‘After dark’ de Haruki Murakami

AFTER DARK

Mi primer acercamiento al escritor japonés más popular en el lado occidental del mundo fue totalmente increíble. Literalmente, no acabé de creer todo lo que me contaba. Fue toda una experiencia, y terminé tan entusiasmado que decidí repetir con el autor. Kafka en la orilla fue el primer título del autor que leí, al cual se le siguió El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, con la cual, pese a que disfruté mucho, no tanto como con mi primera experiencia Murakiana. En esa novela la trama se despliega con opulencia desde el primer capítulo, expandiendo la atmósfera surrealista y mágica tan característica del autor. Promete mucho, muchísino, y aunque cumple en general todas la expectativas, acabé con la sensación de que podría ser mejor. Aquí ocurrió más o menos lo mismo: el autor, al inicio del texto, nos propone diversas tramas, historias, y personajes, cada uno más peculiar que el anterior, sin embargo en su mayoría son desaprovechadas. Nos centramos en la trama principal, lógico, no obstante esto no quiere decir que sea la historia más interesante. De pronto surgen ramas en el libro, que el autor acaba por cortar. Pero, ¿de qué va exactamente After dark? De muchas cosas, aunque principalmente de una: la soledad.

Título: After Dark
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Páginas: 248
ISBN: 97884831014

Argumento.

Cerca ya de medianoche, en esas horas en que todo se vuelve dolorosamente nítido o angustiosamente desdibujado, Mari, sentada sola a la mesa de un bar-restaurante, se toma un café mientras lee. La interrumpe un joven músico,Takahashi, al que Mari ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño «demasiado perfecto, demasiado puro». Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante;Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre otra interrupción: la encargada de un «hotel por horas» pide que le ayude con una prostituta agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y en la pantalla empieza a distinguirse una imagen turbadora… pese a que el televisor no está  enchufado.

 Impresiones.

After Dark tiene todos los elementos característicos de Murakami: adolescentes o adultos jóvenes, extraños, quizá perturbados, solitarios y con definidos gustos literarios; sexo o aluciones sexuales; música, especialmente occidental; y una trama que parte de una idea tan extraña, surrealista, mágica y enrevesada, que pocos novelistas podrían desarrollarla a la perfección. Para maravilla de los lectores, Murakami es uno de esos novelistas. No soy un experto en sus obras, solo he leído tres, contando esta, sin embargo he notado estos elementos de forma muy destacable. Aluciné con Kafka en la orilla, y también con El fin del mundo (…), justo es reconocerlo. Con esta novela, no obstante, no disfruté tanto. Comenzó de manera impecable, encaminandose a una novela corta intensa, llena de significados que escapan de la simple realidad de los mortales. Y quizá habría sido así, de no ser por la idea del autor de introducir historia que, lamentablemente, no llegan nunca a acabar. Y eso me molestó, un poco.

Mari está sentada, y así la vemos. El narrador es, prácticamente, una cámara. De esta forma narra y nos cuenta qué sucede en el mundo que nos plantea Murakami en esta oportuinidad. Incluso emplea expresiones que nos podrían permitir el inferir qué es el narrador, como “nos acercamos a ella”, “la rodeamos y vemos que”, etc. Como si fuera el guión de una película. La idea es bastante original, sin embargo me pareció mal aprovechada. En las escenas en las que encontramos “la otra realidad” (lo más destacable del libro y que, no obstante, no llega a desarrollarse completamente) el lector analiza distinta respuestas. ¿Cuál será la verdadera naturaleza de la narración? Eso es un punto a favor, pues uno se involucra tanto con la historia como con los personajes.

De pronto llega un joven misterioso, Takahashi, y se encuentra con Mari en el café. La historia comienza a moverse, y nos enteramos de que él tiene conexiones pasada con la hermana de la protagonista, quien es a su vez protagonista de la historia que sucede “al otro lado de la realidad”. Continuamos pegados al libro, sin embargo poco a poco se comienza a vislumbrar que todo no es más que una metáfora forzada sobre la soledad y las relaciones familiares. La postergación personal, el abismo que abrimos entre nosotros y nuestros seres queridos, según el autor, producto de extrañas circunstancias de autoestima, puede parecer enorme para los demás pero no para nosotros. Básicamente se da vueltas en lo mismo durante las páginas, dejándonos con la miel en los labios y las ganas de haber leído una historia que pudo haber sido grande, pero no lo fue.

