American Psycho de Bret Easton Ellis

ABANDON ALL HOPE YE WHO ENTER HERE

Entre las listas de lecturas perturbadoras, de novelas iniciadas pero jamás terminadas, libros polémicos, brutales y controversiales (imperdibles, implícitamente, según yo) siempre se encuentra American Psycho, la novela que instaló a Bret Easton Ellis en el Olimpo de los escritores transgresores, jóvenes novelistas que intentaban crear literatura al margen de los grandes y serios novelistas de esos años. Ahora, en perspectiva, eliminaría el adjetivo serio, pues autores como Ellis, o Palahniuk (en algunas novelas), o Kerouac y los beat en general (antes de los mencionados), han consolidado un nuevo concepto de seriedad. Han hecho algo grande por la literatura, han derribado barreras, se han convertido en grandes escritores.

SAM_4029

¿Cómo retratar una sociedad que nadie desea retratar? ¿Cómo presentar un personaje tan real y a la vez tan conscientemente marginado? Esas podrían ser las preguntas sobre las cuales se inicia el desarrollo del protagonista de American Psycho, Patrick Bateman, un producto yuppie de los años 80, millonario, ejecutivo de una importante firma, asesino en serie, psicópata, pero, por sobre todo, el modelo de persona que muchos jóvenes quieren imitar. Por que es exitoso. Porque tiene dinero. Porque tiene mujeres. Porque ha alcanzado el sueño americano y, si bien no es dueño del mundo, es dueño de su mundo. Pero bajo su apariencia perfecta se esconde un alma cada vez más frágil.

Both the author of these Notes and the Notes themselves are, of course, fictional. Nevertheless, such persons as the composer pf these Notes not only exist in our society, but indeed must exist, considering the circumstances under which our society has generally been formed.

 Fyodor Dostoevsky. Notes from Underground.

Durante el libro el lector se enfrenta a extensas descripciones de marcas de ropa, cocina gourmett, pubs, cosméticos, asesinatos cada vez más siniestros y elaborados, sexo superficial y relaciones espontáneas y esporádicas. Una vida en cámara rápida. A veces, este descenso a la vida brillante de los exitosos de Wall Street abruma por su oscuridad, y es que Bret Easton Ellis no solo presenta un estilo único e impresionante, estilísticamente hablando, sino una consciencia sobre lo que realmente está pasando en su generación que difícilmente se repitió en esos años. Se cuenta que incluso recibió amenazas de muerte tras la publicación de la novela. Y no me extraña: los personajes retratados en este libro podrían ser quienes, con el tiempo, han llegado a dominar las políticas económicas en un país que, querámoslo o no, determina gran parte del contexto internacional.

Nothing was affirmative, the term “generosity of spirit” applied to nothing, was a cliché, was some kind of bad joke. Sex is mathematics. Individuality no longer and issue. What does intelligence signify? Define reason. Desire-meaningless. Intellect is not a cure. Justice is dead. Fear, recrimination, innocence, sympathy, guilt, waste, failure, grief, were things, emotions, that no one really felt anymore. Reflection is useless, the world is senseless. Evil is its only permanence. God is not alive. Love cannot be trusted. Surface, surface, surface was all that anyone found meaning in…this was civilization as I saw it, colossal and jagged.

Patrick Bateman es, ante todo, un producto; un producto tan arraigado en nuestra cultura que ahora lo podemos encontrar al margen. Él dice que ha matado, lo exclama, lo grita, sin embargo, nadie parece prestarle atención. Así que lo entiende como algo normal, como una forma de rebelarse contra ciertos aspectos que le disgustan del mundo (a veces los negros, los gays, las mujeres, los niños) y que lo perturban, forzándolo a pensar sobre sí mismo, y no en sí mismo. Aparece una necesidad de violencia contra aquellos que crearon y dejaron libre a Bateman, una sociedad completa y enferma; quizá esta nueva indiferencia constituye al verdadero monstruo del libro. No caer, no obstante, en la victimización de Bateman. Él es un monstruo, sí, él lo sabe, el autor lo sabe, nosotros lo sabemos. Ellis tampoco quiere que dejemos pasar estos crímenes argumentando una denuncia social. Eso sería un recurso fácil, que he visto que muchos consideran seriamente en reseñas de internet. El efecto que ha producido la novela (y que sigue produciendo) es tan interesante como la novela en sí.

This is my reality. Everything outside of this is like some movie I once saw.

Además de todo lo que significa y representa esta novela, de todo lo que se puede extraer de esta lectura que, sin duda, no puede resumirse en esta reseña, hay otra parte del libro que quisiera comentar, referente a aspectos más “técnicos” en la ejecución, y es que Ellis parece tener el control del caos que lentamente desata en el libro. Abruma, en innumerables ocasiones. La tensión psicológica que construye es impresionante, no en las escenas violentas del libro, sino en cómo vemos que el protagonista lidia con los crímenes cometidos. Lentamente algunas piezas comienzan a calzar, fechas parecen contradictorias, personajes que actúan como no deberían. ¿Acaso la esquizofrenia del libro es también la esquizofrenia del personaje? Aquí hay un microcosmos en donde hasta la más sádica y grotesca descripción (el tema descripciones no necesita ser tratado. Son salvajes en muchos aspectos, a veces repetitivas, pero insisto en que todo constituye un interesante estilo) merece ser leída.

Es una gran novela, sobre eso no tengo dudas. ¿Es una novela para todos los lectores? No lo sé, y precisamente por eso no me atrevería a recomendarla abiertamente. Decir que me gustó el libro es complicado, hay personas que me mirarían diciendo ‘¿de verdad te ha gustado el libro, con sus crímenes y todo?’. Son personas que se han quedado con la lectura superficial, supongo. No sé con certeza si en la actualidad hay jóvenes autores que estén publicando libros similares a lo que hizo Ellis en sus inicios (bienvenidos son todos los comentarios, y en especial si contienen recomendaciones), supongo que sí, pues no hay duda de la sociedad ha seguido pudriéndose lentamente. Literatura sobre la descomposición de la sociedad es siempre necesaria.

THIS IS NOT AN EXIT

8 comentarios en “American Psycho de Bret Easton Ellis

  1. ¡Hola! Una magnífica reseña, con las muestras que nos enseñas de su literatura me dan todas las ganas de leerla ahora mismo, pero lo dejaré para el próximo año, cuando no tenga tantos pendientes, a éste y a Palahniuk.
    Esther.

  2. Tengo muchas ganas de leer este libro, del que tengo altas expectativas. Ni siquiera he visto la película para disfrutar más aún de la historia. Espero no tardar mucho en leerlo. 1beso!

  3. Muy buena reseña! A mí el libro tampoco me gustó mucho, tengo que reconocerlo. Me sacó un poco de quicio tanta marca y tanta enumeración de objetos. Entiendo la idea, pero me aburría un poco. Eso sí, es bien salvaje en algunas ocasiones, eso se lo doy.

  4. Interesante reseña. Es un libro que tengo pensado leer. Se de que va por reseñas y eso, pero no sé mucho más, ni tan siquiera vi la película. Yo creo que, aunque no lo recomiendas para todo el mundo, a mí sí me puede llegar a gustar,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s