Área 81, de Stephen King

Título original: Mile 81

He dejado sin terminar las otras tres entradas pendientes para escribir y publicar esta; pues, al terminar hace pocos instantes esta novela corta, siento que tengo muchas cosas que decir. En primer lugar, Área 81 solo está disponible en formato digital, tanto en inglés, español y otro idioma, y no se tiene prevista la impresión en papel de esta historia. La verdad es que me llama muchísimo la atención esta historia, principalmente por lo bien que la ponen en la sinopsis, y no me lo pensé dos veces al descargarla. ¿Valió la pena? Pues, sinceramente, no lo sé. Se lee de un tirón, no me duró ni medio día, sin embargo… Bueno, ¿vamos con la reseña?

Título: Área 81 (Mile 81)
Autor: Stephen King
Editorial: Plaza y Janés
Páginas: 61 (en Kindle)
ISBN: 9788401388279

Argumento.

Área 81, es un área de servicio abandonada y cerrada desde hace tiempo. Pete Simmons, un curioso niño de 10 años, decide ir con su bici hasta esta área abandonada donde sabe que los chicos mayores van para fumar, colocarse y montárselo con sus chicas. Y allí se encuentra una botella de vodka medio llena que decide probar. Pete acaba emborrachándose y cuando se despierta, descubre un coche aparcado allí, un coche sin matrícula y cubierto de barro. La puerta está medio abierta, pero no se ve a nadie dentro…

Un coche que, sin duda, recordará a los que ya aparecieron en anteriores novelas como Christine o Buick 8. Un guiño a sus lectores que han clasificado esta novela corta como “una delicia, un clásico, una novela impactante, terrorífica…” (¡¿una delicia?!  ¡cómo puede catalogar la editorial como “una delicia” a este relato!)

Impresiones.

A ver, ¿cómo puedo hablar de esta historia sonando lo más objetivo posible y a la vez mencionando qué me pareció? Comenzamos con un chico de 10 años que, luego de separarse de su hermano mayor, miembro de una pandilla de jóvenes que planea ir a jugar cerca de un acantilado, se dirige a una antigua estación de servicio actualmente clausurada. En aquel lugar, según ha escuchado, los jóvenes verdaderamente grandes y geniales, van a emborracharse, a tener sexo con sus novias y a fumar marihuana… al súper cool, a que sí. Al menos según Pete, nuestro protagonista. Decide tomar una botella de Vodka y se queda dormido… hasta ahí dejamos a nuestro protagonista, volverá a aparecer al final de la novela. Ahora tenemos que prestar atención a un auto que, sin razón aparente, se estaciona a las afueras de la estación de servicio… con la puerta entreabierta.

Promete, o más bien prometía bastante. El libro, inevitablemente, me recordó al clásico Christine (totalmente recomendable) o al extraño Buick 8 (una novela bastante aburrida). Comencé a hacer mil conjeturas sobre el auto, y debo reconocer que las escenas en las que el auto entra en acción son bastante entretenidas, sin embargo queda ahí, en mero entretenimiento. Sí, claramente si leo al maestro del terror no es porque espere una reflexión sobre los cimientos morales de la sociedad contemporánea (y no estoy diciendo que sus trabajos sean frívolos, porque siempre sus novelas tienen un fondo más profundo de lo que aparentan), sin embargo aquí me encontré con momentos de acción aislados, un final horrible, personajes mal desarrollados (salvo Julianne, que podría haber explotado un poco más) y una trama sin pies ni cabeza.

Partamos por el autor. ¿Por qué llega ahí? Pues no lo sabemos… ¿Por qué hace lo que hace? Tampoco lo sabemos. ¿Qué sabemos en torno al vehículo, finalmente? Casi nada, salvo que devora a sus víctimas fundiéndolas con su estructura. Los tres capítulos centrales, en los que el auto entra en acción, son los únicos que valen la pena dentro de la novela. El inicio, que pese a prometer tampoco llega a la altura de otros inicios de relatos, y el final son bastante mediocres, y no se condicen con lo que Stephen King ha logrado en otros relatos anteriores.

