2014 en libros.

Siempre es agradable leer listas de cosas: las mejores películas, los libros que leer antes de morir, las exposiciones de arte más pretenciosas y vacías. Son sencillas, rápidas de leer, y entregan las recomendaciones que buscamos. No hay mucho que comentar en cada ítem, pues la idea es simplemente decir por qué incluimos ciertos títulos en lo mejor o lo peor del año, y ya está. Tras un par de minutos de lectura comprendemos el punto de vista de quien escribe y podemos adivinar gran parte del contenido de su blog. Esta entrada, al igual que la del año pasado, es una ventana a lo que ofrezco en mi página, y cuenta con todos los elementos que pretenden hacerles creer que mi blog es interesante de leer: no hay largas disgresiones sobre personajes, no expondré detalles de la trama, y tampoco haré un análisis de la obra. Los invito, pues, a comentar conmigo cuáles fueron mis mejores lecturas de este año. Además, y lo menciono en negritas, espero sus comentarios, sobretodo si no están de acuerdo con mis elecciones, pues ese tipo de comunicación es la que siempre espero al subir una entrada. Quiero que alguien me exponga su punto de vista, me diga cultamente que me equivoco, que me invite a debatir. Entre comentarios del tipo ¡lo apuntaré, gracias! o ¡lee mi novela, la próxima revelación del 2015! y el odio de los haters, me quedo definitivamente con estos últimos. Así que si concuerdan conmigo, o piensan que he perdido la razón al escribir esta entrada, ¡coméntenlo! ¡Comentemos! Hablemos de libros.

2 NOVELAS DECEPCIONANTES PEORES LECTURAS DEL AÑO

Si me preguntan por la peor lectura de este año instantáneamente responderé El temor de un hombre sabio, un tocho de más de mil páginas que impacta por lo vacío de sus capítulos, el desagradable cambio en el ritmo que ocurre avanzadas 400 páginas y las cantidades industriales de paja que usa el autor para rellenar y abultar la historia. Por otra parte, casi tan decepcionante como el libro de Rothfuss, está Mr. Mercedes de Stephen King, su intento de escribir una novela policial, que intentaré no recordar hasta que lea la segunda parte, porque soy masoquista y continuaré con la trilogía.

MEJORES LECTURAS DEL AÑO

Comencemos por algunos libros que, no obstante son excelentes y también las menciono dentro de las mejores lecturas del año, no alcanzan a ingresar al Top 10. Obras impresionantemente innovadoras como La casa de hojas, de Mark Z Danielewski, un autor que decide llevar al límite la interacción entre lector y libro, con una propuesta transgresora que nos invita a jugar; pasé verdaderos momentos de tensión con este libro, no solamente cuando tenía que torcerlo y ubicarlo frente a un espejo para poder leer ciertos pasajes. Otra novela que destaca por la experimentación es Fantasmas, de Chuck Palahniuk, un autor que busca en cada novela impactar al lector. Aquí junta distintas historias que escribe un grupo de autores confinado a un retiro de creatividad, cuya oscuridad solo sirve para destacar el lado siniestro de sus narraciones. La mejor novela que he leído de este autor, sin dudas. Cambiando radicalmente de género, menciono The knife of never letting go, primer libro de la trilogía Chaos Walking de Patrick Ness, con la nos invita, con una voz que estiliza las palabras del niño protagonista, a conocer un mundo en que todos pueden oír los pensamientos de todos, en un planeta lejano que se prepara para albergar a la civilización humana que escapa del desastre en que se ha convertido la Tierra. Aunque me habría gustado ponerlo en el top, ya incluí otro libro del autor, A monster calls, e intentaré variar un poco los títulos. Finalmente quiero mencionar la conmovedora Stoner, una novela magistral que nos habla de la mediocridad y una extraña forma de entender el éxito, a través de los días normales de la vida normal de un protagonista normal. Ahora, sin otras menciones especiales que hacer, avancemos al top 10.

LAS 10 MEJORES LECTURAS DEL 2014

lo mejor 1

10. ‘Sobre la belleza’ de Zadie Smith.

Quiero destacar la universalidad de este relato, lo fácil que es identificarse con este grupo de académicos en guerra intelectual, la familia ecléctica de los profesores y sus constantes conflictos. Divertida e irónica, Zadie Smith compone una novela en donde la profundidad y la agudeza intelectual se dan la mano en un tour ameno y entrañable. Llena de premisas ocultas y no tan ocultas, se me ocurre que Sobre la belleza podría anunciarse con el siguiente eslogan: Los académicos también son personas. Y aunque hay una interesante discusión sobre la belleza, sus representaciones, y conceptos como la discriminación positiva, creo que para captar lectores resaltaría el aspecto humano de esta novela.

9. ‘A sangre fría‘ de Truman Capote

Seguramente muchos de ustedes conocen este libro, “novelización” de los eventos ocurridos a la familia Clutter y la posterior investigación, que masificó un incipiente género llamado True Crime. Capote es un genio. Un hombre con semejante don para captar el alma humana solo merece ese apelativo, y si a esto le sumamos un talento especial para la prosa obtenemos la impresionante obra que este libro es. Emocionante, impactante y cruda en sus implicaciones, A sangre fría nos obliga a ver a los asesinos como nunca antes habríamos hecho. Imprescindible. Una de las novelas que todos deberíamos leer alguna vez.

