Todavía no logro centrar las imágenes sin antes agregar una “leyenda”

Ken Follett, el aclamado autor best seller de Inglaterra, ha estado en boca de todos ultimamente. El invierno del mundo, segunda parte de la trilogía The Century, fue publicado hace poco, y la expectación que había creado luego de la primera parte lo ayudó a llegar a los puestos más altos de superventas. Antes de lanzarme a leer esta trilogia (tengo La caída de los gigantes pendiente en el estante) decidí leer otras novelas del autor. Había leído antes Los Pilares de la Tierra, su gran novela histórica, así que no dudo de su calidad como autor que engancha al lector. Lo comprobé nuevamente con este libro, sin embargo tiene ciertas cosas que no terminaron de convencerme.

Stanley Oxenford es un multimillonario dueño de un laboratorio farmacológico dedicado a encontrar cura a los virus más peligrosos. Trabaja con una gran cantidad de científicos, técnicos y guardias de primer nivel; destaca por sobretodo Toni Gallo, la jefa de seguridad y coordinación de la empresa. Oxenford Medicine se encuentra realizando pruebas para un antiviral que permite curar muchas enfermedades desatadas por virus, entre ellos el peligroso Madoba-2, un potente virus que provoca hemorragias masivas en el cuerpo y provoca la muerte de forma dolorosa.

En vísperas de Nochebuena ocurre un robo del fármaco experimental. El ladrón traspasó todos los niveles de seguridad, y sustrajo además de la muestra médica un conejo blanco usado para experimentos. Aquí empezamos con los “problemillas”. Para hablar de ellos usaré un apartado de spoiler.

SPOILER

Claramente, esta parte es de relleno. Rápidamente se encuentra al responsable del robo, un científico del mismo laboratorio quien, en su soledad, se había hecho amigo del conejo y se lo había llevado a la casa. Intentaría curarlo, sin embargo el conejo lo muerde. Desesperadamente se inyecta el fármaco, pero no resulta y es encontrado muerto por Toni Gallo. Esto ocurre en aproximadamente cien páginas. El lector piensa que de esa historia se desprenderá la trama, sin embargo eso llega hasta ahí. Fue muy vertiginosa y emocionante esa parte, pero podría haber constituido una novela corta (o un relato largo) fácilmente. El lector puede sentirse brevemente aturdido, pues se nos presentan aún más de trescientas páginas. ¿De dónde saldrá otra historia? La sinopsis editorial juega muy a favor, pues me planteé dejar el libro hasta ahí porque si lo demás no tenía real implicancia en la historia (por ejemplo, si se trataba de la investigación o las experiencias de los personajes) prefería leer otra cosa. Pero la contraportada del libro decía otra cosa, y decidí continuar. Hasta aquí el primer traspié.

FIN DEL SPOILER

Cuando la historia se retoma nos damos cuenta de que el verdadero motor del libro no es el robo de las muestras de virus (no del fármaco) sino las relaciones familiares de la familia Oxenford. Durante toda la novela aparecen los problemas que ocurren en esta aparente “familia perfecta”. Surgen nuevos personajes, como las hijas de Stanley: Miranda, una mujer que intenta recomponer su vida y espera contraer matrimonio con Ned, un hombre que al parecer no sabe defender lo que tiene, él tiene una conflictiva hija, Sophie, de un matrimonio anterior, y ella a un niño pequeño, Tom; por otro lado está Olga, una decidida mujer, con una familia sólida, con su marido Hugo y sus hijos Craig y Caroline. Craig y Sophie, de 15 y 14 años, comenzarán a enamorarse, y a descubrir su sexualidad (algo poco oportuno, si leen el libro lo comprenderán)

Pero Stanley tiene otro hijo, Kid. Él, en un intento desesperado por conseguir dinero le roba a su padre, y luego de ese acontecimiento se distancian. Pero hoy, en Navidad, volverán a reunirse, aunque quizá no para aclarar las cosas. Kid guarda secretos aún más oscuros…

En ese ambiente se desarrolla la trama del robo del virus, y no al revés. Esta historia es rápida, adictiva, y una vez que se desata no da tregua al lector. Se desarrolla en pocas horas, y eso resulta a la perfección. Me gustan las novelas thriller que se sustentan en pocas horas de historia.