Dejando de lado los EVIDENTES vacíos de trama, quiero hacer mención a un hecho que me descolocó bastante; más bien, un cúmulo de hechos hacia el final de la novela. Por todos los seguidores de Stephen King es sabido que, en ocasiones, acelera mucho los finales, desatando los nudos con rapidez y torpeza, como si quisiera acabar el relato de una vez por todas. A veces se le perdona, por lo previo de la novela, incluso a veces ni si quiera resulta molesto. Aquí, a todas luces, no ocurre. Cuando el final llega es tan rápido que el lector siente que le hacen falta algunas explicaciones. Vale, es una novela corta, sin embargo el final tampoco es impactante como se esperaba después de lo realizado por el auto previamente. Dos niños que aparecen en el relato en la mitad juegan un rol importante en el desenlace, sin embargo la actitud que toman, de mano del escritor que está desarrollando esta narración, es tan falsa y poco convincente que el lector abandona esta atmósfera que nos plantea Stephen King. No quiero revelar más detalles sobre eso, porque estaría cercenando directamente la conclusión de esta historia. Basta con advertir.

No es mucho lo que puedo seguir aportando de esta novela corta. Sinceramente, me esperaba muchísimo más del maestro. Justo hoy había leído el relato Los chicos del maíz, pues compré la película y quería saber de qué iba la historia antes de verla en la pantalla. El relato está muy bien, me gustó bastante. Pertenece a El umbral de la noche, la primera colección de relatos del maestro, que espero leer completa en poco tiempo. Pensé que, después de leer ese relato, sería interesante leer una historia más larga del maestro. ¿Qué voy a hacer a continuación con King? Pues leer una novela que haga que nuestra relación de escritor-lector no se tambalee como en esta ocasión. Sé, de primera mano, que tiene trabajos notabilísimos.

Conclusión.

Área 81 no pasa de ser un relato de mera entretención, con fallos imperdonables de trama que se condicen más con un escritor mediocre que con el maestro del género. Sobrevalorado, definitivamente. Solo recomendable para seguidores de la carrera de Stephen King. Una de las pocas cosas buenas que tiene es que es corto, y como todo lo del autor se lee rápidamente, con un lenguaje sencillo y preciso. Una desilusión me he llevado, y de esta novela solo puedo rescatar los tres capítulos centrales, pues en esos se concentra lo único decente de esta historia.

Valoración

2

15 comentarios en “Área 81, de Stephen King

  1. Como ya hablamos por Twitter, a mi tambien me desilusionó mucho y casi coincido palabra por palabra con tu opinión. Es como si estuvieramos ante el borrador de una novela de las suyas, pero que no quiso continuar y no la desarrolló. Lo que más he hechado de menos es precisamente estos personajes definidos que le caracterizan, Pero bueno… solo hemos perdido una tarde de nuestras vidas, ¿verdad? Besos

    • Xula : Pues sí, esa es la idea que tuve también. Parece un borrador mal hecho. Sí, hacen falta personajes bien definidos, de esos tan variopintos que siempre aparecen en las novelas del autor. Ni por si acaso lo releeré😉

  2. Aunque he leído mucho de Stephen King, no me he parado nunca en este relato. Cuando leí el argumento de la historia y vi que tenía en casa sin leer “Christine” y “Buick 8”, decidí dejarlo pasar. Y así seguirá siendo. Muchas novelas del escritor de Maine me esperan todavía en casa, así que hay trabajo por delante antes de descubrir esta publicación. ¡Un abrazo!

  3. Leonidas Osorio dijo:

    Un relato que te deja con la boca abierta….
    no es bueno leerlo después de haber leído comentarios y de que se trata… porque al final pierdes toda la sorpresa.
    mientras vas leyendo , te vas sorprendiendo y sintiendo escalofríos…
    creo que es un relato increíble… en donde te crea personajes reales.. muy bien descritos.. y nunca sabes que va a suceder..
    en todas las historias uno predice lo que va a suceder… pero en este relato es imposible….
    El final asumo que Stephen king.. nos dice: “ATENCION ESTO NO HA TERMINADO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s