8. ‘Casa de campo’ de José Donoso

Una obscura y grotesca novela, cargada de simbolismos y alegorías sobre la historia de la violencia en Chile, contada con la prosa que solo Donoso sabe producir. Seguramente lectores extranjeros no captarán la totalidad de referencias (como seguramente muchos lectores nacionales tampoco lo harán, porque por momentos no sabes si el autor se refiere a un hecho histórico o a otro. Una interesante ambigüedad que nos obliga a jugar con él), sin embargo si desean conocer un Chile literario diferente, los invito a descubrir esta magnífica obra.

7. ‘A monster calls’ de Patrick Ness

Una conmovedora novela sobre un niño visitado por un monstruo que le intenta arrancar a base de historias y ficciones la verdad inherente que lleva dentro. Una pista: se relaciona con la catastrófica enfermedad de su madre. Con una prosa sencilla y perfecta, el autor presenta esta novela que emocionará a niños y adultos. Me habría gustado leerla en la edición ilustrada, y recomiendo que, si pueden, la consigan, sin embargo, no son necesarias para disfrutar esta maravillosa historia.

6. ‘Middlesex‘ de Jeffrey Eugenides.

La lectura de noviembre en el Man Pulitzer Book Award Project llega directo a las mejores lecturas del año. Una saga familiar que recorre décadas y continentes hasta desembocar en Cal, una persona nacida dos veces, primero como chica y luego como chico, que nos cuenta en primera persona (que además nos obliga a plantearnos el narrador protagonista de otra forma) la historia de su autodescubrimiento. La prosa precisa del autor, una habilidad épica de hacer de esta historia una incesante cadena de acontecimientos que no da tregua al lector y su humor y cariño especial para tratar a los personajes, constituyen un libro magistral, ganador del Pulitzer, que se instala entre las grandes novelas americanas, y en las grandes lecturas de mi vida como lector.

lo mejor 2

5. ‘American Psycho’ de Bret Easton Ellis.

Esta excesiva novela es desagradable de leer. Grotesca en sus pasajes más vanidosos y hasta vomitiva en sus escenas salvajes. Pese a esto, me parece necesaria, toda una experiencia de lectura que cumple su objetivo: forzarnos a pensar. Patrick Bateman es millonario, es exitoso en su trabajo como hombre de negocios y ha cumplido el ideal americano del éxito financiero-social que muchos han perseguido en las últimas décadas. Bajo su ropa cara y sus productos cosméticos, se oculta un monstruo que recorre Manhattan cometiendo crímenes atroces. Pero la brutalidad de la novela no se limita a las escenas de desagradable violencia. La novela es un todo que funciona a la perfección, un microcosmos descompuesto que nos arrastra a la locura y nos obliga a presenciar el espectáculo destructivo que es el protagonista, un verdadero productos de la sociedad que ha sido liberado y olvidado por sus creadores, el oscuro sistema.

4. ’22/11/63‘ de Stephen King

Las dos novelas del maestro que aparecen en esta entrada comparten una intención común: probar suerte en un género poco usual para el maestro del terror contemporáneo. A diferencia del libro que mencionaré después, en 22/11/63 encontramos a Stephen King en su esplendor como narrador, mezclando elementos de la crónica histórica, el thriller, los viajes en el tiempo y las implicaciones casi metafísicas del mundo que entronca en la Torre Oscura, en una historia entrañable e impecable. Personajes que ya son viejos amigos, sometidos a una trama que no da tregua el lector, que nos mantiene en vilo hasta el final, atraviesan el tejido espacio temporal para ofrecernos la novela que faltaba en el impresionante arsenal literario en que se ha convertido la obra de uno de los grandes narradores de Norteamérica.

3. ‘Ampliación del campo de batalla‘ de Michel Houellebecq

Una novela breve, concisa y difícil de asimilar, que nos lleva al complejo campo de batalla creado tras la asimilación del modelo neoliberal. Memorables pasajes nos presenta este libro, como el escape a la naturaleza del protagonista, sus reflexiones sobre lo complejo que es comprar una cama, o su peculiar opinión sobre las mujeres y sus terapeutas. Incómoda, divertida de leer, y muy precisa en cuanto a sus pretensiones, esta novela me presenta a un autor que seguiré durante el 2015.

2. ‘La trilogía de Nueva York’ de Paul Auster

Tres novelas breves interconectadas en un mundo ambiguo y emocionante. Tres ejercicios literarios que mezclan géneros y derriban barreras, componiendo la primera gran obra del novelista americano Paul Auster. Este es uno de esos libros que terminas con la boca abierta, sabiendo que volverás a devorar en poco tiempo, porque en una lectura es imposible captar su oscura profundidad. Múltiples son las razones por las que este libro es una obra de culto, imprescindible en el “canon posmoderno”, y abarcan desde la reflexión sobre el lenguaje y sus limitaciones, la naturaleza de la literatura y las posibilidades de la ficción literaria. Ambiciosa y juguetona, esta novela concentra los mejores elementos del autor, que intentará retomar en sus posteriores trabajos.