Como en los libros de Follett, rápidamente congeniamos con los personajes, para bien o para mal. Porque hay personajes desagradables (Sophie, por ejemplo) a los que desearemos ver contagiados con el Madoba-2, sin embargo hay otros que nos mantendrán muy expectantes. Es por esto que pienso seriamente que el autor podría haber utilizado este recurso mucho mejor, porque desperdicia ciertos momentos en los que podría haber dejado al lector realmente de los nervios. Con semejante trama y semejantes personajes, claro que podrían haber ocurrido cosas mejores.

Otro punto que me llamó la atención es la documentación que llevó a cabo el autor. Claro, los personajes pueden establecer claros diálogos científicos en torno a la trama, sin embargo me pareció que en momentos habían más datos de Wikipedia que verdadero conocimiento. Después de lo que el autor hizo en Los Pilares de la Tierra, me esperaba la documentación más exhaustiva, pese a que no tenía nada que ver con un momento histórico particular. Recuerdo gratamente la novela La saga de los longevos. Ese libro sí que estaba bien ambientado científicamente. Aquí, los lectores menos exigentes  encontrarán que el lector sabe mantener la historia en pie con los conocimientos que entrega, sin embargo es necesario un breve paseo por la web para descubrir que manejarse mejor con esos datos (los cuales están regados en el ciberespacio) le habría dado a la historia quizá otro aire.

Antes de terminar la reseña no quiero dejar de hacer hincapié  brevemente, en otro pequeño gran detalle: el final. No es malo, para nada. No es apresurado, sin muy fantástico, ni muy aburrido. Está bien, es el esperado (el obvio, por decirlo de otra manera). Sin embargo el autor agrega un epílogo tan meloso, que si no fuera porque nos cuenta qué sucedió con ciertos personajes luego de los acontecimientos de “esa” Nochebuena, no lo habría leído. Es como el final de Harry Potter VII, un “y todos vivieron felices para siempre” que, pese a que se veía venir, no me gustó que lo describiera tanto. Claro, algunos mueren, algunos salen mal parados, etc, etc; me comprenderán mejor luego de haber leído cincuenta páginas. El final se huele a kilómetros.

Sin embargo, en general, no es un libro malo. Debo reconocer que me mantuvo pegado de principio a fin, no obstante eso no quiere decir que haya superado mis expectativas. Creo no quedé del todo conforme, ¡y es que la sinopsis prometía tanto!  ¿Lo recomiendo? Sinceramente no lo sé. Quizá no colmará las expectativas de los lectores de Cook, sin embargo la historia en general es muy entretenida, lo suficiente como para desconectarse de todo y pasar algunas horas pegado a sus páginas.

 

Anuncios

35 comentarios sobre “En el blanco, de Ken Follett

  1. Parece que no es la mejor novela de este autor. Por cierto que me suena mucho, éste lo debo tener en alguna estantería seguro. Si doy con él lo leeré. Gracias por tu fantástica reseña.
    Un saludo

  2. Bueno, a mí esta me encantó y estuve atacado todo el tiempo. La primera suya que leí y que no me agradó del todo fue “En la boca del dragón”, que va del líder de una comuna hippie al que los van a echar del sitio en le que están para hacer una carretera o algo así, y roba una máquina que provoca terremotos y amenaza con destruir determinada ciudad si no los dejan en paz. Lo mejor es que se centre en lo suyo, que son los libros de espías o históricos.

    1. doctorlecter : Me han recomendado muchísimo ese libro, al igual que “Un lugar llamado libertad” (creo que así es el nombre). Claro que seguiré con más libros de Follett, pero como dices, con espías o mundos históricos. Quiero leer pronto La caída de los gigantes.

