Post Mortem, de Patricia Cornwell

Se me están acumulando los libros para reseñar, y no puedo subir una diaria. Así que probablemente algunos quedaran guardados en la memoria de mi netbook como archivo de texto. Compré este libro en una oferta de la librería. El precio, totalmente bajo, aceleró el proceso. Hace tiempo que tenía ganas de leer algo de Patricia Cornwell, porque sus novelas se veían muy interesantes. Y no me he equivocado. La novela es genial.
A continuación, la reseña y la sinopsis.

Tres mujeres han aparecido salvajemente asesinadas en sus propios dormitorios. El responsable de estos crímenes actúa siempre los sábados, de madrugada, y deja muy pocas pistas. De manera que cuando la doctora Kay Scarpetta, jefa del departamento de Medicina Legal de la ciudad, recibe una llamada a las 2.33, supone que algo grave ha sucedido: hay una cuarta víctima. Kay Scarpetta recurrirá a los últimos avances en medicina legal y tendrá que vérselas con aquellos que quieren sabotear su trabajo…, y es que no a todo el mundo le gusta ver a una mujer en el puesto que ella ocupa.

PatriciaCornwell es considerada una de las mejores escritoras de novela policial de Norteamérica.Su célebre personaje, la doctora Kay Scarpetta, está próximo a llegar a la granpantalla. Pero eso es otro tema. La doctora utiliza su habilidad como forensepara analizar todas las posibilidades, y así llegar a descubrir el enigma.


Lanovela está poblada de interesantes y explicaciones científicas sobre elextraño mundo de la medicina forense. He leído otras historias sobre médicosforenses, pero ninguna tan completa como esta. Aquí la escritora sabe de quéhabla, y no escatima en explicarle al lector cómo realiza Kay los peritajesforenses. Aunque, en honor a la verdad, es Kay la que nos cuenta lo que hace.Porque, como se habrán dado cuenta, la novela está narrada en primera persona(pasado) y es la doctora la que nos cuenta qué hace dentro del laboratorio.

Cadamáquina, instrumento, cada proceso químico queda detallado en la novela, locual es muy interesante porque al menos yo aprendí mucho. Estos procesos deinvestigación hacen que la doctora Kay logre descubrir la identidad delasesino, el cual es totalmente insospechado.

Ademásde a claridad con la cual se entrega la información científica referente alárea forense, la escritora también presenta estadísticas y datos curiosos delmundo de la medicina general. A continuación les presento un pequeño fragmentomuy interesante.

Existela hipótesis de que al menos el uno por cuento de la población es psicópata.Genéticamente, estos individuos son intrépidos, proclives a utilizar a losdemás y supremos manipuladores. En su lado bueno, son espías extraordinarios,héroes de guerra, generales condecorados con cinco estrellas, ricos empresariosy James Bonds. En el malo, son la maldad personificada: Nerón, Hitler, RichardSpeck, Ted Bundy, personas antisociales pero clínicamente sanas que cometenatrocidades por las que no sienten remordimiento ni culpa alguna. 

O sea, si estoy en la fila del banco, con cien personas a mi alrededor, una de ellas será psicópata. Te hace pensar…

En relación a la trama en sí, como ya vieron en la sinopsis que la doctora es despertada en la madrugada, obviamente se da cuenta de lo peor: hay una nueva víctima.
Con cada crimen, aparentemente el asesino se vuelve más desalmado. Las muertes se tornan más crueles y la víctima sufra cada vez más. Así nos damos cuenta de que esta mujer asesinada, Lori, fue víctima de violencia sexual.

Laboratorio similar al de Kay

Este caso le ayuda al equipo a trazar un nuevo perfil psicológico del asesino. Se vuelve más cruel, y gracias a eso logran determinar cómo será el nuevo asesinato. Pero gracias a este perfil, y a los resultados médicos, nos damos cuenta de que el asesino tiene una característica única. Sí, digamos única. Posee un desorden genético que ayuda a ser más identificable para los detectives. Y con esta información se dedican a atormentarlo por medio de la prensa.
Se desata entonces un juego cruzado, de colaboraciones clandestinas, torturas psicológicas, mientras se siguen avanzando los peritajes a los cuerpos. Repentinamente ocurre otra muerte, la de la hermana de la periodista que prestó colaboración en la investigación. Los problemas aumentan y el asesino se torna más esquivo.

Y como si esto fuera poco, Kay Scarpetta se ve enfrentada también a algunas personas envidiosas y misóginas, que no soportan ver a una mujer en un cargo importante. Estas personas intentarán esparcir información falsa a toda costa, y querrán que ella salga de la investigación. Relacionado a esto, ella está en una relación con un policía, la cual, a medida que avanzan las páginas, parecer ser cada vez más sospechosa.

Y si, por algún motivo, lo anterior no fuese poco, además la doctora se verá inmersa en un drama familiar, la cual consumirá aún más su tiempo.
En resumen, les cuento que es un libro que me encantó, y de seguro seguiré leyendo las novelas que componen la “Serie de Kay Scarpetta”, que continúa con “El Cuerpo del Delito”


Post mortem.
Patricia D. Cornwell.
Punto de Lectura – 

448 págs. / Rústica / Castellano /
Libro ISBN10 846631234X; ISBN13 9788466312349