1. ‘La broma infinita’ de David Foster Wallace

Esta infinita novela, que literalmente se burla del lector en muchos momentos, arrastrándolo por monólogos sobre la naturaleza de las videoconferencias, las intrincadas reglas de un curioso juego llamado Escatón, los ligues amorosos de un adolescente y luego las conversaciones de espías-asesinos en silla de ruedas, con un futurista telón de fondo que abarca políticas separatistas y una película que mata a quien sea que la vea. Una locura de libro, que no volveré a comentar aquí, así que les dejo la anti-reseña que escribí tras la extenuante lectura. Eso sí, un último comentario, y quizá la razón por la que es, indiscutiblemente, mi mejor lectura del año: si tuviera que elegir el momento más conmovedoramente humano, más desgarrador, honesto y maravilloso, de los 365 días que pasé leyendo durante el 2014, lo encontraría en esta novela. David Foster Wallace no es una leyenda, solamente, por la impresionante forma de concebir una novela que aportó a la literatura, burlando las reglas de linealidad y legibilidad, sino también por su inusual comprensión de aquello que se oculta o que intentamos ocultar dentro de nosotros, sentimientos que él rescata y analiza, deconstruye y clarifica, ya sea en intentos monólogos o en lentas secuencias de acción incesante.
Impresionante. Imperdible. Imprescindible.

¡Y aquí termina este recuento de lecturas! ¿Han leído algún libro del Top 10? ¿O de mis decepciones del año? Cuéntenme sobre sus lecturas del 2014 y sus propósitos lectores para el año que comienza.

¡Feliz año 2015 a todos!

Anuncios

Marzo en libros

Acaba un mes complicado, un mes en que comienza nuevamente la rutina escolar y con ella los trabajos, los exámenes, los ramos de relleno que tanto que me aburren día a día y la falta de tiempo. Además, este año, tomaré paralelamente clases en otro centro para prepararme a la prueba PSU, situación que seguramente demandará más de mi tiempo, aunque también ganaré minutos, muchos minutos, de transporte público, los cuales me gustaría aprovechar leyendo, siempre y cuando no viajen diez personas por metro cuadrado. En fin, este mes sí logré leer una suma normal de libros; y lo que es mejor: fue una racha de buenas lecturas. A continuación, un breve comentario de los libros que leí este mes.

SAM_3792

‘La música del azar’ de Paul Auster

Otra gran novela de uno de mis escritores favoritos. En esta ocasión, un viaje en carretera que prometía a Jim Nashe tomar el mando de su vida y su libertad como individuo se mezcla con tramas de póquer y azar hasta desembocar en una bizarra historia de dos millonarios que desean construir un muro usando los escombros de un castillo gótico-medieval. Simbólica, profunda, emocionante, esta novela habla sobre cómo nos construimos a nosotros mismos con los recursos que poseemos y a los cuales más fácilmente accedemos: los recuerdos de nuestro pasado. No obstante, siempre está el azar, una fuerza irónica y poderosa que rige la vida de los personajes, manipulándola donde menos lo esperan. Totalmente recomendable, esta novela del Auster original, como lo llaman algunos lectores, emociona y conmociona mientras presenta a dos personajes empáticos y extrañamente ambiguos. VALORACIÓN: 4.5/5

‘El guardián entre el centeno’ de J.D. Salinger

Este libro, como muchos, despierta a detractores que lo tildan de superficial y hasta tonto, y a enstusiastas que lo ensalzan en títulos como obra de culto u obra maestra. Creo que puedo considerarme dentro de último grupo. En esta obra honesta y desenfadada, el autor explora la tormentosa adolescencia, una época de cambio y ansiedad, de hormonas y extraño razonamiento, retratando a un caristmático personaje que ha logrado concentrar en sí a generaciones de jóvenes que leen y conservan para siempre en sus recuerdos a este libro.

Deberías ir a un colegio de chicos. Pruébalo alguna vez. Están llenos de farsantes. Tienes que estudiar justo lo suficiente para poder comprarte un Cadillac algún día, tienes que fingir que te importa si gana o pierde el equipo del colegio, y tienes que hablar todo el día de chicas, alcohol y sexo. Todos forman grupitos cerrados en los que no puede entrar nadie. Los del equipo de baloncesto por un lado, los católicos por otro, los cretinos intelectuales por otro, y los que juegan al bridge por otro.

