Reseñas breves: Demian (Herman Hesse) y El lugar sin límites (José Donoso)

La imágen no es de mi propiedad,
 pertenece a luxatenealibros.blogspot.com/
Demian, de Herman Hesse.
Parte del plan de lectura para la clase de Lengua, Demian resultó ser todo un descubrimiento. La historia comienza con Emil Sinclair de joven, quien nos anuncia que nos contará la historia de su desarrollo adolescente y adulto. Su historia estará marcada profundamente por un joven llamado Demian, poseedor de una peculiar sabiduría y practicante de oraciones hacia un oscuro dios llamado Abraxas. 
El bien y el mal, lo horrendo y lo bello, lo tierno y lo cruel, la vida y la muerte; son solo algunos de los conceptos que se unen en esta deidad, que simboliza lo diabólicamente divino. Sin embargo, este es solo uno de los aspectos de esta gran obra, creada por el nobel Hermann Hesse. Sin embargo también se tocan temas como el gnosticismo,  y su influencia en la vida espiritual en las personas. La novela está cargada de una dotación espiritual, pues analiza distintas aristas sobre el desarrollo psicológico del protagonista bajo ese prisma: desde la seguridad de la casa de sus padres, ambiente de celoso cristianismo, hasta los días finales en los que cree en Abraxas (un dios completamente recomendable, debo decir)
Me llamó bastante la atención el poder narrativo del escritor, quien le brinda “este poder” a su protagonista, dotado, según la editorial, <>. Quizá eso es un poco exagerado, no obstante no puedo negar que Emil Sinclair es sensible al narrar, pero en el buen sentido. Quiero decir que no es pomposo, o torpe, o grotescamente meloso, como en algunos casos de otros autores, que interpretan la sensibilidad como una oportunidad de usar lenguaje empalagoso de forma gratuita. No, no debería ser así. La verdadera sensibilidad debe radicar en el entendimiento de la profundidad psicológica de los personajes.
Una novela de formación. Así la definió mi profesor en algún momento, y el término queda perfecto. A través de la prosa de Hesse descubrimos todo lo que pasa en la historia del protagonista, y en base a esto mismo reflexionaremos sobre nuestra propia historia. Una novela magistral, rápida y delicada, con personajes increíbles y una trama que atrapa. Totalmente recomendable, sobre todo para leer en la adolescencia. 
VALORACIÓN: 5 / 5
El lugar sin límites, de José Donoso.

El Lugar sin LímitesOtro libro parte del plan de lectura. Pese a que no me gustó tanto como Demian, quiero señalar que no se trata de una novela mala, sin embargo la encontré un poco forzada en su argumento, pues el autor intenta entregar su siempre característico lenguaje: el juego de las identidades.
Para José Donoso, las distintas identidades de las personas no son más que máscaras, pues  la esencia personal no se manifiesta en estado puro. Además, la historia se basa en la postergación de los sectores rurales más apartados de la ciudad, y como este infierno eterno al que se enfrentan los personajes parece no impactar en la metrópolis. Como me dijo Mauro Vargas, autor del blog Friki Mortis, en un comentario pasado, el sentido del libro se encierra en el extracto que aparece al inicio. Ténganlo en cuenta si se deciden a leer esta obra. 

No siento necesario apuntar más en este caso, así que les dejaré la sinopsis de la novela nada más: La máscara, el maquillaje que reformula las identidades: José Donoso ha buscado siempre en sus relatos, obsesivamente, ese otro rostro posible de los seres y las cosas. El lugar sin límites (novela que llevó al cine el mexicano Arturo Ripstein) juega eficazmente con el engañoso espejo de los sexos -la Manuela- en un prostíbulo de pueblo, especie de infierno anodino donde confluyen no sólo las pasiones eróticas, sino además los sórdidos juegos de poder y dominación que suelen marcar los territorios degradados. Metáfora de la postergación y el encierro, esta novela muestra una marginalidad contra la cual el doble filo de las apariencias parece la única estrategia posible, aunque signifique tentar a la muerte.  

VALORACIÓN: 3.5 / 5

¿Reseñas breves? Realmente no son mi estilo, pero lo vi necesario ante la cantidad de libros aún por reseñar. No me gusta hacer comentarios de libros que he leído meses atrás, siento que no es lo mismo. Las siguientes reseñas serán como siempre: más largas. Sin embargo en estos dos casos creo que sinteticé totalmente mi opinión. ¿Los han leído? 
Anuncios