La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón

Lasombra del viento es, sin duda, el fenómeno editorialespañol de la década. Lleva más de cien ediciones en español, ha sido traducidoa más de cuarenta idiomas y permanece constantemente en la lista de los másvendidos. Recomendado por todos quienes lo han leído, por grandes autores anivel internacional —como Stephen King— y por los principales periódicos, La sombradel viento ha continuado arrasando en todos los mercados a los cuales haentrado. Carlos Ruíz Zafón ha sido comparado con grandes de la literatura, comoBorges, Dickens, Márquez y Eco; y ha impuesto un estilo narrativo de granpotencia y emoción. A todos los que no conozcan esta gran obra se las presento:esta es La sombra del viento, elfenómeno de la literatura popular española.


El Cementerio de los Libros Olvidados, elcuarteto de novelas que arranca con La Sombra del Viento y sigue con El Juego del Ángel, se ha convertido en la gran saga novelística encurso de nuestro tiempo. La leyenda comenzaba en el año 2000, cuando Ruiz Zafónculminaba su primera novela para adultos y estaba a punto de dar a conocer unlibro mágico que cambiaría el panorama literario, y que hoy sigue ganando elcorazón de miles de lectores en todo el mundo. Un amanecer de 1945, un muchachoes conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de laciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempereencuentra un libro maldito que cambia el rumbo de su vida y le arrastra a unlaberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad. La Sombra del Viento es unmisterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo xx,desde los últimos esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de laposguerra. Aunando las técnicas del relato de intriga y suspense, la novelahistórica y la comedia de costumbres, La Sombra del Viento es sobre todo una trágica historia deamor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, elautor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidablerelato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros cuya intrigase mantiene hasta la última página.

Cuando, en un nebuloso amanecer de 1945, Daniel Sempere fueconducido por su padre hacia el Cementerio de los Libros Olvidados no pensó quesu vida cambiaría de tal modo que se vería incluido en una maraña de misterioshistóricos y literarios, que marcarían su vida y la de sus cercanos. ElCementerio de los Libros Olvidados es una fortaleza literaria del Barcelona demediados de siglo, en donde los libros que, por una razón u otra, han pasado alolvido, encuentran cobijo y se les asegura su permanencia a través del tiempo.Pocos son los que conocen este lugar. Pertenecen a una elite literaria, y no merefiero a escritores solamente, sino a todo aquel que sepa apreciar un libro entodo su esplendor. El padre de Daniel Sempere tiene una librería especializadaen textos de colección, ediciones antiguas y encargos. Una mañana conduce a suhijo hacia aquel lugar misterioso, para que se “inicie” y escoja un libro, opara que un libro lo escoja a él. Aquello fue exactamente lo que sucedió con Lasombra del viento, una misteriosa novela de un tal Julián Carax, que captó laatención del niño inmediatamente.

No quiero hablar mucho de la trama porque no sería justo paraustedes. Yo no sabía casi nada de la trama, salvo la información de la escuetasinopsis de la contraportada. Así que, para que no me odien a muerte, solo leshablaré sobre el estilo del escritor, y otras cosillas menores de la trama. Deotra forma le pondrían precio a mi cabeza…

Lo primero que noto al pasar las primeras páginas es la formade narrar del escritor. Las frases te golpean en la cara, y te sumergen a unmundo prodigiosamente trazado, con un lenguaje sofisticado, accesible para todolector (algo no menor, teniendo en cuenta que, en ocasiones, las grandeslecturas, como los grandes clásicos, se tornan pesadas para el lector pocoexperimentado debido al léxico que usan) y acorde con la época. Vamos, que hayfrases que se usaban en la España de la posguerra que ahora no se escuchan nipor si acaso. Aquello me costó un poco, teniendo en cuenta mi ubicacióngeográfica. Ciertos “modismos” de la época me desconcertaban. Evoqué losconocimientos de historia española que había aprendido en el 2011 en clase yavancé con la historia.

El lenguaje es cuidado, delicado, fuerte. La magnificencia delos grandes en una historia poco común. Las descripciones logradas medianteaquel lenguaje son impresionantes. Uno realmente siente que transitan por laslúgubres calles de la Barcelona triste del año 45. Las páginas se transformanen pantallas, y vemos todo lo que sucede con un lujo de detalle difícil deigualar. La novela se mueve, principalmente, en dos localizaciones geográficas(a gran escala): España y Francia. Todo queda perfecto en la mente del lector,y con un par de párrafos nos situamos en el espacio.