Hablar de la adolescencia es fácil; decir algo relevante sobre ella, no. Una novela necesaria, casi diría de lectura obligada, que debería enseñarse en institutos. Una novela imparable, profunda, compleja. Una novela amena y divertida. Una gran novela, un libro sensacional. VALORACIÓN: 5/5

‘Extremely loud and incredibly close’ de Jonathan Safran Foer

Hablar sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 debe ser muy complicado, más si eres un novelista que está preparando su segunda novela tras una obra que fue elogiada por autores y críticos de todo el mundo. A este dilema se enfrenta Safran Foer, y creo que logra salir airoso de la situación, presentándonos a Oskar, un joven inventor, escritor de cartas, astrónomo amateur, joyero, vegano y detective, entre otras actividades que llenan su ansia de conocimiento, que pierde a su padre durante el ataque a las Torres Gemelas. La novela, lejos de ser un melodrama, alcanza momentos de emoción inolvidables, explorando la naturaleza de la pérdida y el arrepentimiento a través de dos historias paralelas. Aquí, además, el autor juega con pequeñas modificaciones en la forma de presentar el texto, de forma menos radical que, por ejemplo, en Casa de Hojas. Personalmente creo que esas innovaciones sobran en la novela, y que el verdadero talento del autor, el verdadero valor de su escritura, nace cuando narra con bella prosa las escenas más cotidianas y dramáticas de los personajes. Allí, en esos momentos, esas escenas en que te debates entre la desolación y la alegría, aparece un joven prodigio de la literatura. VALORACIÓN: 4/5

The knife of never letting go de Patrick Ness

Emoción en estado puro. Hacía tiempo que un libro no me ponía tan nervioso por el destino de los personajes. Narrado de forma amena y perfecta, en la voz del joven Todd, el autor presenta un escenario futurista, distópico, en el que la especie humana ha tenido que abandonar el planeta y establecer colonias en otros lugares. ¿No les atrae la trama? No importa. Consigan el libro igual. No se lo pierdan. Comiencen con esta trilogía que promete tensión a raudales.  VALORACIÓN: 5/5

Y esas fueron mis lecturas de este mes. Espero terminar durante abril todos los libros que tengo empezados, en los que se cuentan tres colecciones de relatos. Usualmente no leo ese tipo de ficción, y cuando lo hago es de esta forma: poco a poco.

Espero seguir con esta racha de buenas lecturas durante abril 🙂

 

13 libros del 2013

Cuando se es joven, el tiempo parece transcurrir lentamente. Hace algunos años veía con ansia la hora en que acabaría mi enseñanza de instituto e ingresaría a la universidad. Ahora, a un año de rendir el examen de admisión, no veo la situación con ansia sino con pánico (casi), y tampoco veo la fecha tan lejana, sino vertiginosamente cercana. Hace exactamente un año estaba aquí mismo, en Mallorca, de vacaciones en casa de familiares. No pensé que volvería a repetir esta experiencia. Vivo en Chile, al otro lado del océano, y atravesar el mundo nuevamente en un mismo año no era algo que esperaba. Sin embargo sucedió, y no puedo reprimir mi felicidad. ¿A qué viene todo esto? Simplemente quiero comentar lo rápido que se pasó el año desde mi punto de vista (frase hecha a más no poder) y reflexionar sobre lo importante que fue para mí en el plano personal. Ahora bien, las lecturas fueron maravillosas. Descubrí a grandes autores, me sorprendí con historias maravillosas, y debo reconocer que, desde mi experiencia lectora, ha sido mi mejor año. Tampoco es que tenga muchos años con los que compararlo, precisamente por mi edad y el tiempo en que comencé a leer “más en serio”. A continuación, un recuento de mis 10 mejores lecturas del año, y las 3 peores (un infaltable de fin de año 😉 )

Inferno          descarga          37105

10. Inferno de Dan Brown (PLACER CULPABLE EN NIVELES ESTRATOSFÉRICOS. AGREGARÉ UN DON’T JUDGE ME EN NEGRITA)

Dan Brown es sinónimo de best seller. Sus libros son todos iguales, siguen fórmulas definidas y acaban más o menos igual. Aún así, me encantan, y cuando anunciaron la publicación de Inferno en castellano me emocioné y fijé la fecha en el calendario. En esta ocasión, Robert Langdon, el experto en simbología de Harvard (que siempre queda atrapado en conspiraciones mundiales, históricas y científicas sin quererlo)  viaja a Florencia envuelto en una trama que engloba La Divina Comedia de Dante, y una peligrosa situación sanitaria: la sobrepoblación y un virus creado por una misteriosa organización. Adictiva, trepidante y divertidamente informativa ( a mí los fun facts del protagonista, en medio de la acción, no me parecen malos), esta nueva novela de Brown es lo que sus seguidores estaban esperando: una historia exactamente igual a las anteriores. Eso, a él, se lo perdono, pues sé en qué me estoy metiendo al ingresar en sus libros, y lo disfruto. La reseña completa está AQUÍ

9. Primer amor, últimos ritos de Ian McEwan

Una colección de relatos muy… muy… ¿extraña? Aquí hay relatos que van desde el incesto a la vida en pareja. Los temas son fuertes, incluso podrían resultar desagradables para ciertos lectores, pero la prosa del autor, su agudo sentido narrativo, y la forma en que enfoca las temáticas, hacen de estos cuentos un increíble oráculo para vaticinar lo que será una carrera soberbia. La verdad es que no sé si me gustó más que La niña del pelo raro, de Wallace, pero ése lo comentaré al final de la entrada, porque su lectura se vio súbitamente terminada ene extrañas circunstancias. No hice reseña de este libro, pero los invito aquí a dejarse llevar por estas historias, muy cortas, por lo demás, y a descubrir a este prolífico autor. Valoración: 4 / 5

