El baile es vida

Seguramente en internet hay comentarios míos que aseguran que la novela es tediosa a más no poder. Intenté leerla tres veces previamente, llegando solamente hasta la página cien. Había desistido de mis intentos por acercarme a esta novela, sintiendo (casi) una vergüenza similar a la que me acompaña por haber renegado de la Torre Oscura. Y eso que me considero lector constante de Stephen King. Su obra me encanta, sus historias me apasionan siempre y su imaginación tormentosa me atrapa con cada nueva novela. Pensaba que 22/11/63 sería una gran lectura, pero en los primeros intentos no lo fue. En primer lugar es radicalmente diferente a muchos de sus trabajos anteriores, pero en el fondo es King en estado puro. Según ciertos críticos, es la confirmación de que el autor sabe moverse en otros géneros, opinión que no comparto plenamente pues considero que esa confirmación llegó por lo menos veinte años atrás. El asunto es que, desilusionado, dejé que la novela cogiera polvo por un año, hasta hace un par de días cuando, sin saber por qué, me acerqué cautelosamente a sus páginas. Fue un gran acierto. Luego de dos jornadas frenéticas de lectura logré acabar este mastodonte de novela, casi novecientas páginas que pueden situarse junto a las mejores piezas del autor.

La gran pregunta inicial es qué harías si pudieras cambiar el pasado. Una cuestión abordada múltiples veces en la literatura, y que de seguro muchos de nosotros nos hemos planteado alguna vez. Al Templeton, cocinero y dueño de un restaurante de barrio, encuentra en su despensa un portal que lo lleva a 1958. Lo utiliza para comprar carne barata. Luego de múltiples viajes comienza a pensar que podría hacer algo más grande con su descubrimiento, pero surge un problema: le detectan cáncer y debe abortar la misión que estaba realizando. Aquí es cuando entra en escena Jake Epping, más adelante George Amberson, un profesor (de los buenos) de lengua que accede a utilizar el portal y cumplir la misión que Al no pudo realizar: evitar el asesinato a John F Kennedy.

Y así arranca una novela de viajes en el tiempo, realidades múltiples, amor y venganza. Con un maravilloso tono melancólica por los buenos días del pasado, el autor configura una novela magistral de principio a fin, mostrando un dominio total no solo de la trama sino de sus implicaciones. Es un viaje a otra Norteamérica, presentado y caracterizado de manera magistral, de fina presentación histórica y social. La música, el ambiente, la actitud de la gente, gente común y corriente, personas de la vida cotidiana, siempre bien dibujadas por la mano de King, enfrentándose a situaciones sobrenaturales, ganando y perdiendo, viviendo en un mundo que, aunque marcado por los horrores de dos guerras mundiales, aún no alcanza la desilusión que se seguirá gestando en las décadas siguientes.

Era una buena sensación para seguir adelante, así que me alejé de ellos tratando de hacer caso del viejo consejo: no mires atrás, nunca mires atrás. ¿Con cuánta frecuencia la gente se dice eso mismo después de una experiencia excepcionalmente buena (o excepcionalmente mala)? Muy a menudo, supongo. Y, por lo general, no hacen caso del consejo. Los humanos fuimos construidos para mirara atrás, por eso poseemos una articulación giratoria en el cuello.

Me han encantado los personajes. Mucho. Conmovedoramente humanos, reales, cuyas historias saben transmitir al lector la alegría y el sufrimiento de la trama. En el pasado Jake Epping montará una ficción de vida, que poco a poco se convertirá en la parte más real de sí mismo. Conocerá a Sadie, una joven y torpe bibliotecaria, marcada por un extraño matrimonio, de quien se enamorará mientras sigue los pasos de Lee Oswald Harvey, el hombre que disparó a Kennedy, el hombre destinado a cambiar la historia. Porque según Al muchos de los acontecimientos más terribles de la historia americana reciente provienen de este homicidio. Además, es la fecha más cercana que se puede alterar. Pero, ¿cuáles serán las consecuencias? El efecto mariposa revolotea al rededor de los protagonistas durante la novela.

El pasado se resiste a ser cambiado, lucha. El pasado se defiende de Jake Epping y su intento por intervenir en él. ¿Cómo acabarán las cosas en el presente? ¿Qué sucederá una vez que Epping logre su cometido? Finalizar una novela de estas proporciones es difícil. Honestamente, sentía miedo por ver qué haría King con el desenlace, casi traumado por la nefasta conclusión de su anterior ladrillo de libro, La cúpula; pero aquí el autor se luce. Un final impresionante, directo a los sentimientos del lector, que conecta la novela con las ideas presentadas en la (dichosa) Torre. Con su habitual prosa desenfadada y natural, el autor presenta un viaje emocionante y frenético, magníficamente construido y dirigido, de sólidas bases y múltiples ramificaciones. Una novela íntima y reflexiva, melancólica, conmovedora; y necesaria: la novela que faltaba en la imparable historia narrativa del autor icono de Estados Unidos.

ranking 5 (v1)
5 / 5

 

Anuncios

6 comentarios sobre “22/11/63 de Stephen King

  1. Yo la leí el año pasado, después de tenerla bastante tiempo esperando, y me encantó. No sé si permanecerá como una de mis lecturas favoritas del autor o no (su obra es demasiado extensa para elegir) pero sí como una de las más adictivas. Como dices, a pesar de parecer diferente, es en el fondo puro King.

  2. Me han entrado muchas ganas de leerlo! No me fío mucho de las últimas novelas de King (aunque Doctor Sueño me gustó bastante) pero esta creo que la leeré, animado por tu crítica. Y también a ver si avanzo un poco más con la Torre Oscura… Definitivamente las sagas no son lo mío y menos si están acabadas. Me desanima ver todos los títulos que me quedan por delante.

  3. Yo comparto tu opinión sobre la torre oscura xDDDD. Éste lo tengo en el kindle, hace meses que no leo nada de Stephen King y creo que ya va siendo hora xDDD.

  4. No había pensado en leer la novela, si te soy sincera. Sobre todo porque mi único contacto con Stephen King fue “El resplandor” y no pasé de las cien páginas, no consiguió engancharme para nada (creo que debería probar de nuevo dentro de un tiempo). Pero leyendo tu reseña me han dado ganas de leer este libro, aunque que sea tan largo me da un poco de miedo, no sé. Si lo veo en la biblioteca lo sacaré 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s