Todos los hermosos caballos, de Cormac McCarthy

Todos los hermosos caballos.

Me prometí a mí mismo no comprar más libros por un tiempo, principalmente porque iré a España por dos meses y medio a partir de Diciembre, y todos los ahorros son para arrasar con las librerías de allá. Sin embargo, cuando fui a la Feria del Libro Internacional de Santiago, y me paseé por los stand editoriales, supe que no iba a cumplir mi promesa. La trilogía completa de Cormac McCarthy, en tapa dura, apareció en un estante y no pude sino tomarla y comprarla de inmediato. Me gusta mucho ese autor, aunque solo he leído de él dos novelas: La carretera y No es país para viejos. Esta trilogía tiene muchísimas críticas positivas, ha ganado varios premios y es considerada como un hito en la novela norteamericana. Comencé, entonces, esta historia, lleno de altas expectativas, las cuales no se vieron colmadas del todo.

Título: Todos los hermosos caballos (En la Frontera 1)
Autor: Cormac McCarthy
Editorial: Mondadori
Páginas: 310 + 10 páginas con la lista de títulos de la editorial.
ISBN: 978-84-397-2143-7

Argumento

Ambientada en 1949 en las tierras fronterizas entre Texas y México, la historia se centra en el personaje de John Grady Cole, un muchacho de dieciséis años, hijo de padres separados, que tras la muerte de su abuelo decide huir a México en compañía de su amigo Lacey para encontrarse con un mundo marcado por la dureza y la violencia. Una novela de aprendizaje con resonancias épicas que inaugura un paisaje moral y físico que nos remite a la última epopeya de nuestro tiempo. Un estilo seco para una historia de emociones fuertes, ásperas, primigenias.

Impresiones

Lo primero que comentaré es que me gustó más el estilo de McCarthy que la historia en sí. No soy un seguidor particular de las historias western, y pese a saber que McCarthy escribe muchos libros así me lancé con esta trilogía, ya de culto en todo el mundo. La historia se inicia de forma bastante extraña, y cuesta un poco entender de qué va si no se ha leído antes la sinopsis. Al menos, en mi caso, tardé en poco en engancharme. Luego descubrí que el abuelo de John Grady se había muerto, que su madre quería vender su amada granja, y que las relaciones con su padre ya no daban más; cuento corto, decide largarse a la vida. Sin embargo, son pocas las cosas que se lleva consigo: un poco de dinero, una camisa limpia, y un maletín con cosas de afeitar, como navaja, espuma y brocha. Desde ahí sabemos que lo que planea John Grady es convertirse en adulto. Ya tiene 16 años, y desea tomar sus propias decisiones. Lo acompañará en su viaje su amigo Lacey, también con ciertos problemas familiares, y juntos descubrirán la crudeza del mundo.

En el camino conocerán a un joven de 13 años llamado Blevins, que los acompañará por largo tiempo. Sin embargo el destino, o las circunstancias, se encargarán de separarlos, y de volverlos a juntar nuevamente.

John Grady y Lacey, en la adaptación cinematográfica.

No conecté con la historia. Creo que es pertinente dejar eso en claro. Los personajes no me gustaron, ni John, ni su amigo, ni la chica del primero, ni el padre de esa chica, ni Blevins, ni los caballos. Odio los caballos. Bueno, no los odio, pero tampoco son de mi agrado. Probablemente más de alguno de ustedes se preguntará por qué demonios seguí adelante con un libro del que no disfrutaba ni con los personajes, ni con la trama. La respuesta es sencilla: el autor. Los que han leído algo de Cormac McCarthy saben que es muy especial. Tiene un estilo muy seco, de pocas palabras, pocos (y duros) diálogos, y atmósferas agobiantes. Sus historias son siempre muy poderosas, sin embargo su forma fría, casi indiferente, de narrar, constituyen una combinación ganadora. Es por esto que seguí la lectura. Me gusta McCarthy, y quería seguir escuchando lo que me tenía que decir.

Perdí los dedos en un accidente de caza, digo. En el tiro al pichón. El cañón derecho explotó. Yo tenía diescisiete años. La edad de Alejandra. No es nada bochornoso, pero la gente es curiosa. Es natural. Adivino que la cicatriz de tu mejilla se debe a un caballo.
Sí, señora. Fue culpa mía.
Le observó, no sin simpatía. Sonrió. Las cicatrices tienen el extraño poder de recordarnos que nuestro pasado es real. Los sucesos que las causan no se pueden olvidar nunca, ¿cierto?

El estilo de McCarthy es un cúmulo de simbolismos disfrazados. Es muchas veces triste, nostálgico, en tonos sepia y escala de grices. Me gusta que el autor sea audaz por naturaleza a la hora de narrar, y que no se limite a seguir los cánones, o las reglas. Es único, definitivamente.

Otro punto bastante destacable en McCarthy es la capacidad de establecer diálogos parcos y potentes, de pocas palabras y mucho contenido. A veces, en lo personal, me suenan poco reales. La forma dura y sabia de hablar de, por ejemplo, estos protagonistas no acaba de convencerme. Es como si una luz de sabiduría los iluminase cuando tienen que hablar. Menos mal Blevins no dice muchas cosas “así de poderosas”, porque ahí sí que habría sonado bastante extraño.

