lanza comentarios ácidos al guionista o a la audiencia, qué sé yo. Pero cuando ese X comienza a hacer escándalos cada vez menos creíbles, a vender su vida pública, con el fin de figurar unos minutos más en los noticiarios es deplorable, vergonzoso, patético y repugnante. ¡Ten dignidad, X, por favor!
En la novela Los Juegos sirven como una diversión para los sectores altos de la sociedad, sin embargo el verdadero motivo de su existencia radica en la humillación de la población. Entre todo el ambiente opresivo y cruel de los juegos, no obstante, algunos jugadores quieren ser tal y como son siempre; desean preservar ante todo sus valores personales, y no matar por matar. Claro, finalmente tendrán que hacerlo, para sobrevivir. 


Los Juegos del Hambre es
más que un best seller de moda. La historia es adictiva, la trama redonda. El uso de giros de trama plausibles e inteligentes mantiene al lector en vilo. La sucesión de acontecimientos está bien tramada y no desentona en ningún momento. En la novela encontramos todos los ingredientes del éxito: personajes carismáticos que identifican al lector inmediatamente, situaciones límite que nos dejarán sin aliento, una manera de narrar simple, directa y efectiva; y, finalmente, una idea con contenido. La novela es una crítica abierta a la sociedad, y posee múltiples lecturas. Me gusta leer novelas así: rápidas, entretenidas y con contenidos.

La descripción de los entornos recorridos por los tributos es directa y efectiva: todo transcurre como una película en nuestra mente y necesitamos continuamente saber qué pasa pues el cariño que lo cogemos a los protagonistas es inmenso. Los escenarios son de lo más simpáticos y agradables para el lector. El contraste entre los entornos del Capitolio y los de los distritos dan para pensar, y nos plantea ciertos puntos con los cuales el lector reflexionará seguramente.

La novela tiene momentos para todos los gustos. Hay escenas extremadamente crueles, que dejarán al lector sin aliento y preguntándose el por qué de todo. Tendremos escenas alegres y hasta divertidas que nos sacarán más de una sonrisa en aquel contexto hostil. Y, lo más importante, nos toparemos con escenas muy emotivas, cargadas de sentimiento, que permanecerán en la mente del lector durante mucho tiempo y lo harán recordar con nostalgia y tristeza a ciertos personajes. Hay momentos memorables, que determinarán los futuros acontecimientos. Cuando nos topamos con escenas ocurridas en la pobreza de los Distritos se nos acaba el aliento, y sentimos ganas de abrazar a nuestra protagonista y darle ánimo y fuerzas, pues todo el peso cae sobre sus hombros.

Como decía los personajes están bien trazados y poseen definiciones características que se verán puestas a prueba bajo el clamor de la batalla. Destacan entre todos Katniss, Peeta (el chico del distrito 12, que acompaña a Katniss) y otros secundarios. Psicológicamente es interesante analizar cómo los juegos interfieren en sus mentes, en algunas más que en otras. Porque en sobre todos, lo quieran o no los protagonistas, los Juegos causarán estragos. Serán puestos al límite, estallaran y colapsaran sus sistemas nerviosos, tendrán que soportar actos inhumanos y procurarán sobrevivir a un ambiente hostil.
En conclusión Los Juegos del Hambre es una novela adictiva y bien construida. Con ambientes interesantes, una atmósfera cruel y opresiva, personajes definidos y un mensaje de fondo. Corresponde a la primera parte de una trilogía continuada con En llamas y Sinsajo, todos publicados actualmente tanto en inglés como en español. 


Suzanne Collins tiene otra saga, iniciada con Gregor y la Profecía del Gris. Leí ese libro a los 11 o 12 años y me encantó. Lo he leído en total dos o tres veces. Esta escritora sabe cómo emocionar y entrener al lector, en partes iguales. Ahora me dispongo a comenzar En Llamas, y espero que me dure un poco más que el anterior. Un día es poco tiempo, ¿o no?

Anuncios

27 comentarios sobre “Los juegos del hambre, de Suzanne Collins

  1. Está claro que te ha encantado… ¡me alegro! no es mi estilo, pero mira, al menos tienes otros dos esperándote y seguro que te gustan también…
    un beso!

  2. Buena reseña. Lo tengo apuntado, este tipo de libros también me gustan aunque no sean específicamente para mi edad. ;D

    (Te he dejado un comentario donde no debía mientras miraba el intercambio, lo siento, bórralo si quieres)

  3. Menuda reseña te has marcado!!
    En mi caso lo cogí pensando que iba a ser la pera, me pareció muy entretenido, mucho. Pero cometí el error de leer los tres seguidos y me saturé, además van de más a menos…
    Besos

  4. Cada vez que leo reseñas como las tuyas más ganas de dan ganas de leer ete libro!

    Creo que lo que me interesa de este libro es que, a diferencia de lo que suele estar de moda en campo juvenil actualmente, este libro sí tiene “contenido”, no romances demasiado azucarados y sin fundamento.