No es mucho más lo que puedo aportar sobre la novela. Está claro que me dejó bastante frío. Me  decepcionó. Esperaba mucho más de Murakami. Nos propone tramas interesantes, personajes geniales, y situaciones tan inverosímiles como fascinantes, sin embargo no desarrolla ninguna.

Espero proseguir en su obra con Crónica de pájaro que da cuerda al mundo. La novela que, según a juicio de varios lectores, es la mejor del autor.

Y ustedes, ¿han leído esta novela corta? ¿Conocen otras novelas de Haruki Murakami?

2 / 5

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, de Haruki Murakami

murakami_el_fin_del_mundo_250
El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

Luego de leer Kafka en la Orilla, inmediatamente pensé que debería leer más del mismo autor. Miré su lista de títulos, hasta que di con El fin del mundo (…) y me pareció una elección imperdible. El título se veía genial, la trama muy entretenida, y venía con reseñas muy positivas. Así que cuando lo vi en la librería no dudé en comprarlo. Debo reconocer que durante las cien primeras páginas no entendía absolutamente nada, y que algunas páginas después incluso se me hizo pesado, sin embargo al final ha resultado ser una gran lectura, con todos sus peros. ¿Es tan complicado como aparenta ser? No, no “tan” complicado. Incluso me atrevo a decir que lo comprendí todo una vez terminada la novela. Y es que <<el final>>, como me lo pintaban algunas personas, no llegó a ser tan espectacular como me esperaba, incluso lo adiviné pasada la mitad de la novela. Aquí, no obstante, la culpa no es de Murakami, sino de la editorial Tusquets. Les comentaré eso un poco más adelante. Ahora les hablaré un poco de mis impresiones sobre esta novela.

Título: El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Páginas:  978-84-8383-191-5
ISBN: 488

Argumento.

Dos historias paralelas se desarrollan en escenarios de nombre evocador: una transcurre en el llamado «fin del mundo», una misteriosa ciudad amurallada; la otra, en un Tokio de un futuro quizá no muy lejano, un frío y despiadado país de las maravillas. En la primera, el narrador y protagonista, anónimo, se ve privado de su sombra, poco a poco también de sus recuerdos, e impelido a leer sueños entre unos habitantes de extrañas carencias anímicas y unicornios cuyo pelaje se torna dorado en invierno. En la segunda historia, el protagonista es un informático de gustos refinados que trabaja en una turbia institución gubernamental, enfrentada a otra organización no menos siniestra en una guerra por el control de la información; sus servicios son requeridos por un inquietante científico que juguetea con la manipulación de la conciencia y de la mente y vive aislado en la red de alcantarillado, una red poblada por los tinieblos, tenebrosas criaturas carnívoras.

Impresiones.

Una novela de Murakami (con todos los ingredientes que esa clasificación conlleva) para frikis de la ciencia. Estoy hablando de manera totalmente subjetiva y personal, pero con honestidad. Y es que, una vez terminada esta novela, no me caben dudas de que el público que posiblemente más disfrutaría de esta novela fuese el de amantes de la ciencia. Y no estoy hablando solamente porque el protagonista y el anciano estén ligados a esa rama del conocimiento, sino porque la novela en sí se sustenta en amplios e interesantes dilemas neurocientíficos. Comenzamos por el protagonista de la prima trama: un joven informático dedicado al análisis y cálculo de datos mediante un extraño método llamado shufting, desarrollado por una oscura institución llamada Sistema, se ve arrastrado contra su voluntad a una conspiración entre grandes organizaciones que buscan el dominio de la información. Sin embargo, información es un término demasiado amplio, que no permite al lector dimensionar las verdadera proporciones del problema.

El protagonista de la segunda historia es un hombre que acaba de entrar a un lugar llamado “el fin del mundo”, siendo despojado de su sombra y sus recuerdos como requisito para poder entrar. En aquel lugar, completamente perfecto, se tiene de todo lo necesario para vivir, a cambio de renunciar a la antigua vida. ¿Qué relación guardan estas dos historias? Cuando en la primera trama descubrimos que la “clave” que utiliza el protagonista de la primera trama para acceder a su subconsciente, el lector comenzará a establecer conexiones.   Este fin del mundo es en realidad una ciudad amurallada, rodeada de extraños seres, unicornios, que determinan las emociones de los habitantes. En el otoño, el pelaje de estas bestias cambia de color, y en invierno mueren. El protagonista de la primera trama recibe de parte de un extraño profesor el cráneo de un animal poseedor de un cuerno… sí, adivinaron bien, el animal es un unicornio.

