Por motivos de salud mental, no recomiendo a nadie esta saga de libros. En serio, lo digo muy en serio; y es que una vez que se comienza la travesía con Juego de Tronos el lector debe estar preparado para reír  llorar, ponerse nervioso, alegre, enojado, apesadumbrado, relajado, emocionado, y también para sufrir. Sufrir mucho, y es que George R. R. Martin tiene la mala costumbre de matar a esos personajes que el lector adora.

Si por esos motivos de la vida (como haber estado viviendo los últimos años bajo una roca y no saber nada ni de los libros ni de la serie de TV) aún no se ha acercado a los libros, le recomiendo que se aleje, que huya, que los borre de su mente, al menos hasta que salgan todos y los pueda leer de corrido; está advertido, lector…

GEORGE R. R. MARTIN

Nació en 1948 en Bayonne (Nueva Jersey). Se licenció en periodismo en 1970 y publicó su primera novela, Muerte de la luz, en 1977. Tras una carrera deslumbrante como escritor de ciencia ficción, terror y fantasía, pasó a ejercer de asesor y guionista en series como En los límites de la realidad y La bella y la bestia, que lo mantuvieron diez años apartado del género. En la actualidad, Martin es uno de los autores de mayor éxito de Estados Unidos con esta Canción de hielo y fuego que presentamos al lector, cuyos tres primeros títulos han sido galardonados con el premio Locus a la mejor novela de fantasía del año, y el cuarto, A Feast for Crows, vio la luz en inglés en el 2005.


ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS DE JUEGO DE TRONOS, CHOQUE DE REYES Y ALGUNOS DATOS SOBRE LA TRAMA DE TORMENTA DE ESPADAS

Todo, absolutamente todo, se está complicando. En Poniente, el escenario es más que desolador: la batalla de Aguasnegras le dio la victoria a Jeoffrey, el Rey, aunque es más bien un reinado Lannister que Baratheon; Invernalia fue destruida por el traidor (maldito infeliz desgraciado, espero te coman y escupan los lobos) Theon Greyjoy; Bran y Rickon son dados por muerto, pero siguen merodeando y se dirigen al muro; Robb, el Rey del Norte, es más bien el Rey que perdió el Norte; y la guardia de la noche se prepara para algo terrible. Pero eso es solo la punta del iceberg en esta novela épica, magistral e increíble.

Pero vamos por parte, porque son tantas las cosas que se suceden aquí es fácil perderse.

En la pasada batalla de Aguasnegras el ejército de Jeoffrey, maldito mocoso, gana gracias a la astucia del siempre astuto Tyron, quien decide usar fuego dragón en el río para detener el avance de Stannis. Este último, sin embargo, parece guardar ciertos secretos que podrían inclinar la balanza a su favor en los tomos venideros. Acusado por muchos de haber asesinado a su hermano Renly a través de una sombra, las cosas en este libro no le sonríen. Y la presencia de Melissandre, la sacerdotisa roja, parece comprobar todas las sospechas. Aquella mujer, adoradora de R’ hllor, sabe que una guerra más importante que la guerra de los Cinco se acerca, y que para que el otro dios no triunfe, es necesario sacrificar ciertas cosas, o a ciertas personas.

Robb Stark se establece en Aguasdulces, e intenta trazar planes para continuar la guerra; no obstante, pese a que ha ganado todas las batallas, sus asesores le hacen ver que podría estar perdiendo la guerra. Catelyn aún se siente culpable por el destino de su familia, extraña a Eddard -Ned- Stark, a su hija Sansa, que vive en Desembarco aún, y a la desaparecida Arya. ¿Dónde está esta pequeña? Sabemos que escapó luego de presenciar el asesinato de su padre, que estuvo en Herrenhaal y que se convirtió en un fantasma; que mandó a matar a tres personas y que luego consiguió una misteriosa moneda y dos extrañas palabras: Valar Morghulius, pero sus aventuras no paran y parecen tomar caminos totalmente inesperados para el lector.

Tenemos también lo que sucede con Jon Nieve, el bastardo de Lord Stark que se unió a la Guardia de la Noche, y que luego de matar a Mediamano (según el mismo encargo de este último) se une a los Salvajes, comandados por Mance Rayder, sin embargo lo hace para observarlos en sus planes, pues teme que algo grande está a punto de ocurrir, y que la información que maneja la Guardia no es nada. Detrás del muro, no obstante, se tejen más historias. Tenemos a Sam (el Mortífero), quien se salva de un ataque de milagro y emprende un peregrinaje hacia el muro para regresar.

