Roberto Bolaño es uno de los escritores más importantes de la literatura nacional. Su obra cumbre, 2666, solo ha cosechado halagos y premios alrededor del mundo. Tenía pensado comenzar con relatos de él, para iniciarme en su obra. Sin embargo, por casualidad, encontré esta novela recién re editada en mi país y no pude resistirme. Con las ganas que tenía de leer algo de Bolaño, esta novela corta se presentaba como una gran oportonudad para descubrir a este autor. Hoy, a un par de días de haber terminado esta novela, no sé si me gustó o no. Ciertamente, fue toda una experiencia, no puedo negarlo.

Título: La pista de hielo.
Autor: Roberto Bolaño.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 204
ISBN: 9788433977038

Argumento.

Tres versiones de un crimen: la de un chileno con pretensiones de escritor; la de un mexicano, también poeta, que sobrevive como vigilante nocturno en un camping, y la de un emprendedor catalán metido a político, capaz de todo por llamar la atención de una bella y caprichosa patinadora. Esta novela contiene las claves del universo literario de Bolaño: las voces entrelazadas que anuncian polifonías posteriores, la clave policíaca, los amores rotos, las ilusiones perdidas, y también su capacidad de observar la realidad e interpretarla de forma singular, su pulso narrativo o su humor feroz para atrapar al lector desde la primera página.

Impresiones.

Roberto Bolaño tiene una prosa impecable. Lo digo de partida porque es algo que me sorprendió gratamente. Su estilo es pulcro, a veces seco, pero siempre cargado de tensión y emoción. En definitiva, es un placer leerlo. ¿Qué ocurrió, entonces? ¿Qué fue lo que salió mal? Quizá la palabra exacta no es mal, porque no es, bajo ningún punto de vista, una mala novela. Tan solo no fue tan grandiosa como esperaba, ni está a la altura de lo que promete en los primeros capítulos. Como dice la sinopsis, la novela se compone de tres versiones sobre un mismo hecho: un crimen ocurrido en una pista de hielo construida bajo un halo de misterio e ilegalidad; las tres versiones se narran en primera persona, y se intercalan en el libro.

Es una novela en clave de novela negra, pero no es una novela negra propiamente tal. El cadáver prácticamente carece de importancia dentro de la historia, y el acontecimiento que se prevee en los testimonios desde el comienzo se desinfla con el pasar de las páginas. No digo que la novela carezca de sustancia, muy por el contrario: Bolaño hace un trabajo increíble matizando los distintos personajes, entretejiendo sus vidas y describiendo sus anhelos y temores. Quizá con eso se distrae un poco, y deja de lado la trama de la novela.

Se anuncia un asesinato desde, aproximadamente, la tercera ronda de intervenciones. Los capítulos siguen un patrón común: Román, Gaspar, Enric, Román, Gaspar, Enric, etc; cada uno con una “subtrama” diferente. Los personajes viven en mundos totalmente separados dentro de la misma misteriosa ciudad, llamada Z, y tienen problemas completamente independientes. Creo que Enric, un hombre gordo y desagradable que, por culpa de un amor no correspondido, hunde su carrera como político y empresario, es el pilar fundamental de la obra, y que podría haber resultado mejor como relato largo únicamente con sus capítulos. Sus momentos son memorables, la forma en que Nuria, la enigmática patinadora a quien se le construye la pista de hielo”, entra en su vida fascina inmediatamente al lector. Su temperamento furioso y colérico solo se ve dominado por un amor tan tímido y tierno que, probablemente, ni siquiera comprende a cabalidad. Gaspar representa el polo opuesto: creo que sobra en el relato. Lo digo de forma muy humilde y consciente, pues la verdad es que no aporta mucho a la historia, y su historia deja al lector más bien indiferente. Román es un mundo intermedio. Es la pareja de Nuria, es quien descubre el cadáver, y es quien tiene una historia que contar sobre el pueblo. Su amigo, Gaspar, huye de sí mismo y llega a Z sin dinero ni esperanzas. No evoluciona mucho en el relato, acaba más o menos de forma similar a como empieza. En síntesis, Enric es la razón por la cual me gustó tanto la labor de Bolaño con los personajes.

¿Volvería a repetir con Bolaño? Sí, de todas maneras. La novela se las ingenia para dejar la miel en los labios; me pareció que no es más que una pincelada de lo que puede lograr el escritor. Deja entrever la potencia de su prosa, sus reflexiones sobre la vida y su humor punzante y asertivo. A pesar de que anuncia algo que finalmente no llega (o llega de forma tan minimizada que casi no se nota); de que un personaje parece de relleno, pues en otras circunstancias, en otra historia, en otro libro, habría resultado de mil maravillas; de que la trama se tambalea al borde del abismo en muchos momentos de la novela, amenazando con caer; me pareció una buena lectura, por una única razón: Bolaño escribe de forma increíble.

Su prosa está llena de matices, encierra un tono poético único, y me pareció un deleite pese a que no simpaticé mucho con la historia en sí. El escritor tiene muchísimo talento, y aquí realiza un intento por reestructurar el género negro. El crimen está al servicio de la historia, y no al revés, como comúnmente sucede. El cambio es bastante radical y se percibe desde el comienzo. Creo que le sobran algunas páginas, no obstante, la premisa me parece muy interesante, y en otras circunstancias habría resultado de forma más eficaz.

¿Recomendaría este libro? Pese a todo, sí. Puede que a otras personas les guste más, sin embargo, en mi caso rescato que me permitió un acercamiento a uno de los universos literarios más influyentes de la narrativa contemporánea.

3 / 5
3 / 5
Anuncios

6 comentarios sobre “‘La pista de hielo’ de Roberto Bolaño

  1. Descubrí este libro hace apenas una semana en una librería y casi me lo llevo a casa, pero al final resistí: por lo que dices, creo que hice bien. No he leído nada de Bolaño, pero hay otras obras que tienen mejores críticas por las que intentaré comenzar a conocerlo. 1beso!

  2. Hola Pablo. Acabo de descubrir tu blog y encuentro grandes coincidencias con mis gustos.. uno de ellos, Bolaño, uno de mis autores favoritos a pesar de que aún no he leído 2666. Me parece una buena novela con la que empezar, puedes continuar con Estrella distante, o directamente pasar a Los detectives salvajes, buenísima y brutal.

    Seguiré echando un vistazo por aquí,

    Saludos.

  3. Tienes que considerar la actitud, tipo Woody Allen, que tiene Bolaño de incluirse a si mismo (de alguna manera u otra) en sus historias explica la existencia de Gaspar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s