  3. Lo tengo en casa…sin leer jeje.
    Y viendo lo que pones…no está mal pero tampoco sabes si recomendarla…espero que a mi me guste más…pero teniuendo en cuenta tu recomendación…lo dejaré esperar algo más.
    Un beso!

  4. Hace muchos años leí varios libros de Follet del estilo del que nos traes hoy, mucha acción, mucho dialogo, intriga…, tuve suficiente.
    Años después Los pilares de la tierra fueron una muy grata sorpresa, lo disfruté muchísimo. Sin embargo su segunda parte Un mundo sin fin fue una decepción. He dudado mucho antes de decidirme por sus últimos libros pero están teniendo tan buenas opiniones que me he decidido y acabo de empezar La caída de los gigantes.
    No creo que me hubiera apuntado este que traes hoy pero desde luego después de lo que nos cuentas ni me lo planteo.
    Besos

  5. Bueno, Follett sabe llevarte al huerto por su estilo, porque es muy fácil leerlo, pero está claro que no es su mejor novela (tampoco la he leído, pero es lo que me sugiere tu reseña).

    Un beso.

  6. Me encanta Ken Follet pero este libro aún no lo he leído, tengo varios pendientes y este entre ellos aunque después de la reseña quizás lo coloque al final de mi lista, pero no lo descarto
    besos

  7. Ken Follet me produce sensaciones encontradas, algunas de su novelas me encantan y otras me crispan, cuando doy con una de estas últimas me paso meses sin leerlo, pero pasado un tiempo “le perdono” y vuelvo a las andadas, lo bueno de tu reseña (que es muy buena, por cierto), es que me avisa y no me lo compraré.
    Aprovecho para seguirte, tus reseñas me encantan. Besos

      1. Ángela : raro que haya salido anónimo, ¡qué bueno que comentaste otra vez más abajo! Tampoco es tan malo el libro, solo que no cumple las expectativas que anuncia en la contraportada.

  8. Hace años que leí este libro, me has refrescado la memoria. Mi lectura actual también es de Kent Follet, acabo de empezar “La caída de los gigantes”, ya iré contando.

    Gran reseña. Un beso

  9. Un lugar llamado libertad es muy bueno, de sus mejores libros, tipo Rob Roy, no dudes en leertelo. La Caída de los gigantes me gustó mucho, y te da mucha información sobre por qué se produjo la 1ª Guerra Mundial (yo no tenía ni idea). Ah, y si te gustan los libros al estilo de la serie 24, te recomiendo otro libro de Follett, Doble juego, de un tipo que está amnésico y no recuerda quién es ni nada, y tiene 72 horas para recuperar la memoria ya que el futuro de la carrera espacial depende de ello. Me lo he leído por lo menos tres veces. Y también tienes Utopía, de Lincoln Child, que transcurre en 36 horas en un parque de atracciones todo robotizado, que es controlado por unos criminales.

    1. Sí, Follett tiene esa gracia: mete información y uno no se da cuenta y la aprende, A mí me pasó con Los Pilares de la Tierra. Por eso quiero leer nuevamente una novela histórica de él.
      ¿Lincoln child? A ese no lo conocía, pero si dices que es de acción rápida, lo tendré en cuenta. Admito que me encantan esas historias.

      1. Lincoln Child y Douglas Preston escriben los libros juntos, no sé si te suena el agente Pendergast, pero aparte también los escriben por separado, y en general son bastante adictivos, con un ritmo muy rápido.

      2. doctorlecter : sí, si me suena. Me refiero a los autores. Tengo un señalador de uno de sus libros, ahora recuerdo. Tendré en cuenta alguna de sus novelas. Mirando en internet, hay buenos comentarios.

      3. De Preston y Child me pasa como con Follett y Grisham, que me he leído todos sus libros menos el último. Así que si quieres recomendaciones, ya sabes dónde estoy.