Más allá del muro, en otras tierras, en otro mundo, se encuentra la gran Madre de dragones, la que no arde, la última (aparentemente) de la dinastía Targaryen… Daenerys. Debo confesar algo: ella me encanta. Creo que es de lo mejor de la saga, y uno de los puntos que me molestaron del libro anterior fue su poca participación, sin embargo todo se ve plenamente compensado en este tomo. EL ritmo que el autor imprime en los acontecimientos relacionados con ella es impactante, y te deja sin palabras. Nunca he había tensionado tanto por una novela, sin embargo los capítulos de Daenerys me dejaban sin aliento. Seguro que a muchos otros les sucedió lo mismo, y es que es imposible resistirse al magnetismo de la gran Madre de dragones 😉

¿Se me escapa algo? Sí, muchísimas cosas, sin embargo no quiero comentarlas para que tengan la oportunidad de poder descubrirlas ustedes mismos.

Si en Choque de Reyes el autor nos mostraba el poder de las conspiraciones, aquí nos enseña cuán dañinas y mortíferas pueden ser las bodas. Suena raro, lo sé, pero es la única de explicar cómo ocurren tantas cosas malas relacionadas con matrimonios. Tenemos por ejemplo la Boda Roja, de la cual no quiero dar muchos detalles. El matrimonio es la única forma de unir casas, y para ampliar el poderío a veces es necesario fusionarse con otros grandes señores. Aquello lo comprende a la perfección Tywin Lannister, la mano del rey, quien no escatimará en crear uniones que satisfagan sus propósitos.

La prosa de GRRM destila maestría y solidez. ¿Qué otro autor crea mundos tan ricos en historia y personajes tan profundos, en el contexto de la fantasía? El autor se maneja a la perfección en cuanto a la descripción de su mundo se refiere. La magia de sus palabras envuelve al lector y lo transportan a un mundo increíble. Su historia es adictiva, muy adictiva. El escritor narra acción, y con un lenguaje rico y cuidado, mantiene en vilo al lector hasta el final. Además de usar las palabras “normales” introduce el lenguaje de la historia, con términos como Khal, o Khaleesi, y unidades de medida propias de Poniente, las cuales serán explicadas en un apéndice del libro, que acompaña a la lista de personajes.

La construcción de la trama es como siempre impecable, con brillantes giros que ya no se limitan solo a una muerte (sin desmerecer el impulso asesino de Martin) de un personaje entrañable. Las alianzas, los “secretos” que se cuentan los personajes entre ellos, los cliffhangers y las batallas pondrán al lector en jaque, esperando siempre lo peor. ¿Quién no ha sentido deseos de exigirle explicaciones a un escritor? Con George R. R. Martin eso sucede mucho, muy a menudo, más de lo que desearíamos. En ocasiones sentimos tanta rabia que desearíamos parar, cerrar el libro y detener la lectura, sin embargo es tan fuerte la adicción que causa esta historia que dejamos todo, TODO, de lado para continuarla.

Quiero concluir esta reseña hablando del final, pero en dos partes:

En primer lugar, me quiero referir al último capítulo de cada personaje. Las cosas terminan mal, muy mal, para todos, indiscriminadamente. Son tan fuertes los golpes de efecto que el lector piensa en todas las infinitas posibilidades que vendrán en los siguientes tomos. Configuramos nuevas tramas, y soñamos con acontecimientos mejores.

En segundo lugar, quiero hablar sobre el epílogo. Me remontaré al final de Juego de tronos por un momento. En aquel libro, de forma magistral, sublime, destacable, emocionante, el escritor finalizaba la historia de la siguiente manera:

Y, por primera vez en cientos de años, la noche cobró vida con la música de los dragones.

Así, el autor se aseguró que todos, absolutamente todos, siguieran la saga, y es que un acontecimiento así, para los que se comprometen con Poniente, no sucede a menudo, y es motivo de emoción. Un final así de impactante aparece aquí nuevamente. Elegantemente abierto, así describo el desenlace de Tormenta de espadas. Es inteligente, es inesperado, es impactante, es de George R. R. Martin. 

Para terminar, sólo puedo decir que nunca antes me había sentido tan atrapado con una saga como por Canción de Hielo y Fuego. La recomiendo, y mucho. Sé que le gustará no solo a los amantes de la fantasía épica. La profundad de los personajes, la calidad de la trama, y la fuerza de la narración, hacen de esta historia un hito insoslayable en la historia de la literatura de género.

Anuncios

23 comentarios sobre “Tormenta de espadas, de George R. R. Martin

  1. Creo que has definido este libro y todos los de la saga perfectamente bien tanto en el primer parágrafo (que me has hecho reír) con lo de la salud mental, como en el final a título de resumen, “Es inteligente, es inesperado, es impactante, es de George R. R. Martin”

    Magnífica reseña.