Si bien las descripciones de lugar son impresionantes, lomejor es la forma de describir a los personajes que usa el escritor. Cada personajeestá maravillosamente trazado, y lo logra con algunos párrafos nada más. Luego,el lector se familiariza tanto con estas personas que tan solo por una frase enun dialogo los ubicamos. Sin duda Carlos Ruíz Zafón sabe cómo tejerpersonalidades. Aquí la más destacable sería la de Daniel Sempere, quienpresenta una evolución interesante a través de las páginas, considerando que ellibro narra un largo periodo de su vida. Pero todos los personajes sonincreíbles a su manera particular. Me impresionó que todo estuvieranperfectamente descritos, hasta los que aparecían solo en algunas páginas; sinrecurrir a descripciones tediosas.

La novela está narrada en primera persona, generalmente, porDaniel Sempere. Dentro de la novela hay aproximadamente cien páginas de unmanuscrito, narrado por otro personaje, y hay escenas con narrador omnisciente.Los cambios de narrador salen naturales y no producen un efecto negativo en ellector. El estilo particular del autor se mantiene constante en todo el libro,y no declina en una sola página.

Hay una cantidad increíblemente grande de frases memorables,pero estaba tan absorto en la historia que dejé de anotarlas, así que no pondréninguna aquí. Seguramente leeré la novela de nuevo, así que en esa ocasiónpondré una selección de frases. Esto está conectado con el lenguaje que usa elautor, transformando simples frases en un desfile de palabras que activan laimaginación del lector.
La novela combina distintos géneros, entre los cualesdestacan: el género de misterio, el romántico, el erótico (en algunos pasajes)y partes más cercanas al terror. Ciertamente, como se habrán dado cuenta, esuna historia muy peculiar y diferente.

La atmósfera de la novela es otro de los grandes pilares deZafón. El ambiente es oscuro, triste, gótico. Esta es una auténtica novelagótica, en todo su esplendor. Pese a que hay espacio para el humor, es un humordistinto, propia de las situaciones oscuras que pasó la gente en la posguerra;cargado de negatividad y desesperanza oculta. La atmósfera es asfixiante entodo momento, y no declina nunca.

En fin, la novela me ha gustado, y mucho. Seguramente seráuna de mis favoritas, y seguramente la leeré de nuevo. Totalmenteimprescindible para los que gozan de la buena literatura, y de los best sellers, porque esta es la perfectafusión de las dos grandes áreas de la narrativa actual.


Como sabrán, esta novela pertenece al ciclo de “El cementeriode los libros olvidados”, compuesto por otras tres novelas más, solo dospublicadas. La siguiente d “El juego del ángel”, sin embargo la quecontinúa cronológicamente es “El prisionero del cielo”, de recientepublicación. Espero ansioso poder leer los demás libros del autor, tambiéndestacado en el ámbito de la literatura juvenil. ¿Qué esperan a leer algo deCarlos Ruíz Zafón?

¡¡Muchísimas gracias, Isi!!

Apuesto que rápidamente adivinaron de qué va esto, y no precisamente por el subtítulo. Actualmente, y creo no equivocarme, el blog de Isi, From Isi, es uno de los más populares (sino el más) en cuanto a literatura en internet, así que cuando abrí el sobre que contenía sus señaladores me sentí muy alagado. Su blog fue el primero que conocí en internet, y uno de los detonantes para que abriera este. Con unas reseñas amenas y muy completas, Isi nos cuenta sus aventuras por el mundo de los libros, con fotografías tomadas por ella misma de lugares alusivos a sus lecturas. ¡Y vaya fotos, eh! 

Realmente me he sentido increíble con estos marcapáginas, y más allá de que están muy bonitos, lo más agradable fue recibir un sobre, escrito por ella misma, procedente de un continente distinto, enviado por una persona que nunca he visto físicamente (más allá de sus manos en algunos de sus videos) y que comparte la misma afición de muchos de nosotros: maravillarse continuamente con el mundo de las letras.
¿Se dan cuenta de cómo internet acorta las distancias geográficas?  Bueno, los invito (si no lo han hecho ya) a coger un lápiz y un papel y pasarse por el blog de Isi para anotar futuras lecturas… ¡imposible no pasar por sus reseñas y coger una interminable lista de lecturas pendientes!
Les dejo las fotos de los marcapáginas, alusivos al nuevo diseño de su web.

El marcapágina y mi lectura actual