Si tuviera que definir la novela completa en una sola palabra, esta sería fascinante  pese a todos los peros que más adelante detallaré. Desde el comienzo el lector siente una necesidad imperiosa de saber qué está ocurriendo; y más importante aún, por qué. El científico que vive en la red de alcantarillas subterráneas es más que inquietante, y sus explicaciones (totalmente claras y naturales, por cierto. Me llamó mucho la atención lo fácil que fue comprender, finalmente, lo que él intentaba decir. Además, es condenadamente divertido, si me permiten la expresión.) solo contribuyen a que el lector se interese más y más por la trama. Luego iremos descubriendo nuevas facetas de este misterioso hombre, de la mano de su nieta, la joven gorda de traje rosado.

Los personajes son unos de los puntos fuertes tanto de la obra como del autor en general. Complicados, llenos de facetas, con mucho desarrollo y diferente aristas, estos hombres y mujeres intentan vencer la soledad y encajar en el mundo. Utiliza también de forma muy interesante la influencia de la cotidianidad en las personas. El protagonista se siente tremendamente deshumanizado cuando finalmente le encuentra el valor a aquellas cosas que las personas normales hacen a diario. El sexo, además, es otro tema de interesante enfoque dentro de la historia. El autor lo utiliza para dar forma a los personajes, puesto que mediante la concepción que estos tienen sobre el tema se pueden establecer puntos muy interesantes sobre sus personalidades.

Una vez terminado el impulso inicial de la novela, sentí que avanzaba por inercia. Hay cien páginas que no tienen la intensidad del inicio, ni del final (algo que tampoco sabrá el lector en esa etapa, por cierto) y se hace un tanto densas. Avancé porque la historia me tenía enganchado, y quería saber, quería tener respuestas, y aún más importante: no quería salir del mundo planteado por Murakami. Evocador, sugerente, intrigante, así es la atmósfera que nos plantea el autor. Poco a poco nos sentimos rodeados de sus encantos, y es que el autor tiene un estilo impecable, que atrapa inmediatamente al lector. En todo caso, esto es bastante relativo para algunas personas. El estilo de Murakami o se ama o se odia, no hay puntos intermedios. Es similar a lo que ocurre con Auster, o Roth, o tantos otros grandes de la literatura. He leído a gente que destroza las novelas de Murakami, y a otros que las enaltecen.

Una vez superado este obstáculo me encontré con que la figura de mi idolatrado profesor desaparece. Su personaje comienza a desinflarse y la atención se centra en el protagonista. Está bien, comprendo que la historia se centra en el protagonista , sin embargo el autor había creado a un personaje memorable, del cual se podría haber sacado muchísimo más partido.

Los escenarios y las realidades se fusionan, confluyen, luego se separan, se difuminan y luego se aclaran. Así se percibe la trame en la mente del lector. Vuelvo a retomar el adjetivo fascinante, y es que la maestría del autor al perfilar la historia es increíble. Sin embargo, me faltó algo. La trama daba para mucho, se podría haber escrito una novela increíble, asombrosa, imprescindible, y solo se construyó una notable. ¿Qué quiero decir con eso? Dejando de lado que es una gran novela, admito que no colmó mis expectativas. Me esperaba más luego de Kafka en la orilla, sinceramente. Esto no quiere decir que sea una mala novela, nada más alejado de la realidad, sin embargo sostengo que el autor tiene las herramientas para llevar sus novelas a otro nivel, lo cual no sucede en este libro.

La sorpresa final no se me hizo tan sorprendente, sin embargo aquí la culpa no es del autor, al parecer. Tanto la primera como la segunda trama están escritas desde la primera persona, sin embargo una en tiempo pasado y otra en presente. Así es más fácil advertir las similitudes. Según leí en Internet, la edición original escrita en el idioma de Murakami, el japonés, cuenta con dos pronombres “yo”. Así es, en el japonés la primera persona se escribe de dos maneras, lo cual en el español no sucede. Para enfrentarse a ese dilema, la editorial optó por diferencias las dos partes traduciendo una en pasado y otra en presente. Los capítulos están intercalados, y supongo que en el idioma original causa un efecto más poderoso. ¿Podría haber salido la editorial de aquel contratiempo de otra forma? Quizá. No quiero hablar mal de los traductores porque me imagino lo complicado de su trabajo, y lo poco retribuido que es de parte de los lectores. Para qué estamos con rodeos: lamentablemente nos acordamos de ellos cuando encontramos traducciones horripilantes.