  10. Leí este libro hace mucho tiempo y lo cierto es que me acordaba de pocos detalles, solo la trama en general y tu reseña me ha ayudado a recordar.
    A mí me gustó bastante, aunque lo cierto es que ningún libro de Ken Follet me ha defraudado hasta ahora.
    Entiendo lo que dices de la falta de documentación científica, lo que ocurre es que no es que no seamos exigentes -que también-, es que quizá somos grandes desconocedores del tema y, a poquito que utilice un lenguaje pseudocientífico, nos convence fácilmente.
    Mi hermano es arqueólogo y no puede con los “errores” del Oso Cavernario, sin embargo a mí me encantó toda la saga.
    A mí me pasa en otros aspectos que conozco mejor.
    Pero, en general están pasablemente documentadas y, como bien dices, son adictivas.
    Un saludo

    1. @scen : A mí también me gustó mucho el Clan del oso cavernario, y me pareció muy bien documentado. Tampoco sé mucho sobre el tema, quizá ese es el motivo de “conformismo”.
      Ken Follett es adictivo, eso no se puede negar.

      1. Es curioso que digáis que la Auel no se ha documentado bien, ya que se ha echado como 10 años visitando cuevas por el mundo. Que conste que a mí también me gusta, pero me falta por leer el último.

      2. Yo no sé si Auel se ha documentado o no, y a mí me gustan mucho, muchísimo sus libros y los he leído todos. Sólo digo que a mi hermano, que sí que es un entendido en la materia, le parece que la escritora le ha puesto exceso de fantasía. Seguramente se habrá documentado, pero los escritores no pueden ser expertos en todas las materias -al fin y al cabo lo suyo es la literatura- y por mucho que se documenten siempre se les podrá encontrar fallos.
        Supongo que a Follet le pasa lo mismo y a mí me parece un verdadero entendido, aunque no lo sea.
        Estoy leyendo el segundo libro de la trilogía histórica del Siglo XX y me parece que sabe de historia más que los libros de texto 😀
        Un saludo,

      3. Aunque no sea un entendido, Follett es de los que se documenta, normal si va a escribir una novela histórica, para que todo quede bien puesto. No sé con estos, pero con Los Pilares de la Tierra y su continuación, el primer año lo dedicó exclusivamente a investigar. Pero tampoco hace falta echarse 5 años investigando, digo yo, al fin y al cabo es ficción. Yo el nuevo ya lo tengo en casa, pero a ver si me lo leo entrando el año.

      4. doctorlecter : me encantó el trabajo de documentación del autor en Los Pilares. Todo quedaba tan real, y al final uno siente que aprendió algo. Lo mejor es que el autor no exagera poniendo datos y más datos. No se hace pesado.

  11. Bueno, pues no te lo vas a creer, pero este libro no lo he leído 😀 (todavía jijiji).
    Siento, por tu reseña, que es un poco como “El tercer gemelo”, que también tiene algo de líos de familias mezclados con investigación, y al final no todo sale redondo, pero entretiene, como te ha pasado a ti con este.
    De todas formas, no lo descarto.

    Aprovecho para decir que también me encantó Los hijos de la Tierra, ya que se ha hablado de ello, jejeje. Es cierto que Auel está investigando mucho, por eso tarda tanto en completar la saga, pero quizás al principio no dedicó tanto tiempo a investigar y por eso no hay datos del todo correctos. Es una explicación que se me ocurre, ojo, que no tengo ni idea; lo digo por los comentarios de antes.

    1. Isi : ¡no me lo puedo creer! 😉 Sí, entretiene bastante. He leído el primero de Los Hijos y me gustó mucho. El tema de la documentación es un poco delicado, porque si es mucha aburre, si es poca, fastidia. Me gusta cuando el autor domina el tema y lo introduce de tal forma en la historia que pasa inadvertido. Como esos “thrillers históricos”, estilo Julia Navarro 😀

  12. Sobre gustos, hay para todos los gustos… Por eso, esta es sola mi opinion: “Malisimo…. Trama de pelicula de 4ª, Totalmente previsible, Nada de intriga. En ningun momento hay un giro, un final sorprendente ni nada que se le parezca. Tampoco las relaciones humanas y los sentimientos, son el pilar del libro. Solo entretenimiento MUY BASICO. Una porqueria”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s