8. El resplandor de Stephen King

Cuando se publicó la noticia de que Doctor Sleep sería publicado en castellano durante el 2013 me propuse releer esta magnífica novela, una de mis favoritas del autor. Incluso puede que sea mi favorita de su carrera. La forma en que presenta una historia familiar cargada de honestidad mediante elementos sobrenaturales me parece un logro mayúsculo. Además, la novela no solo funciona como un cuento de horror, sino de drama y revelación sobe los extraños lazos familiares que pueden desarrollarse en situaciones límites. Incluso me aventuro a proponer que el resplandor de Danny, el niño protagonista, es una forma de presentar la idea de que, en las familias, los niños se enteran de los problemas que transcurren en el matrimonio, y que no siempre lo exteriorizan de manera convencional. Emotiva y aterradora, este libro es un clásico indiscutido del género. Mi reseña, AQUÍ. Valoración : 5 / 5

Libro Comer Animales          el tunel3          9780786851973_custom-b01255e46881be2c4edd180eb40493e26e3770c9-s6-c10          el-pais-de-las-ultimas-cosas-9788432209789

7. Comer animales de Jonathan Safran Foer

Este libro se mueve en diferentes ámbitos: narrativa, reportaje, crónica, etc. En el, el autor indaga en las razones culturales, sociales y biológicas derivadas de la ingesta de carne, y pese a que propone su punto de vista, y la forma en que él reaccionó al enterarse de la información que presenta al lector, no juzga (necesariamente) ni dicta códigos morales correctos para él. Es interesante la forma en que se abordan temas como el vegetarianismo sin caer en los típicos argumentos como “los animales sufren”. El autor va más allá y expone los problemas medioambientales y económicos de la cuestión, y nos invita a cuestionarnos no solo el hecho de comer animales, sino por qué lo hacemos. Esta lectura es muy personal, pues cada persona reaccionará de forma diferente a los hechos (porque muchos de los datos del libro son eso, hechos comprobados), sin embargo, estoy seguro de que el libro no dejará indiferente a nadie. Valoración: 5 / 5

6. El túnel de Ernesto Sábato

Usualmente me quejo de los libros de lectura obligada (mensual) del ramo de Lengua, sin embargo, este año, las elecciones fueron geniales. Desde Shakespeare a Isabel Allende, pasando por Manuel Rojas (no le deseo su libro ni a mi peor enemigo) o Ernesto Sábato, autor del mejor libro del temario. El túnel, oscura novela psicológica, explora la mente de Castel, un pintor que cae en una extraña maraña de amor y obsesión por una enigmática, la única persona que lo ha logrado comprender, a su punto de vista. Lo extraño es que decide asesinarla. Así arranca una historia narrada en racconto y otros “trucos”, profundamente perturbadora y preciosa. La leí tres veces durante el año, y es que además de ser breve, hace que en cada lectura encontremos nuevos matices, y nios empuja a reflexionar desde las cínicas ideas de Castel. Muy recomendable. Valoración: 5 / 5

5. It’s kind of a funny story de Ned Vizzini

Mi lectura elegida para el último Readathon del año fue impresionante. Una novela juvenil (o Y.A.) que aborda temas complejos desde el humor (negro) y la honestidad. Personajes increíbles, una historia conmovedoramente cercana y una prosa sencilla de seguir y muy agradable, son los elementos que hacen de esta historia una lectura obligada no solo para adolescentes. Reseñé el libro hace pocos días, así que dejaré el link AQUI por si quieren saber más de esta novela. De todas maneras, desde ya la recomiendo. Valoración: 5 / 5

4. El país de las últimas cosas de Paul Auster

El año pasado comencé a leer a este autor, y creo que fue una de las mejores decisiones lectoras de ese año. Sus historias me encantan, y la forma en que explora no solo a los personajes y los acontecimientos, sino a la forma de hacer ficción, me parece interesante y estimulante. Aquí, en una historia aparentemente distópica narrada en forma de correspondencia, Auster nos presenta una sociedad de grotesca efimeridad (no le avisen a la RAE de que usé esta no palabra). ¿Cuál es el País de las últimas cosas? ¿Es, acaso, el lugar en que se encuentra actualmente la sociedad? Es impresionante la forma en que las grandes capitales nos deshumanizan, nos empujan a un estado mecánico, nos invitan a ir hacia el progreso. Esta novela es, sin duda, una de las mejores lecturas del año.  Valoración: 5 / 5

subasta          5603-1          descarga (1)