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas tiene partes memorables y otras no tanto. Algunas de estas partes memorables están contenidas en la entrada Notas al margen que publiqué hace un par de semanas.

Conclusión.

El fin de mundo y un despiadado país de las maravillas podría haber sido una novela magnífica, sin embargo es solo una gran novela. Sus personajes, totalmente murakianos (solitarios, llenos de contradicciones, que empatizan con el lector), se desenvuelven con soltura en la impresionante trama que el autor nos propone. Totalmente recomendable para los seguidores del autor japonés, sin embargo no la recomiendo para iniciarse en su obra. Hay libros mejores para eso, por ejemplo Kafka en la orilla.

Valoración.

ranking 4 (v1)
4 / 5

Notas al margen: El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

Notas al margen.

Terminé  de leer El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas hace algunos minutos, sin embargo ya tenía pensada esta entrada desde antes. Son muchas las citas que marqué en esta ocasión, y quería compartirlas con ustedes. No quiero adelantar nada sobre mis impresiones del libro (aún tengo pendiente publicar la reseña de Festín de cuervos, así que la de este libro tardará algunos días), sin embargo quiero decir algo que me tiene muy contento respecto a esta nueva experiencia con Haruki Murakami: ¡he comprendido -creo- la novela completa! Con Kafka en la orilla, aunque me encantó, quedaron algunos detalles pendientes con el escritor, por lo que en esta ocasión leí detenidamente, intentando asimilar cada frase, cada capítulo… y, finalmente, lo he conseguido.

Y ahora, una selección de fragmentos que me encantaron de este libro.

Lo que puedan enseñarte los demás acaba en sí mismo, lo que aprendar por tu propia cuenta forma parte de ti.

-A mi me parece que el corazón es algo muy imperfecto -dijo ella sonriendo.
(…)
-Sí, a mi también me lo parece. Es muy imperfecto -dije-. Pero deja huella. Y podemos seguir su rastro, del mismo modo que si siguen las pisadas sobre la nieve.
-¿Y adónde conducen?
-A uno mismo -respondí-. El corazón es así. Sin corazón no llegas a ninguna parte.

-Entonces, ¿ahora estás completamente solo?
-No -le dije pasando los dedos por la cuerda de nailons-. En este mundo nadie está completamente solo. Todos estamos unidos de una forma u otra. Llueve, los pájaros cantan. Te rajan la tripa, una chica te besa en la oscuridad.
-Pero si no tienes amor, es como si el mundo no existiera -afirmó la chica gorda-. Sin amor, la vida es como el viento que pasa por el otro lado de la ventana. No puedes tocar la mano del otro, no puedes percibir su olor. Por más mujeres que compras con dinero, por más desconocidas con las que te acuestes, no tienes nada verdadero. a ti tampoco te apretará nadie con fuerza entre sus brazos.
-No creas que me acuesto todos los días con prostitutas o con desconocidas -protesté.
-Es lo mismo -dijo.

-Escarmentar es bueno. Te vuelves prudente. Y entonces ya no te haces dalo nunca más. Un buen leñador tiene una sola cicatriz, ni una más, ni una menos. Una sola. ¿Entiendes?

2012, año de buenas lecturas.

Se acaba el año, y además de hacer un balance general de lo que fue mi vida durante los 365 días de este 2012, corresponde hacer un análisis de este variado año lector. Además de descubrimiento de autores y verdaderas decepciones con otros viejos conocidos, este año destacó por muy buenas lecturas, en palabras generales. Sin embargo también me encontré con chascos. Acompáñenme en este recuento lector 2012.

TOP 10 DE LIBROS 2012

10. EL OCHO, de Katherine Neville. Una compleja trama, que no decae en ningún momento, y que atrapa al lector desde el comienzo. De reelectura obligatoria (porque espero este año leer su continuación, El fuego), esta novela es un verdadero clásico del best seller.

