El extranjero, de Albert Camus



Me gusta más ésta portada que la de mi edición.
 Este es uno de esos libros que quedan en tu memoria una vez leídos. Fue el tercer libro de la clase de literatura (o Lengua, mejor dicho) de este año, según el plan de lectura. No conocía a este escritor. Tengo otro libro de él, La Peste, pero lo conseguí cuando me enteré de que Camus era tema en la clase. 
En Chile salió una colección de libros —creo que todavía está disponible, para los que le interesa— en las gasolineras Copec, parte de una campaña de fomento de lectura. Los precios eran buenos, y aproveché de comprar varios libros, entre ellos éste. Los mostré en un IMM pasado, si mal no recuerdo.
Creo que me estoy moviendo por las ramas. Basta con decir, antes de comenzar esta reseña, que este libro es un deleite para los lectores que buscan historias profundas y con un trasfondo psicológico social interesante
EL EXTRANJERO cuenta la historia de Meursault, un hombre quien, pese a tener la libertad de un hombre hijo del progreso, es un extranjero de sí mismo y del entorno.
En Argel, la historia de Meursault se va desarrollando. La historia se desencadena —o se comienza a contar, mejor dicho; porque la vida de Meursault aparentemente ha sido siempre así— cuando la madre del protagonista muere, y una lacónica carta le anuncia este hecho. La apatía de Meursault se nos enseña desde este punto. La indiferencia del dolor se ve representada por la perspectiva que tiene él sobre la realidad que ahora se cernirá sobre él.
 Las cosas no cambiarán, porque no compartía tiempo con su madre desde que la dejó en el asilo. Meursault está consciente de que su vida será igual, así que no se preocupa más allá de lo indispensable.
Su vida sigue. Pero algo más alterará la vida de nuestro protagonista. En un confuso incidente, Meursault se convierte en un asesino. Dispara contra un árabe y le da muerte. Pese  a saber que es inocente, según él, no intenta nada. El juicio se inicia, y el peso de la novela aparece. En este retrato de la sociedad de la posguerra el autor traza un cuadro visionario sobre lo que podría y no llegar a ser el hombre, en un futuro quizá no muy lejano.
Camus, un hombre visionario.
Con el pasar de las páginas el lector, inevitablemente, se identificará con ciertas actitudes del protagonista. No, quizá no encontrará semejanzas con el hombre total de Meursault, pero ciertos aspectos de su personalidad nos llamarán la atención particularmente. 
La evolución de la sociedad a través de las décadas, pasando por guerras, guerras mundiales; disputas territoriales, económicas; problemas sociales, culturales, políticos, ha sido convulsa, afectando particularmente el modo de pensar de las personas que la conformamos. Lo que antes era un tema tabú ahora es uno cotidiano, lo que antes era importante ya no lo es tanto, y viceversa. Ciertos aspectos de la vida han quedado relegados a un segundo plano, pues lo único importante, además de la rutina de la cotidianeidad, es el desarrollo económico, segundo ciertos estereotipos. Pero en aquella época, la época de Camus, este tipo de vida no era común, ni si quiera plausible para muchos pensadores. Camus, no obstante, previó una realidad que poco a poco, a través del tiempo, ha comenzado a cumplirse.
Finalmente, Meursault es un antihéroe existencialista, que le impone al lector una forma de ver el mundo fría, que no tiene forma de ser destruida. 
Nada, nada tenía importancia, y yo sabía bien por qué. También él sabía por qué. Desde lo hondo de mi porvenir, durante toda esta vida absurda que había llevado, subía hacia mí un soplo oscuro a través de los años que aún no habían llegado, y este soplo igualaba a su paso todo lo que me proponían entonces, en los años no más reales que los que estaba viviendo”
Una narración apática y poderosa.
El estilo narrativo de Camus es bastante especial. Tanto por su forma de contar la historia como la forma en que plasma a los personajes. Sin considerar mucho los sentimientos ni opiniones, a través de la voz del mismísimo Meursault, el lector se entera del acontecer de la historia. Es precisamente por esta vía por la cual comprendemos el mecanismo psicológico de la mente de Meursault.
La descripciones que se encuentran en este relato no son específicamente impactantes, sin embargo la forma en que se describe la vida del protagonista es sin par, increíblemente realista. Es desgarrador y conmovedor, para los lectores, el relato simplista y cotidiano del quehacer de Meursault.
Sobre el título. 
En la edición en español, extranjero, se refiere a que el protagonista es un ente impersonal de sí mismo y de su entorno. Producto de una sociedad dañada, con una mentalidad gris y una perspectiva realista e incierta de la vida, Meursault nos da a entender de que es un extranjero tanto en la tierra por donde se mueve como para él mismo. Pero en la edición original, la traducción literal del título sería “El extraño”. Quizá es un cambio poco relevante, pero me llamó la atención. Son muchos los libros que, al pasar de un idioma a otro, cambian de título. 
Conclusión
El extranjero es una pieza de narrativa contemporánea. Escrita de forma realista y prolífica, nos entrega la idea de un visionario sobre cómo podríamos ser los seres humanos en un futuro incierto, producto del desarrollo social, el cual no va de la mano, lamentablemente, con un desarrollo personal.