3. La subasta del lote 49 de Thomas Pynchon

Si tuviera que mencionar cuál es el autor más enigmático e interesante que descubrí este año, sin duda hablaría de Pynchon. Además de este libro leí dos novelas más de él, una de ellas creo que no acabé de entenderla (Vineland). La otra, V, impresionantemente maravillosa, no la incluyo en el listado, primero, para darle más variedad, y segundo, porque creo que en La Subasta, se encuentra la esencia de Pynchon que encontré en las otras lecturas. Además es un gran libro para comenzar en su obra. Hipnótica y enrevesada, en esta historia paranoica nos encontramos con Oedipa Maas, una mujer que ha sido nombrada albacea de una extraña herencia, y a medida que se interna en la historia descubrirá no solo a estrafalarios personajes, sino también estrafalarias organizaciones y acontecimientos. Un obra para releer, de todas maneras, algo que haré durante el 2014, y porque soy masoquista pretendo hacerlo en inglés. Para saber más de esta increíble lectura, los invito a ver la reseña AQUÍ. Valoración: 5 / 5

2. Ana Karenina de Lev Tolstòi

Durante todo el año me propuse hacer una reseña de este libro, incluso en más de una entrada, para comentar en todo su esplendor lo maravilloso de esta monumental obra. No lo hice. espero sintetizar bien qué pienso de ella en las siguientes líneas. Una historia de amor y pasión, de envidia y humildad, de deseo y puritanismo. Una historia de personajes, de escenarios, de lugares y de historia. Una novela reflexiva sobre la condición humana, sobre sus paradojas y sus misterios. Una historia imprescindible. En estas páginas se narra una de las historias de amor más grandes de todos los tiempos, además de hacerse una radiografía a la sociedad rusa, y de analizar a diversos personajes que, en su conjunto, representan lo variado de la humanidad. No me cansaré de recomendar esta historia, que, aunque es extensa y puede resultar tediosa (para algunos), me pareció impresionante y fluida, una muestra de habilidad narrativa casi sobrenatural. No se asusten de la equiqueta de clásico, de tocho, de Tolstoi = tostón, esta es una obra que se disfruta, que requiere de esfuerzo, pero que recompensa su lectura en cada una de sus páginas. Valoración: 5 / 5

1. Las Correcciones de Jonathan Franzen

Aquí está mi mejor lectura del año, y oficialmente uno de mis libros favoritos. Me impresionó. Quiero comenzar el comentario desde allí. Me impresionó la forma en que el autor aborda una infinidad de temas, construye increíbles personajes y reflexiona sobre la sociedad desde su unidad básica: la familia. Conmovedora y honesta, extrañamente divertida y atrapante, Las Correcciones representa, en palabras del gran David Foster Wallace, “los placeres que proporciona la ficción expecional”. Y es que no solo la historia es tremenda, sino también la forma de contarla. La prosa de Franzen me encantó. Creo que aquí también hay un gran componente de afinidad. He leído muchos comentarios sobre el autor que no soportan su prosa. Yo aluciné con ella. Finalizo este comentario no definiendo en adjetivos lo increíble de esta historia, sino recomendando directamente que lean esta novela. Valoración: 5 / 5. Escribí dos reseñas de este libro, una en castellano y otra en inglés.

¡Y ese fue el recuento de mejores lecturas! La entrada, por cierto, aún no termina. A continuación presentaré mis 3 peores lecturas del año. No pretendo ofender ni causar molestia, sé que algunos de estos libros son muy queridos. En lo personal, no los volvería a tocar ni con guantes de látex.

descarga (2)          Frontal          descarga (3)

Snuff de Chuck Palahniuk

Me gusta lo que he leído del autor. Es incisivo, rápido de leer, tremendamente divertido y tiene ideas muy originales. En Snuff, al tratar de un tema siempre polémico como la pornografía, esperaba encontrarme con algo más… ¿elaborado? ¿punzante? El estilo del autor requería una historia de este tema, pero va y escribe esta historia insultántemente previsible, llena de clichés y falta de originalidad. Sigo pensando que el autor debería volver a escribir sobre este tema, que estoy seguro calza perfecto con sus intenciones y estilo. Prefiero pasar por alto Snuff y fingir que nunca la leí. Valoración 2 / 5

Hijo de ladrón de Manuel Rojas

OH-DIOS-MIO qué libro más tedioso, soporífero, en fin, aburrido. Ya sé que es un clásico de la literatura chilena, que cambió la forma de entender la narrativa y todas las otras frases de libro de texto. Pero lo odié. Odié su historia, los personajes, la trama, ¡todo! Interesante es, no obstante, la forma de narrar. Pero no es suficiente. Después me enteré de que hay más libros que continúan la historia. PERO-QUÉ-DICES. Valoración: 1 / 5

Las ventajas de ser un marginado de Stephen Chbosky

El libro más sobrevalorado que he tenido la desdicha de leer. Una tormenta de compasión y previsibilidad desde la primera página. No digo más porque ya me desahogué en la reseña. Valoración: 2 / 5