9. EL PERFUME ,de Patrick Süskind. Es poco lo que se puede decir de esta novela, una verdadera obra maestra de los sentidos. Si no terminas sintiendo millones de aromas nuevos, es porque no leíste bien la novela, sinceramente. Con un protagonista complejo, al que adoramos pese a su atrocidad, El perfume representa

8. SALEM’S LOT, de Stephen King. Un clásico del género vampírico, una novela aterradora sobre extraños sucesos ocurridos en un pueblecito de Maine, y una visión sobre las conductas en zonas rurales de Estados Unidos. En la relectura de este libro encontré múltiples detalles que pasé por alto en la primera lectura, y en la adicción que me atacó lo leí en un par de días. Estos son los vampiros que me gustan…

7. ANIMAL FARM, de George Orwell. Una novela metafórica, demoledora, breve e increíblemente honesta. Una mirada diferente a la revolución rusa…y a la condición humana. En esta parodia del poder, disfrazada como cuento de animales, George Orwell nos da un ultimátum.

6. KAFKA EN LA ORILLA, de Haruki Murakami. No pongo este libro más arriba del listado (o, técnicamente, más abajo) porque todavía hay cosas que mi obtusa mente no acaba de comprender en relación a esta novela. Hay una cosa que sí es segura: repetiré de todas maneras con este autor.

5. LA SAGA DE LOS LONGEVOS, de Eva García Sáenz. Cuando la escritora me ofreció su libro para reseñar, y leí la sinopsis que ella misma proponía, no pude evitar sentirme fascinado por su argumento. Una vez terminado el libro la sensación prodominante es alegría. Alegría por el final, alegría por haber descubierto el libro, y alegría por haber aprendido muchas cosas. La novela está increíblemente bien documentada, y tiene un ritmo genial que no decae. Eva García Sáenz tiene un futuro arrollador como escritora. No lo había mencionado antes (en esta entrada)… ¡esta es su primera novela! Que se prepare el New York Times Best Seller Book list 😀

4. EL JARDÍN OLVIDADO, de Kate Morton. Pueden decir muchas cosas de este libro: que es un simple best seller, que fue hecho para vender, ¡lo que quieran! A mí me encantó la historia, el estilo de la autora, todo. La sensación de amor a los libros que se transmite en cada página me tenía encantado. La prosa de la escritora es más que la de una simple bestseller writer, así que anímense con esta novela, que de seguro los enganchará inmediatamente.

3. INDIGNACIÓN, de Philip Roth. Otro de los autores que descubrí este año, con una de sus más recientes obras: Elegía. Sin embargo después me aventuré con esta novela, un magnífico retrato de la situación de los jóvenes que se debatían entre servir a la patria en la guerra de Corea o servir a una sociedad que no sabe lo qué les exige.

2. EL NOMBRE DEL VIENTO, de Patrick Rothfuss. El autor es un mago de las palabras, y no porque nos presenta una novela de fantasías. Es diferente a muchas otras novelas del género, y me encantó.

2 – bonus. JUEGO DE TRONOS, de George R. R. Martin. Este año releí esta gran novela de fantasía épica. En un párrafo no alcanzo a mencionar todos los aspectos que me gustan de esta novela, así que los invito a leer la reseña. Agrego este  bonus al top 10 porque… bueno, si han leído esta novela saben lo increíble que es 😀

1. TORMENTA DE ESPADAS, de George R. R. Martin. Son muchos los lectores de la monumnental saga Canción de Hielo y Fuego los que aseguran que este es el mejor libro de la saga (hasta ahora). Para mí, que aún no termino el volúmen 4, esa afirmación me identifica. Durante sus más de 1000 páginas el lector no hace más que sufrir, emocionarse, histerizarse, llorar, sufrir nuevamente, y un largo etc después. Qué manera de unir tramas, crear universos y perfilar personajes. Con qué letalidad da golpes de efecto y mata a cualquier cosa que se mueva en pos de la trama. Solo una gran mente podría haber creado este universo, por su complejidad, profundidad e imaginación. La mejor novela del año que leí este 2012, sin duda alguna.

Como este año ha sido tan fructífero en cuanto a grandes lecturas, fue necesario hacer una selección sobre la cantidad de libros 5/5. Pero, como soy un blogero eficiente, agrego aquí la lista completa de libros valorados 5/5, quizá encontrarán algunas recomendaciones para este 2013 que se avecina.

