La Casa de Riverton, de Kate Morton

La Casa de Riverton

Les comentaba en la entrada anterior que estaba viviendo un bloqueo lector, y que esperaba, gracias a Kate Morton, avanzar y salir de ahí. Afortunadamente, esta novela fue todo un acierto. La había intentado leer a principios de año pero por problemas de tiempo no pasé de las 200 páginas. En esta ocasión, un poco más relajado, logré engancharme desde el primer párrafo, gracias a los mismos elementos que hicieron de El jardín olvidado una de las mejores novelas de este año. Sigo sosteniendo que Kate Morton tiene un brillante futuro como novelista. Con un debut literario como La Casa de Rieverton, son pocas las dudas que podrían quedar sobre su talento.

Título: La Casa de Riverton.
Autor: Kate Morton.
Editorial: Suma de letras.
Páginas: 520
ISBN: 9788483650141

Argumento.

Verano de 1924. Durante una rutilante fiesta de la alta sociedad en Riverton Manor, una preciosa mansión a orillas de un lago, un joven y prometedor poeta se quita la vida. Las únicas testigos de ese dramático hecho, las hermanas Hannah y Emmeline Hartford, no se volverán a hablar nunca más.

Invierno de 1999. Grace Bradley, una anciana de noventa y ocho años que otrora fuera doncella en Riverton Manor recibe la visita de una joven directora de cine que está rodando una película sobre el suicidio del poeta. Esa visita convoca los fantasmas del pasado, recuerdos que durante décadas Grace había relegado a lo más profundo de su mente, incapaz de enfrentarse a ellos.

Impresiones.

La Casa de Riverton es la primera novela de la exitosa novelista australiana Kate Morton, autora además de El jardín olvidado, Las horas distantes y The secret keeper (aún no publicado en español). Cuando leí su segunda novela, El jardín olvidado, me di cuenta de que la escritora tenía mucho talento. Orquestó aquella novela de una manera increíble, con notables personajes y maravillosas descripciones, y precisamente por todos esos atributos pensé que esta novela que ahora comento no estaría a la altura. Iba con muchas expectativas, aunque pensando que, al ser su primera novela, podría ser inferior en calidad. Me equivocaba. Disfruté mucho con esta historia, tanto como con El jardín olvidado, y eso es bastante.

Kate Morton nos presenta en esta novela a Grace Bradley, la narradora y protagonista, y la sitúa en primer lugar durante el año 1999. Se encuentra en un hogar para ancianos, y de alguna forma presiente que su vida está terminando. Con más de noventa años tiene motivos de sobra para preocuparse. Sin embargo su existencia transcurre de forma tranquila. Tranquila, hasta que entra en escena Úrsula, una joven cineasta que se encuentra rodando una película sobre los acontecimientos ocurridos en Riverton en el año 1924 y en los cuales un poeta se quitó la vida, en presencia de dos las hermanas Harthford. Grace, de alguna forma, también protagoniza esos acontecimientos. En aquella época era doncella en la mansión de Riverton, y la cineasta acude a ella para encontrar el enfoque que debería tener la película, y orientación sobre datos prácticos.

En ocasiones la protagonista nos estremece con crueles comentarios sobre su vejez. Con ese lenguaje delicado que usa siempre la escritora (que suena natural en la voz de la protagonista, por cierto) se hacen reflexiones sobre la vida, algunas más devastadoras que otras. Me llamó la atención cuando Grace habla de cómo se imagina su muerte:

Mi cabello, que siempre fue claro, es ahora blanco como el algodón y muy quebradizo. Su debilida aumenta con el paso de los días, y tengo la certeza de que una mañana despertaré y comprobaré que he perdido hasta el último pelo; solo encontraré en mi almohada unas hebras blancas que se esfumarán ante mis ojos. Tal vez no muera nunca, sino que simplemente continuaré consumiéndome hasta que un día, cuando el viento del norte sople, me transporte de aquí en parte del cielo.

