Bolaño es parte de la literatura contemporánea. Su nombre se ha instalado entre los más respetados, sus novelas son un éxito entre muchos críticos y, además de tener el favor de los lectores especializados, cosecha adeptos entre los lectores comunes. Comencé a leer su obra con La pista de hielo, una historia contada en tres puntos de vista que pretende redefinir el género negro. Me gustó bastante, aunque debo reconocer que no tanto como esperaba. El juego que propone el autor, si bien es interesante, no acabó de convencerme; sin embargo, me maravillé con la prosa del autor. Aquí, en Estrella distante, me alegro de anunciar que encontré una historia increíble, narrada por una voz de gran talento, y un conjunto de reflexiones subyacentes a la trama que, aunque el lector no las note o las pase por alto, no entorpecen la experiencia de lectura. La novela contiene distintos niveles, y en cualquiera que decida moverse el lector, la lectura será gratificante.

El narrador vio por primera vez a aquel hombre en 1971 o 1972, cuando Allende era aún Presidente de Chile. Escribía poemas distantes y cautelosos, seducía a las mujeres y despertaba en los hombres una indefinible desconfianza. Volvió a verlo después del golpe, pero en ese momento ignoraba que aquel aviador, que escribía versículos de la Biblia con el humo de un avión de la Segunda Guerra Mundial y el poeta, eran uno, y el mismo. Y así nos es contada la historia de un impostor, de un hombre de muchos nombres, sin otra moral que la estética, dandy del horror, asesino y fotógrafo del miedo, artista bárbaro que llevaba sus creaciones hasta sus últimas y letales consecuencias.

Al pensar en los regímenes fascistas es inevitable referirse al estado de la cultura durante esos años, al menos en mi caso. En las clases de Historia se ve la literatura, el cine y la música en los años anteriores y posteriores, sin embargo, durante el régimen en sí, aparece una cortina negra. ¿Acaso no existía desarrollo cultural durante esos años? Este es uno de los temas que pretende presentar el autor, a través de la enigmática figura central del texto, quien pretende reformar la poesía en tiempos de Pinochet. Suena complicado, hasta inverosímil, pero las ideas de Weider de lo que debe ser la literatura en esos tiempos, y en adelante, suponen un cambio en el paradigma que gobernaba a los círculos culturales, quizá con motivo de adaptarse a los tiempos que acontecen. Es posible que por tal motivo no sea perseguido por las autoridades. Muchos escritores combatieron la dictadura valiéndose de un arma poderosa, pero Weider parece no combatirla. ¿Ha encontrado una literatura que puede convivir con la opresión y la violencia? ¿Es eso lo que pretende? Esas son algunas de las preguntas que intentará responder el narrador, para sí mismo, mientras avanza en su obsesión por este enigmático poeta de los cielos.

Escribir sobre la dictadura militar en Chile es difícil, pues es sencillo caer en comentarios superficiales y epítetos negativos hacia las autoridades. Válido es, no obstante, hacerlo. Un ejemplo es Isabel Allende, cuyas novelas que acontecen en esos años a veces parecen más un compendio de sus opiniones que una historia. Manejar ambos elementos y equilibrarlos es complicado, precisamente por eso me ha encantado lo que Bolaño realiza aquí, al lograr mantener una trama notable y opiniones política, sociales y literarias durante toda la novela. El talento del autor es innegable.

«¿Qué estrella cae sin que nadie la vea?»
William Faulkner

Pero la novela no es un manifiesto de política. Aquí se habla de la literatura, de la forma de vivirla, de crearla; de estética y violencia, de escritura y represión. ¿Cuál es el objetivo de Weider? ¿Por qué el narrador se siente atormentado por él durante toda su vida? ¿Cuál es el rol de la literatura en la vida nacional? Bajo una superficie oscura y enigmática, plagada de simbolismos que arrojan raíces hasta el verdadero núcleo de la historia, el autor presenta una obra maravillosa. La vida, asenso y caída del enigmático Ruíz Tagle/Weider/Ramírez (En Literatura Nazi en América)/etc sirve de hilo conductor para presentar a diversos personajes que encarnan las preocupaciones de los círculos culturales ante el papel de la literatura durante el nuevo régimen. Su historia, llena de especulaciones, verdades aparentes y misterios, permite al lector reflexionar sobre la multidemsionalidad de la literatura, conocer el proceso creativo de escritores novatos y veteranos, vivir la obsesión y la tensión de una búsqueda a través de la historia y el mundo de un genial escritor que, pese a tener facetas tan crueles como las de asesino y bárbaro, posee una sensibilidad peculiar respecto a la forma de hacer literatura.

ranking 4 (v1)

Anuncios

5 comentarios sobre “‘Estrella distante’ de Roberto Bolaño

  1. Bienvenido al universo de Bolaño. Me gusta mucho este autor, es uno de esos que no pueden faltar. Eso sí, la que hasta ahora es mi favorita es “Los detectives salvajes”. Seguro que la disfrutas mucho.

  2. SI! Los detectives salvajes es buenísima, me recuerda a Rayuela de Julio Cortazar por que es bastante intelectual, con tantas referencias a otros autores, también me gusta ademas que hasta cierto punto en autobiografico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s