1. EL OCHO, de Katherine Neville

2. KAFKA EN LA ORILLA, de Haruki Murakami

3. EL JARDÍN OLVIDADO, de  Kate Morton

4. LA SOMBRA DEL VIENTO, de Carlos Ruíz Zafón

5. EL NOMBRE DEL VIENTO, de Patrick Rothfuss

6. EL RAPTO DEL CISNE, de Elizabeth Kostova

7.EL JUEGO DE ENDER, de Orson Scott Card

8. SUNSET PARK, de Paul Auster

9. OLIVER TWIST, de Charles Dickens

10. LOS JUEGOS DEL HAMBRE, de Suzanne Collins

11. EN LLAMAS, de Suzanne Collins

12. EL PERFUME, de Patrick Süskind

13. SINSAJO, Suzanne Collins

14. CIUDAD DE CRISTAL, de Paul Auster

15. ANIMAL FARM, de George Orwell

16. EL EXTRANJERO, de Albert Camus

17. CHOQUE DE REYES, de George R. R. Martin

18. LA SAGA DE LOS LONGEVOS, de Eva García Sáenz

19. ELEGÍA, de Philip Roth

20. INVISIBLE, de Paul Auster

21. TORMENTA DE ESPADAS, de George R. R. Martin

22. ENSAYO SOBRE LA CEGUERA, de José Saramago

23. CUANDO TODO CAMBIÓ, de Donna Milner

24. LA CASA DE RIVERTON, de Kate Morton

25. EL MISTERIOSO CASO DE STYLES, de Agatha Christie

26. SALEM’S LOT, de Stephen King

27. INDIGNACIÓN, de Philip Roth

¿Malas lecturas? Sí, creo que unas cuantas, sin embargo ya ni recuerdo cuáles fueron, y creo que es mejor dejarlo así. Espero que este 2013 venga cargado de buenas lecturas, mejores que las de este año, si se puede.

Antes de terminar el año, un par de palabras más: espero que este venidero año sea estupendo para todos ustedes, lleno de éxito y logros; y, por qué no, ¡de muchos y buenos libros! Un abrazo a todos y…

Kafka en la orilla, de Haruki Murakami

Conocí los libros de Murakami gracias a dos blog,principalmente. El de R y el de Isi. Ambas páginas hablaban con muchoentusiasmo de la obra del japonés, y no tardé en entusiasmarse. En Chile ellibro se presenta en dos formatos: bolsillo y rústica con solapas. La ediciónbolsillo es bastante fea, por decir lo menos, y preferí comprar la edición dela fotografía que muestro más adelante; pero había otro inconveniente: elprecio. ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por un libro de Murakami? Como noestaba seguro de si me iba o no a gustar, reconsideré comprar la ediciónbolsillo, por una cuestión económica principalmente. No sé ustedes, pero a mime pareció que $61 (dólares) por un libro era un precio excesivo. Así que dejéel proyecto de iniciarme con Murakami para más adelante. Mi suerte cambiócuando el libro en formato rústica con solapas llegó gracias a mis familiaresen España, como les contaba en el IMM pasado. Feliz, con una edición genial yun escritor de culto entre las manos, comencé a leer Kafka en la Orilla.

KafkaTamura se va de casa el día en que cumple quince años. La razón, si es que lahay, son las malas relaciones con su padre, un escultor famoso convencido deque su hijo habrá de repetir el aciago sino del Edipo de la tragedia clásica, yla sensación de vacío producida por la ausencia de su madre y su hermana, aquienes apenas recuerda porque también se marcharon de casa cuando era muypequeño. El azar, o el destino, le llevarán al sur del país, a Takamatsu, dondeencontrará refugio en una peculiar biblioteca y conocerá a una misteriosa mujermayor, tan mayor que podría ser su madre, llamada Saeki.

Si sobre la vida de Kafka se cierne la tragediaen el sentido clásico, sobre la de Satoru Nakata ya se ha abatido en el sentidoreal: de niño, durante la segunda guerra mundial, sufrió un extraño accidenteque lo marcaría de por vida. En una excursión escolar por el bosque, él y suscompañeros cayeron en coma; pero sólo Nakata salió con secuelas, sumido en unaespecie de olvido de sí, con dificultades para expresarse y comunicarse…salvo con los gatos. A los sesenta años, pobre y solitario, abandona Tokio trasun oscuro incidente y emprende un viaje que le llevará a la biblioteca deTakamatsu. Vidas y destinos se van entretejiendo en un curso inexorable que noatiende a razones ni voluntades. Pero a veces hasta los oráculos se equivocan.