¿Has pensado alguna vez en la muerte?
Sí. A veces, ¿y tú?
Sí, a veces. ¿Crees que existe un cielo?
Sí. ¿Y tú no?
No lo sé. Quizá sí. ¿Crees que puedes creer en el cielo si no crees en el infierno?
Creo que puedes creer lo que quieras.
Rawlins (Lacey) asintió. Piensas en todo lo que puede sucederte, dijo, y no tiene fin.

Todos los hermosos caballos es una novela de aprendizaje, de crecimiento, del paso de niño a hombre. La búsqueda de conocimiento escencial que permite pasar de la niñez a la adultez es, quizá, el motor de muchos momentos de esta novela. Los personajes serán obligados a pasar por muchas pruebas y momentos difíciles.

Va a morir, dijo.
Dejaremos que Dios lo decida. Vámonos.
¿No teme a Dios?
No tengo motivos para temerle. Incluso hay una o dos cosas que debo discutir con Él.
Debería temerle, dijo el capitán. Usted no es un agente de la ley. No tiene ninguna autoridad.

Creo que aquí McCarthy quiere ejemplificar la crudeza del mundo real. Porque, en el fondo, los niños no están expuesto a la verdadera violencia del mundo, y cuando se despiden del hogar de los padres deben hacerle frente con armas propias.

La frontera.

La novela también se refiere a la sociedad de los años 50, tanto en Estados Unidos y en México. En algunos momentos, sobretodo los alusivos a la relación que mantienen John Grady y Alejandra, se evidencia el machismo del país latinoamericano. El papel de la mujer se limitaba a estar encerrada en la cocina, cocinando y limpiando, mientras el hombre de la casa manejaba la hacienda, junto a otros hombres. Alejandra, en cierta forma, quiere escapar de ese destino. Está estudiando para ser alguien más.

¿Qué quiere que haga?, preguntó.
Quiero que seas considerado con la reputación de una muchacha.
Nunca fue mi intención no serlo.
Ella sonrió. Te creo, dijo, pero debes comprenderlo. Esto es otro país. Aquí la reputación de una mujer es todo lo que tiene.

La precisión en la prosa del autor eleva inmediatamente cualquiera de sus textos a otro nivel. Tiene frases para leer, releer, y releer otra vez, porque siempre les encontramos más significados. A este punto, es difícil esconder la admiración que siento por este eremita de la literatura norteamericana.

Conclusión

Si la trama me hubiese encantado, la novela sería perfecta para mí. Sin embargo, y aquí un comentario muy personal, los personajes no terminaron de convencerme, ni me agradaron. Si no fuera porque me gusta la forma de narrar de McCarthy no habría seguido adelante. No obstante, no puedo negar que se trata de una obra increíble y poderosa, emocionante, fría, sabia, profunda y violenta. Totalmente recomendable para los amantes del western, y para los seguidores de McCarhty. Me llama muchísimo más la siguiente parte de la Trilogía, En la Frontera, porque tiene otros personajes y otra historia central. En el libro final, se juntan los personajes de los dos libros anteriores. En orden de publicación, las novelas son: Todos los hermosos caballos, En la frontera y Ciudades en la llanura. Sin embargo, cronológicamente, En la Frontera es la primera.

Valoración

4

 

Aclaración: la valoración es en base a un máximo de 5 puntos. Mientras no consiga una barra de puntuación, tendré que escribir solo el número. 

16 comentarios en “Todos los hermosos caballos, de Cormac McCarthy

  1. En mi humilde opinión, hay que leer los libros de McCarthy en el momento ideal, aunque reconozco que resulta difícil adivinarlo sin más pistas. La única obra suya que he abandonado por el momento fue “Meridiano de sangre”. Pero, curiosamente, veo que en “Todos los hermosos caballos”, como no podría ser de otra manera, también están muy presentes la figura de Dios y la muerte.Como te he comentado antes, me han recomendado encarecidamente “en la frontera”, pero el libro que cerrará el año de lecturas McCarthianas será “The sunset limited”. Sé que soy sospechosa, pero este autor ha sido una de mis mejores descubiertas este año. Saludos.

  2. Aún no me he animado con este autor, pero me voy apuntando títulos, que tengo ganas de probar algo suyo. Y por lo que cuentas, a pesar de que la trama no te haya terminado de enganchar, me llama este libro. Aunque que sea el inicio de una trilogía…
    Besotes!!!

  3. Solo he leido “La carretera”, aunque tengo algunos más en mente para leer, uno de ellos es este. Siento que no te haya llegado del todo, aunque en general veo que sí que te ha gustado. Un beso!

  4. Vaya Pablo, no conectaste con la historia. Pasa y a menudo leyendo a McCarthy, yo, hasta ahora me he salvado. Sufrí mucho con Meridiano de Sangre. Me llama mucho la atención lo que dices: disfrutaste mucho del estilo y sólo eso te hace darle cuatro estrellas, entiendo muy bien lo que nos quieres decir, leo a McCarthy casi en expresiones de admiración continuas. El 9 de diciembre tenemos Sunset. Yo leeré la Trilo´gía, espero, en enero. Un abrazo 🙂

    • Jose Martín : Espero leer pronto Meridiano de Sangre, dicen que es la GRAN novela que tiene. El estilo del escritor me encanta, pero la historia no me enganchó mucho. Espero que el siguiente tomo de la trilogía sea mejor. No creo que me apunte a Sunset, es demasiado McCarthy por el año 😉

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s