“Tan cerca de la muerte, mamá debía de sentirse allí liberada y pronta para revivir todo. Nadie, nadie tenía derecho de llorar por ella. Y yo también me sentía pronto a revivir todo. Como si esta tremenda cólera me hubiese purgado del mal, vaciado de esperanza, delante de esta noche cargada de presagios y de estrellas, me abría por primera vez a la tierna indiferencia del mundo. Al encontrarlo tan semejante a mí, tan fraternal, en fin, comprendía que había sido feliz y que lo era todavía. Para que todo sea consumado, para que me sienta menos solo, me quedaba esperar que el día de mi ejecución haya muchos espectadores y que me reciban con gritos de odio”.

 Fragmento final de El extranjero.

33 comentarios en “El extranjero, de Albert Camus

  1. Me gusta adentrarme de vez en cuando en historias profundas como la que nos muestras. Te recomiendo Desgracia, de Coetzee porque también es una desgarradora historia con un fondo tan realista que resulta perturbador.

    Buena reseña. Tomo noto.

  2. Es uno de mis libros favoritos y Camus uno de los escritores. Es desesperanzador ver cómo Meursault pasa por todo tipo de situaciones y ni siente nada ni reacciona, ni a la muerte de su madre, ni al amor de la mujer que encuentra…ni siquiera al final. Buena reseña. Un saludo

  3. Yo intenté leerme esta novela y fui absolutamente incapaz. A lo mejor todo se debe a que era más joven y no supe apreciarla, no sé. El caso es que me alegra que tú no sólo lo hayas hecho, sino que además la hayas disfrutado.

    Besos.

  4. No he leído nada de Camus, me da un montón de respeto este autor.
    Hace unos años leí La mitad del alma de Carme Riera en el que Camus era un personaje de su libro.
    Besitos.

  5. Una reseña estupenda.
    Me parece fascinante la historia de este hombre ajeno a todo, que nada le afecta ni le hace molestarse…
    Un título que he leído varias veces y con el que repetiré.
    Besos

  6. Xavier,

    ¿Una apuesta? Pues eso sí es algo interesante, jejeje. La historia no es “tan” desgarradora. Es más la forma en que el protagonista narra la historia.
    Saludos.

  7. Azalea,

    Quizá. A muchos compañeros de clase les costó un poco entender la profundidad de la obra. Sí, yo lo disfruté mucho. Y es que me encantan las obras de ese tipo.
    Un abrazo.

  8. Creo que lo tengo por ahí y voy a ver si lo rescato después de leerte que me ha gustado mucho la reseña. Qué buena iniciativa la de las gasolineras esas de tu país, a ver si aprenden otras. Interesante también lo del título original, no lo sabía. Bss.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s