Pero aquella visita de Úrsula a Grace tiene efectos inesperados. Los recuerdos que la anciana había mantenido a raya durante décadas surgen violentamente, acusándola, y ella sin fuerzas para seguir escondiendo su pasado, decide hacerle frente. Lentamente comenzará a evocar sus vivencias en Riverton, comenzando por el día en que llegó, gracias a la recomendación de su enferma madre, también antigua sirvienta de la mansión.

Y desde aquí sabemos que son muchos los secretos que se esconden en este libro. Como en El jardín olvidado, estos secretos serán revelados a lo largo del libro, y no solamente al final. En el desenlace de la novela, no obstante, se comprende el sentido general de la obra, específicamente con el epílogo que revela los detalles finales de la trama. Literalmente, la intriga se mantiene hasta la última página. Esa forma de esconder los secretos, de mencionar cosas de apariencia insignificante que el lector pasa por alto y después asocia con otras cosas (valga la redundancia…) es increíble, y provoca en el lector un sentimiento de alerta. Porque, como buena novela de misterio, todo sirve.

Pero La Casa de Riverton no es solamente una novela de misterio. Las ambientaciones de Kate Morton son una delicia, un verdadero placer. En este caso, la historia se sitúa en la Inglaterra del siglo XX, en pleno proceso de cambios sociales y guerras mundiales. La aristocracia mantiene un cierto dominio sobre la gente “normal”, y los títulos nobiliarios importan muchísimo. En la mansión dominan los señores de Ashbury, de apellido Harthford, y cuya existencia representa la columna vertebral de la gran casa, que cuenta con más de doscientos años de historia. La forma que tiene Kate Morton de presentar las conductas de los personajes, sus maneras de pensar, de sentir, de expresarse y callar, envuelven al lector y lo hacen partícipe de estos procesos histórico-sociales que acontecen en Inglaterra. Durante la Gran Guerra, el lector sentirá la angustia de los personajes, la oscuridad de los ánimos y la tristeza de las familias de los caídos. Sin embargo también disfrutará con otras escenas, porque la escritora domina de forma increíble los distintos registros de narración, y sin que nos demos cuenta nos conduce a través de un abanico de sensaciones.

Me reí, emocioné, enrabié, asusté y maraville con esta historia. Tiene de todo. Hay momentos que logran sacarle al lector algunas risas (sobre todo cuando presenciamos la infancia de las hermanas Harthford. Hannah es un encanto de niña, y sus comentarios sociales son notables) al lector, y otros en los que nos emocionamos o angustiamos por el porvenir de un personaje. En el fondo hay cosas que sabemos desde el principio. Por ejemplo, sabemos que Robbie Hunter se va a matar, sin embargo no dejamos de asombrarnos cuando la escena se desarrolla. Esto ocurre porque la escritora hace un gran trabajo con los personajes. Evita entrar en estereotipos forzados, y hace que todos provoquen cosas en el lector. Algunos son unos verdaderos desgraciados, no obstante no dejan de caer bien. Inmediatamente nos encariñamos con la protagonista, Grace, cuya apasionante y multifacética vida podrían servir muchos libros.

La trama está muy bien desplegada a lo largo de la novela, siempre hay datos interesantes que narrar y se dosifican a la perfección en las páginas. La primera parte, quizá, a algunos, se les puede tornar lenta. Aquí se presenta el mundo aristócrata de Riverton, se narra la infancia de las niñas, y se contextualiza la novela. No es que sea lenta, pero no tiene tanta velocidad, no obstante el interés no decae. Pasan muchas cosas, y la vida en Riverton es muy interesante.

Más allá de la trama, Kate Morton también destaca por la introducción de agudos comentarios sociales, sobre las costumbres de la época. Por Facebook comentaba un extracto de la novela, en la cual se habla del capitalismo original en Estados Unidos. Sin saberlo, el lector reflexionará sobre distintas cuestiones de la época.