¡Y ese ha sido el recuento! Me gusta pasar por las mejores lecturas del año que publican ustedes, siempre me encuentro con libros sumamente interesantes y acabo con ganas de leer varios. Personalmente evito un poco las de los críticos de diarios en castellano, los libros se repiten demasiado. En fin, antes de acabar quisiera hacer una mención especial a La niña del pelo raro, de David Foster Wallace.

descarga (4)

Leí el libro casi entero, salvo la novela “corta” del final. Lo estaba disfrutando muchísimo, y de pronto lo perdí. Desapareció de mi casa, no estaba en el colegio, ni el auto, ni en ninguna parte. Pregunté a amigos, a profesores (por si lo había dejado en alguna sala) y busqué, con desesperación, en toda la casa. Y nada. Absolutamente perdido. Tenía muchas ganas de leer la última parte, la novela corta, al parecer, es una interesante reflexión sobre la literatura, sobre la creación y sobre la posmodernidad. Seguramente habría sido una de las mejores lecturas del año. Eso sí, aquí está el mejor relato que he léido (tampoco he leído muchos, pero este me encantó especialmente). Se titula Aquí y allá, y es sublime. Los invito a leerlo y a maravillarse por la estructura, la historia, y por Wallace, que es imposible no maravillarse ante él.

Eso es todo por hoy, ¿han leído alguno de los libros? ¿Los conocían? Espero que hayan tenido un excelente año de lecturas, y que en el próximo puedan -podamos- seguir descubriendo nuevos autores, nuevas lecturas, nuevas historias que nos permitan descubrir, en cada libro, la magia de la literatura, su importancia en nuestras vidas, y en la forma en que esta nos permite comprender el mundo.

¡Felices fiestas! 

Octubre en libros

Harry Potter y el misterio del príncipe de J.K. Rowling

A diferencia de muchos de los seguidores de las aventuras del mago, no encontré que este libro fuera flojo, ni mucho menos el peor de la saga. El final es brutal, B-R-U-T-A-L, y seguro los que lo han leído saben a qué me refiero. Digno capítulo que nos prepara para el final de una de las sagas más importantes de la fantasía. VALORACIÓN: 4/5

Harry Potter y las reliquias de la muerte de J.K. Rowling

Mis sentimientos sobre este libro se pueden resumir en la siguiente frase que comenté en inglés en una conversación de Twitter: loved the book, hated the ‘ninteen years later’ chapter. Este libro merece su reseña particular, precisamente por eso no comentaré más. VALORACIÓN: 4/5

¿Fue él? de Stefan Zweig

Una historia de celos, envidia y extraños lazos amorosos. Espectacular relato de un escritor que desconocía. El protagonista de esta narración es un perro, quien es, a mí parecer, más humano que muchos otros personajes de la literatura. Sublime. Totalmente recomendable. VALORACIÓN: 4/5

Siete lecciones para la educación del futuro de Edgar Morin

Un texto que leí para un trabajo adicional en Filosofía, sobre el cual hice después un algoasìcomo ensayo. Imprescindible para profesores, alumnos, y, en general, cualquier persona vinculada al mundo dela educación. VALORACIÓN: 4/5

El túnel de Ernesto Sábato

Corran a la librería, la biblioteca, o a quien sea que pueda proporcionarles esta novela, brillante, del autor argentino Ernesto Sábato. Poderosa, fuerte, notable. Una lectura espectacular, profunda, con reflexiones estimulantes sobre la condición humana que trascienden al relato. El proceso psicológico de un pintor magnìfico desde que conoce a la única mujer que lo comprende hasta que decide asesinarla es sublime. Seguramente, uno de los mejores libros que he leído en el año. VALORACIÓN: 5/5

Snuff y Nana de Chuck Palahniuk

Reseñados.

In the tall grass de Stephen King y Joe Hill

Padre e hijo se juntan en este relato de terror, interesante, entretenido y rápido de leer. Y nada más. Algo se oculta en la hierba alta, y dos jóvenes se enfrentaràn a situaciones increíbles. Recomendable para un viaje en metro. Es bastante corto. VALORACIÒN: 3/5

Vineland de Thomas Pynchon

Mi cerebro estuvo a punto de reventar durante esta lectura. Pasa de todo, y a la vez da la sensación de que no pasa nada. Es, es, es… una novela de Pynchon, así de simple. No acabé de entenderla, claramente, y la valoración será eso, la valoración de lo que significa esta novela, más allá de mi experiencia personal. De relectura obligatoria, no obstante. Es una visión sobre los hippies y cómo continuaron sus vidas luego de su apogeo en norteamèrica. Haré una reseña esta semana. VALORACIÓ: 5/5

El libro del cementerio de Neil Gaiman

Un niño escapa de la muerte. Sus padres fueron asesinados y llega a un cementerio, en donde es acogido por los muertos. Una revisiòn del clásico Libro de la Jungla, en donde, si bien la idea es interesante, lo que más destaca es el universo propuesto por Gaiman; el cual, a mi parecer, no se aprovecha. También haré una reseña de éste. VALORACIÓN: 3/5