  2. También lei este tomo hace unas semanas y coincido con todo lo que has señalado, es una saga fantástica, creo que una vez empiezas es muy difícil dejar de leer, en este libro pasan tantas cosas impactantes..
    besos

  3. Maravillosa reseña para un gran libro! Y sí, totalmente de acuerdo en lo de la salud… Llegado un momento no sabía si seguir con este libro. Temía por mi propia vida…
    Besotes!!!

    1. Margari : ¡gracias!, es verdad lo de la salud. Me terminarán internando en un psiquiátrico por culpa de esta historia 😉
      ¡¡No es seguro leer el libro!! Mira que con la prosa asesina de Martin, seguro una espada nos alcanza 😉

  4. No he leído los libros, aún. Conozco la historia por la serie de TV y sé que los libros los disfrutaría muchísimo más, precisamente porque me pondrían mucho mas al borde del ataque de nervios, no podría evitar que se me escapara algún que otro taco que desahogara la tensión y mas de una vez cerraría el libro rabiosa para volverlo a abrir incapaz de apartarme de la historia.
    Probablemente espere a tener todos los libros de la saga para ponerme con ella.
    Besos

  5. Me encanta esta saga, yo me he leído hasta la Danza de dragones y estoy mirando noticias cada poco por si se anuncia algo sobre el siguiente. La verdad que el autor ha conseguido crear un universo completo en sus libros.
    Besos

  6. Me has dejado realmente preocupada, dudosa, angustiada, dubitativa, vamos que vivo sin vivir en mí, y todo por culpa (o gracias) a tu reseña. Verás, me acabo de dar cuenta que vivo bajo una roca, y es que soy de esos especímenes raros que no ha visto la serie, ni tiene referenca alguna sobre esta saga (sí, lo sé, por lo visto es increible) y claro, ahora ya no sé, si obviarlo por mi porpia seguridad y seguir como si nada o de perdidos al libro y acabar de volverme completamente loca. Lo consultaré con la almohada…

    Gran reseña
    Un beso

  7. He preferido no seguir leyendo la reseña, porque lo tengo pendiente y depués de lo de E. Stark no quiero ni pensar quién más va a causar baja de los que más me gustan 🙂 Un beso!

  8. Yo tampoco sé de que va esta saga pero entre tu reseña y los comentarios de todos me habéis animado. Y basta que comentes en el primer párrafo, muy bueno, que no se lea para que me pique más todavía la curiosidad. Así que como dice Lau “de perdidos al libro”
    Bss.

  9. Buenas tardes, Pablo. Muy buena la llamada de atención para los potenciales lectores de la ya famosa saga de R. R. Martin. Por algo será que está muy de moda. Y ahora me imagino yo que habrá dos bandos, los partidarios de Tolkien y los de Martin. He re reconocer que no soy mucho de novela fantástica, con decirte que El señor de los anillos lleva años en la estantería y aún no me he decidido… Pero, bueno, poquito a poco habrá que acostumbrarse a la literatura fantástica pero que no sea demasiado fantástica. Por ahora me quedé en los tiempos de La historia interminable. Saludos.

    1. Francisco : ¡espero haber captado nuevos lectores! Forma parte de un plan maléfico, quiero gente totalmente estresada por todo un libro. ¡¡Es lo menos que consigues después de leer estos libros!! Yo tampoco leo mucha novela fantástica, pero Martin escapa a todos los tópicos. La historia interminable la tengo, la intenté leer, pero la dejé de lado como a la mitad. No me enganchó mucho. La próxima vez que intente seguro lo termino.

  10. Y a mí que me aburre enormemente esta saga, la historia me parece que está muy bien, es muy entretenida, por eso estoy enganchadísima con la serie de televisión, pero al llegar a la segunda parte de Tormenta de Espadas, me dije, hasta aquí hemos llegado, y es que me cuesta un montón leer los libros, el autor se va tanto por las ramas, se enrolla tanto, que me aburre. Sé que está todo el mundo enganchadísimo y me siento hasta rara al aburrirme unos libros que entretienen a tantos, pero me temo que no es mi género. Lo dicho, me quedo con la serie que la historia sí que me tiene enganchada y quiero saber cómo continúa. Un abrazo

    1. carol : ¡¡aburre!! ¿¿aburre?? A mí me gustó la primera temporada de la serie, sin embargo aún no he visto la segunda. El autor tiene muchos personajes, y muchas tramas, pero engancha, al menos a mí. No te sientas rara, jeje, dicen por ahí que para gustos los colores 😉
      Tengo que terminar de ver la serie.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s