-(…) Pero usted sabe a qué mercado me dirijo.
-La clase media – coreó el señor Frederick (…) como si por primera vez comprendiera que esa clase existía más allá de los tratados de teoría social.
-La clase media -repitió Simion-. Hasta ahora no ha sido explotada y sus filas se están engrosando. Si no encontramos el modo de llevarnos su dinero, ellos encontrarán el modo de llevarse el nuestro -afirmó y meneó la cabeza-. Como si los obreros no causaran suficientes problemas…
Frederick frunció el ceño, dubitativo.

Las ambiciones, pese a existir en los distintos estratos sociales, no se daban de la misma manera. Por ejemplo:

-¿Y qué es lo que te gusta de todo eso?
(…)
-Me hace feliz -afirmé, admitiendo algo que ni siquiera me había atrevido a reconocer-. Espero convertirme en una verdadera doncella algún día.
Mi madre me miró y frunció ligeramente el ceño.
-Es una buena manera de forjarse un futuro, mi niña -aseveró, en voz baja-. Pero la felicidad necesita del calor del propio hogar. No puede tomarse de jardines ajenos.

Creo que el estilo de la escritora es muy agradable, y tiene mucho potencial para distintas historias. Además, ella tiene la capacidad de juntar distintos géneros en sus novelas para crear historias inolvidables.

Conclusión.

Una historia maravillosa, que envuelve al lector y los arrastra a través de una red de secretos, historia y personajes inolvidables, mientras lo sumerge en la interesante atmósfera de las mansiones británicas de la época victoriana. El debut literario de Kate Morton es más que destacable. Con una trama entrañable, y personajes que seguramente recordaremos por mucho tiempo, La casa de Riverton es un libro más que recomendable, y que de seguro muchos de ustedes disfrutarán.

Valoración.

5

25 comentarios en “La Casa de Riverton, de Kate Morton

  1. Pues yo no he leído a Morton (sí, tampoco a tu querido Martin). También estoy sufriendo un bloqueo lector pero creo que es culpa de los estudios, espero poder recuperarme en esta navidad.
    Por lo demás, la novela pinta muy bien. Hasta el momento no he leído ninguna mala reseña.

    ¡Saludos! Excelente comentario.

  2. ¿Te puedes creer que lo tengo en la estantería hace un año aproximadamente y todavía no lo he abierto? Lo he comprado impulsada por las buenas críticas y la fuerte campaña publicitaria que han lanzado elogiando las virtudes de la autora, pero nunca he encontrado el momento de ponerme con él. Pese a tu buena valoración, supongo que se quedará ahí más un tiempo..

  3. A mí también me gustó mucho este libro, fue el primero que lei de Kate Morton y desde luego consigue que te quedes deseando leer más libros suyos, su prosa, las descripciones, la estructura…. una maravilla
    besos

  4. Estoy completamente de acuerdo contigo en que Kate Morton es una gran escritora pero a mí esta historia no me enganchó. Supongo que es algo puramente personal pero a mí me parecieron personajes muy estereotipados y ni me sorprendieron ni me emocionaron. Lo que más me gustó de la novela fue la Grace Bradley anciana, su forma de enfrentar la vejez y el pasado.
    Besos

    • Jara : a mí no me parecieron estereotipados en absoluto, sobretodo Hannah, que es todo un golpe al esquema de la época. Grace anciana es genial. Pese a que de alguna forma sabía que iba a morir, disfruté muchísimo de todo lo que habla. Esa forma de enfrentar el pasado es muy cruda.
      Un abrazo.

  5. He de decir que hace tiempo me declaré seguidora de esta mujer, porque me encanta la forma que tiene de escribir, de transmitir, de engancharte con la historia, con los personajes…en fin, qué voy a decir que no hayas dicho ya. De todos modos para mi, la mejor de las 3 es “las horas distantes” ( mi reseña sobre esta novela: http://www.auroralejana.blogspot.com.es/2012/09/las-horas-distantes-de-kate-morton.html )

    Muchas gracias por la reseña. Besitos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s