El día en que Kafka Tamura cumple quince años toma una decisión quemarcará su vida para siempre: se fuga de casa con un par de cosas en la mochilay se embarca en un viaje determinado por el destino, en donde los misterios ylas situaciones surrealistas enganchan al lector desde la primera página. Tomaun autobús en dirección a Takamatsu, puesto que intenta alejarse lo más posiblede su vecindario, para evitar ser descubierto por los servicios sociales.Llegará a la misteriosa biblioteca privada del lugar, en donde se encontrarácon la anciana Saeki quien posee un enigmático pasado, íntimamente relacionadocon Kafka. 
La vida del joven Kafka ha estado plagada de sufrimiento. A los cuatroaños su madre se fue de su hogar junto a su hermana, dejándolo solo con supadre, con quien mantuvo una relación fría y distante hasta el día de supartida. Las complicaciones llegaron con el paso del tiempo, y junto a laadolescencia. Incomprendido, solo, triste, Kafka comienza a separarse de larealidad paulatinamente, mediante ejercicio físico y mental, intentandopreparase para lo que se perfila como una inminente partida.

La
  historia de Kafka me llegósignificativamente, quizá por el hecho de que compartimos la edad, o de quealgunas cosas que suceden en su vida hacen que el lector se punga de su lado deforma mecánica. Después el personaje se va tornando más turbio, y dejé de sentiraprecio por él; pero como primera impresión…

El personaje que más me fascinó de la historia fue Nakata; un extraño anciano quien perdió ciertas facultades mentalesluego de un accidente durante su infancia, sin embargo tiene un don: puedehablar con los gatos. Para subsistir recibe una pensión del gobernador, yrealiza ciertos trabajos como buscador de gatos perdidos, intentando obtener undinero extra. La inocencia del personaje en ocasiones arranca más de unasonrisa al lector y haga lo que haga el personaje siempre contará con laaprobación de nosotros quienes conocemos su pasado y tal vez su futuro.

Será en una de estas cacerías de gatos en las que su destino se torcerápara siempre. Buscando a una gata llamada Goma llega a la residencia de un talJhonnie Walken, quien lo obliga a cometer un asesinato. Nakata, confundido,toma la decisión de asesinar al señor Walkien, puesto que es la única forma desalvar a la gata que busca para el encargo. Algo en su interior le dice que suvida ha cambiado, y se embarca en un viaje a través de Japón, que desembocaráen la biblioteca de Takamatsu.

Hasta aquí de trama general; descuartizar la historia sería un crimen.La novela está plagada de los personajes más originales que haya leído jamás.Sólidos, psicológicamente bien trazados y con motivaciones y dilemas múltiples.A través de las páginas somos testigos de los cambios que atraviesan, de losmomentos difíciles y de cómo los superan; observamos el cambio que vanadquiriendo en sus personalidades y la forma en que estos cambios interfierenen el desarrollo de la trama. El personaje que más desarrollo psicológico tienees precisamente Kafka quien, a sus quince años, se fuerza a madurar más rápido.Producto de una maldición echada por su padre el comienza a intentar torcer lamano del destino, y en su esfuerzo alterará los designios de los oráculos.Porque, como dice la sinopsis, a veces, hasta los oráculos se equivocan…


La trama se mantiene firme y sólida hasta el final, aunque esto no es lomás importante del libro. El libro se basa a grandes rasgos en dos tramasparalelas, que finalmente confluyen en el desenlace. En primer lugar, lahistoria de Kafka; en segundo lugar, la vida de Nakata, y su odisea junto aHoshino, un joven quien lo transporta largo tiempo de su viaje, y se encariñacon el anciano —Nakata—, a tal punto que deja su trabajo de lado poracompañarlo en su misión.

La ubicación de la historia también está muy bien descrita. Losescenarios japoneses prácticamente te saltan en la cara, y tú te sumerges en elpaisaje e interactúas con el medio. Pero, aún esto no es lo más importante. Sibien los personajes son redondos, la trama es redonda y la descripción esredonda; algo es mejor todavía, y constituye el componente que hace de un libroun libro Murakami.