    Tu reseña excelente! ^^ Saludos!

  5. Genial tu reseña como siempre, yo tengo ganas de leer estos libros aunque antes no me llamaban mucho, pero después de verlos tanto en los blogs y con tan buenas calificaciones me han entrado ganas
    besos

  6. A mí también me encantó este libro (bueno, la trilogía entera). Supongo que ahora irás a por “En llamas”, no? Espero que lo disfrutes tanto como éste.
    Un beso

  7. ¡Has hecho una gran reseña de “Los juegos del hambre”! Esta mañana vi tu comentario en mi blog, en el que decías que habías disfrutado muchísimo de la novela. Ahora he podido comprobarlo. ¡Sólo espero que sigas disfrutando igual con las otras entregas, seguro que no te defraudan! Un abrazo.

  8. Madre mía, lo que la has disfrutado!! Me alegro mucho por ti, aunque no comparto para nada tu opinión.

    Me resultó una novela entretenida, pero poco más. Sobre todo por dos cosas: primero, que no me parece original, habiendo visto y leído Battle Royale y La larga marcha. Me pareció un mix de esas dos cosas. Y segundo, porque no me termino de creer que nadie se alce ni proteste, (o mate a los representantes del Capitolio) en los 70 y pico años que se llevan celebrando los Juegos. Semejante muestra de crueldad sin ninguna protesta, no me terminó de resultar creíble.

    Así que sí, me entretuvo, veré la peli, pero no es ni de lejos de mis lecturas favoritas. Aún así, repito, me alegro mucho que la hayas disfrutado tanto.

    Flojea un tanto a partir del segundo, sobre todo porque flaco favor le hace la primera persona a la historia, que no queda bien (y retrasa el ritmo) en el segundo y el tercero. Pero ya nos dirás qué te parece a ti.

    ¡Besines!

  9. Estupenda reseña, como siempre y en tu línea, con la que estoy totalmente de acuerdo, en cada una de tus impresiones, incluída la del futuro que le espera a la televisión en general. A mi me ocurrió lo mismo que a ti: una vez empezado el libro y en el primer capítulo, ya no pude parar. Porque no puede ser más adictivo. Y estoy esperando a que estrenen la película aquí en España, porque voy a sucumbir como una tonta.

    Un beso.

  10. Pues me da que el segundo no te va a durar nada tampoco je je, yo devoré los tres en poquísimos días, fíjate si tenía vicio que me fui a la otra punta de mi ciudad a buscarlo porque en mi biblioteca no lo tenían, a mí me gustó mucho y estoy deseando ver la peli a ver si está a la altura. Un abrazo

  11. Quadern de mots,

    ¡Gracias! Lo de la edad no importa mucho. ¿Sabes? Yo leí comencé a leer la trilogía Millenium a los 12 años, jejeje. Hasta el librero me miraba raro. Pero bueno…
    No te preocupes por el comentario 😉
    Un abrazo.

  12. Shorby,

    Pues a mi me encantó la trilogía, siceramente. Lo más increíble es que, textualmente, la saga engancha desde las primeras páginas. ¡Es genial!
    Un abrazo.

  13. Lady Boheme,

    ¡Cómo espero siempre tus comentarios! Al menos te entretuvista, ¿cierto? Lo que más destaco de esta saga es la forma que tiene de acercar a los jóvenes a la lectura. Yo no leí Battle Royale, me enteré de su existencia una vez leído LJDH. La larga marcha la leí, me impactó, y me gustó mucho; pero no creo que tenga mucho que ver. A mi también me pareció curioso lo de que nadie se haya alzado ante el Capitolio, pero bueno… Tenián el mal recuerdo de la rebelión pasada, ¿o no?
    UF, a mi me gustó más el tercero. Pero bueno, para gustos… los colores 😉
    Un abrazo 😉

  14. Mila,

    Creo que estoy convencido: soy el único que le gustó más el segundo y el tercero, jejeje Pero bueno, que la saga entera es muy entretenida.
    Un abrazo.

  15. Sí, sí, me parece entretenido y como lectura juvenil es un buen libro, pero no puedo evitar verlo como un mix entre Battle Royale (son películas, creo que hay cómics, pero yo he visto sólo la primera peli) y La larga marcha. Bebe de los dos.

    Por supuesto que para gustos los colores, y a mí en general, la trilogía me gusta por igual, pero sí que noté que se ralentiza por la narración, cosa que no pasa en el primero. Creo que habría ganado puntos de haber pasado a una tercera persona del pasado…

    ¡Besines!

  16. ¡Mira que no había notado eso! Creo que realmente se habría mejorado un poco con la tercera persona del pasado. La primera persona del presente quedaba perfecto en LJDH, entregaba acción y rapidez a la historia.
    Mi favorito es Sinsajo, ya verás la reseña )

    ¡Un abrazo!

  17. Carol,

    Me duraron una semana los tres, jejeje. La saga me gustó muchísimo. Aún no he podido ver la película, por temas de censura, pues aquí está catalogada +18…
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s