‘After dark’ de Haruki Murakami

AFTER DARK

Mi primer acercamiento al escritor japonés más popular en el lado occidental del mundo fue totalmente increíble. Literalmente, no acabé de creer todo lo que me contaba. Fue toda una experiencia, y terminé tan entusiasmado que decidí repetir con el autor. Kafka en la orilla fue el primer título del autor que leí, al cual se le siguió El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, con la cual, pese a que disfruté mucho, no tanto como con mi primera experiencia Murakiana. En esa novela la trama se despliega con opulencia desde el primer capítulo, expandiendo la atmósfera surrealista y mágica tan característica del autor. Promete mucho, muchísino, y aunque cumple en general todas la expectativas, acabé con la sensación de que podría ser mejor. Aquí ocurrió más o menos lo mismo: el autor, al inicio del texto, nos propone diversas tramas, historias, y personajes, cada uno más peculiar que el anterior, sin embargo en su mayoría son desaprovechadas. Nos centramos en la trama principal, lógico, no obstante esto no quiere decir que sea la historia más interesante. De pronto surgen ramas en el libro, que el autor acaba por cortar. Pero, ¿de qué va exactamente After dark? De muchas cosas, aunque principalmente de una: la soledad.

Título: After Dark
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Páginas: 248
ISBN: 97884831014

Argumento.

Cerca ya de medianoche, en esas horas en que todo se vuelve dolorosamente nítido o angustiosamente desdibujado, Mari, sentada sola a la mesa de un bar-restaurante, se toma un café mientras lee. La interrumpe un joven músico,Takahashi, al que Mari ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño «demasiado perfecto, demasiado puro». Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante;Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre otra interrupción: la encargada de un «hotel por horas» pide que le ayude con una prostituta agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y en la pantalla empieza a distinguirse una imagen turbadora… pese a que el televisor no está  enchufado.

 Impresiones.

After Dark tiene todos los elementos característicos de Murakami: adolescentes o adultos jóvenes, extraños, quizá perturbados, solitarios y con definidos gustos literarios; sexo o aluciones sexuales; música, especialmente occidental; y una trama que parte de una idea tan extraña, surrealista, mágica y enrevesada, que pocos novelistas podrían desarrollarla a la perfección. Para maravilla de los lectores, Murakami es uno de esos novelistas. No soy un experto en sus obras, solo he leído tres, contando esta, sin embargo he notado estos elementos de forma muy destacable. Aluciné con Kafka en la orilla, y también con El fin del mundo (…), justo es reconocerlo. Con esta novela, no obstante, no disfruté tanto. Comenzó de manera impecable, encaminandose a una novela corta intensa, llena de significados que escapan de la simple realidad de los mortales. Y quizá habría sido así, de no ser por la idea del autor de introducir historia que, lamentablemente, no llegan nunca a acabar. Y eso me molestó, un poco.

Mari está sentada, y así la vemos. El narrador es, prácticamente, una cámara. De esta forma narra y nos cuenta qué sucede en el mundo que nos plantea Murakami en esta oportuinidad. Incluso emplea expresiones que nos podrían permitir el inferir qué es el narrador, como “nos acercamos a ella”, “la rodeamos y vemos que”, etc. Como si fuera el guión de una película. La idea es bastante original, sin embargo me pareció mal aprovechada. En las escenas en las que encontramos “la otra realidad” (lo más destacable del libro y que, no obstante, no llega a desarrollarse completamente) el lector analiza distinta respuestas. ¿Cuál será la verdadera naturaleza de la narración? Eso es un punto a favor, pues uno se involucra tanto con la historia como con los personajes.

De pronto llega un joven misterioso, Takahashi, y se encuentra con Mari en el café. La historia comienza a moverse, y nos enteramos de que él tiene conexiones pasada con la hermana de la protagonista, quien es a su vez protagonista de la historia que sucede “al otro lado de la realidad”. Continuamos pegados al libro, sin embargo poco a poco se comienza a vislumbrar que todo no es más que una metáfora forzada sobre la soledad y las relaciones familiares. La postergación personal, el abismo que abrimos entre nosotros y nuestros seres queridos, según el autor, producto de extrañas circunstancias de autoestima, puede parecer enorme para los demás pero no para nosotros. Básicamente se da vueltas en lo mismo durante las páginas, dejándonos con la miel en los labios y las ganas de haber leído una historia que pudo haber sido grande, pero no lo fue.

No es mucho más lo que puedo aportar sobre la novela. Está claro que me dejó bastante frío. Me  decepcionó. Esperaba mucho más de Murakami. Nos propone tramas interesantes, personajes geniales, y situaciones tan inverosímiles como fascinantes, sin embargo no desarrolla ninguna.

Espero proseguir en su obra con Crónica de pájaro que da cuerda al mundo. La novela que, según a juicio de varios lectores, es la mejor del autor.

Y ustedes, ¿han leído esta novela corta? ¿Conocen otras novelas de Haruki Murakami?

2 / 5

8 comentarios en “‘After dark’ de Haruki Murakami

  1. Me provocó una sensación parecida. Creo que fué el tercer título también que leí de Murakami y no terminó de engancharme. Me dejó con la sensación de que faltaba algo. Tal vez fuera eso, que es demasiado corta para todo lo que la historia necesitaba contar.

  2. No sé por qué, esta es una de las novelas peor puntuadas del japonés. Lo cierto es que me gustó mucho, al principio la encontré muy confusa y demasiado onírica incluso para Murakami, pero al final me dejó con una sensación bastante positiva. Espero que tengas más suerte con el próximo. Un abrazo!

  3. Anna dijo:

    Me pasó como a ti, me dejo bastante fría, de hecho, hizo que abandonara al autor durante un buen tiempo hasta que me animé a retormarlo otra vez (menos mal que lo hice)

  4. sergio dijo:

    Como siempre: impresionante.
    En mi humilde opinión el problema principal que me encuentro al leer un libro de Murakami es el listón tan alto que ha puesto con alguna de sus novelas. 1q84 es soberbia, Tokio blues tampoco desmerece. Mi próxima lectura será precisamente after dark.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s