La técnica usada por el escritor es sensacional. Con una prosa sencilla,liviana y, a la vez profunda, las páginas se deslizan ante la mirada del lectoren forma hipnótica y absorbente. En ningún momento se me hizo pesado. Aquí estáel centro de la obra de Murakami: su capacidad de narrar atmósferas en dondemúltiples cosas confluyen. El mundo onírico y el real, el pasado y el presente,el mundo oriental y el occidental; y una incisiva mirada a la sociedadcontemporánea. No es una crítica a la sociedad, sino una perspectiva fresca ynovedosa. El mundo de Murakami es intenso y dinámico, e incita al lector aviajar hacia él. Quizá no Murakami no sea un maestro en cuando a poderío lingüístico,sin embargo se vale de otros elementos, tales como la habilidad de construirpersonajes interesante, hilar tramas profundas, y examinar la vida japonesamediante un prisma realista y con un humor incisivo, para brindar una historiapoderosa y reflexiva, de mucha calidad, que dará para pensar en el lector.

Al principio la atmósfera y los personajes son chocantes, y causan unaimpresión un poco fuerte. Llueven sardinas y caballas, se sustraerán las almasde gatos, llegaran personas que no están “ni vivas ni muertas” y se revelaránsecretos de otro mundo, parecido a este; demasiado parecido…
Como Isi dice en su blog, probablemente hay tantos finales como personasque leyeron el libro. El final es un poco incierto, y da cabida a múltiplesinterpretaciones. En l personales les ofrezco mi visión del final, escrita enletra de otro color, para que sepan y, si no han leído la novela, se salten elpárrafo.

Pienso que finalmente la profecía se cumple en parte. Kafka se acuestacon su madre, la señora Saeki, pero no con su hermana biológica. Sakura es su hermana ensentido figurado, puesto que le brindó el apoyo que él necesitaba de formadesinteresada. Ella en algún momento le dice que le habría gustado tener unhermanito como él. Nakata se encuentra en un fuego cruzado, y luego de cumplirsu misión simplemente abandona la Tierra. Walken sí era el padre de Kafka, perousaba otra identidad para realizar el portal al otro mundo con los gatos. Lacosa blanca que sale de Nakata… bueno, pues eso no sé. Quizá es la personalidadque se le fue impuesta al anciano y que, para descansar en paz, debe seraniquilada.

Esos fueron algunos puntos del final que me presentaron dudas.Probablemente, como dice Isi, todos tendremos finales distintos…

Como leí en un lugar de internet, el libro es una novela de personajes.Nunca me había topado con personas así, tan interesantes y complejas. Lassituaciones narradas en la historia son muy surrealistas, pero con un trasfondoimportante. Los personajes también tienen algo en común, a pesar de que seubican en dos extremos distintos de sus respectivas vidas.

Como trasfondo podría acotar lo siguiente: merece la pena vivir, a pesarde los conflictos que debamos pasar, y los dramas que nos azoten. La novela,finalmente, es muy esperanzadora. Hay momentos duros, muy duros, y otros quenos emocionan y alegran, por los personajes, claro está. Muchos sentimientos se contraponen en la obra. Alegría, pena, suspenso, temor… múltiples sensaciones puestas a disposición del lector. Se lee de un tirón, el primer día devoré casi 250 páginas. Más que conocer el final de la historia, lo que me mantuvo en vilo fue el agrado que sentí al ser parte del magníficamente construido universo de Murakami.

Como dato extra, les cuento que la novela fue seleccionada como librodel año, por el diario norteamericano New York Times, en el año 2004. Másadelante sonó mucho el nombre del japonés como candidato al nobel. CiertamenteMurakami es considerado un escritor de culto en todo el mundo. Por mi parteespero leer pronto más novelas de este magnífico escritor oriental.

Acabo de encontrar una entrevista (de las pocas que hay) a Murakami, muy interesante. Les dejo el link para que la lean, y un extracto del final

Parece que usted no responde al arquetipo de ‘autor’. Máscuando provoca a las eminencias culturales diciendo que le ha influido tantoDostoievski como Ken Follett. ¡Menudo escándalo!
Bueno, para que quede claro. Soy un hombre sencillo aquien le gusta vivir aparte. Pero sí me siento especial cuando escribo. Cuandono escribo, soy normal y quiero sentirme normal. Es más, si voy caminando porla calle y alguien viene a decirme algo, lo primero que pienso es: ¿por qué lohará? Si yo soy un tío normal. Me hacen sentirme extraño.