Comer animales de Jonathan Safran Foer

IMPRESIONANTE. Las implicaciones éticas, filosóficas, morales y biológicas de consumir animales. Una radiografía a la industria alimenticia, en especial la cárnica, de Estados Unidos, y su grotesca influencia en el mundo. Planeo hacer una entrada con mis reacciones a este libro, porque es imposible hacer una “reseña”. VALORACIÓN: 5/5

Primer amor, ùltimos ritos de Ian McEwan

Relatos con temas impactantes, sin duda alguna, pero la calidad del autor, su prosa, sus ideas, la construcción de los personajes y la presentación de la historia en sí hacen de esta obra un trabajo impecable. Hay relatos mejores que otros, como en todas las colecciones, pero debo decir que todos son destacables. VALORACIÓN: 4/5

La noche del oráculo de Paul Auster

Me encanta Paul Auster, y junto con El paìs de las últimas cosas, este es mi trabajo favorito de él, de los que he leído. Aquí se contienen todas las razones por las que me gusta leer. Increíble. Definitivamente será reseñado. VALORACIÓN: 5/5

¡Y esos fueron los libros que leí el pasado mes!

Puedo decir, con felicidad, que el blog ha resucitado de entre los muertos. Sigo sin tener laptop (una realidad horrenda), o más bien sin tener pantalla para el laptop, pero encontré mi viejo netbook (casi destartalado, pegado con cinta scotch) y lo aprovecharè para seguir comentando mis lecturas aquí.

¡Volveré durante la semana!

‘Expiación’ de Ian McEwan y ‘El país de las últimas cosas’ de Paul Auster

He leído más libros de los que el tiempo me permite reseñar. Son cosas que pasan, y como no quiero que las reseñas se acumulen y acumulen en forma de borrador dentro de la interfaz de WordPress, he decidido juntar estas dos que tenía pendiente y juntarlas en una misma entrada, que concentre todas las sensaciones que me transmitieron estas lecturas, grandiosas, por lo menos. Merecen reseñas individuales, extensas y entusiastas, sin embargo, como el día no tiene 30 horas, como a muchos nos gustaría, las comentaré brevemente aquí. Podría ser una nueva sección en el blog, Reseñas breves, y como ya he hecho una etiqueta en las categorías para ordenarlas, seguramente esta presentación se repetirá más adelante. Comenzaré de forma cronológica, por Expiación, pues fue el libro que leí primero. Simplemente por eso.

Título: Expiación
Autor: Ian McEwan
Editorial: Anagrama
Páginas: 435
ISBN: 97843397550
Sinopsis aquí.

Impresiones.

Muchos escritores jóvenes matarían a alguien por escribir la mitad de bien que Ian McEwan. Su prosa está llena de matices, y se desliza a través de la historia con una elegancia muy sugerente. Sugerente a que, en ocasiones, la pasibilidad aparente con la que nos cuenta la historia hace que el lector se pregunte cuándo y dónde estallará la tensión que, al parecer, se acumula desde el título. Briony Tallis es una joven de 13 años herida cruelmente por la literatura. Apasionada por las letras, está escribiendo una obra de teatro con la cual pretende recibir a su hermano León, que llega de la universidad para pasar sus vacaciones. Vendrá acompañado por un enigmático empresario emprendedor, que intenta comercializar chocolate para soldados. Cecilia, otra de las hermanas Tallis, también está en casa. Ha llegado de la universidad en donde, lamentablemente, no ha obtenido las calificaciones que esperaba, a diferencia del hijo de la criada de la casa, Robbie, un prometedor estudiante tentado por la medicina. En la decadentemente majestuosa mansión victoriana en donde se reunirán todos, en medio de los turbulentos años de la segunda guerra mundial, la tragedia comenzará la desatarse. La imaginación, la inocencia, la expiación de las culpas y el amor, son solo algunas de las emociones que el lector encontrará en este maravilloso trabajo del destacado escritor británico Ian McEwan.

Atravesé con las capítulos a una velocidad inferior a la que habría deseado. Quería encerrarme en mi habitación, con el único propósito de no despegarme de las páginas, sin embargo los compromisos externos me limitaron y, quizá, por eso disfruté menos de lo que me hubiese gustado. De todas formas, es una de las novelas mejor planteadas que he leído este año. La premisa es interesante, tiene una sólida base y funciona a la perfección. Tiene un final inesperado, muy inesperado. Muchos quizá habrán visto la gran adaptación cinematográfica (si no la han visto, mi recomendación es esta: lean el libro y vean la película inmediatamente después, es buenísima), y por lo tanto sabrán cómo acaba todo. Sin embargo, lo importante es cómo se suceden las cosas. Quizá una de las partes puede llegar a hacerse lenta, específicamente cuando se habla de la vida de los soldados, no obstante es de vital importancia, y se justifica plenamente al final de la novela. Briony Tallis, aquella dulce chica que intenta cumplir sus sueños narrativos, no sospecha hasta qué punto influirá en la vida de los que la rodean, más mal que para bien, e intentará expiar sus culpas mediante la forma más pura y lógica que se presenta ante sus ojos: la literatura.

En conclusión, es una novela totalmente recomendable. Magníficamente desarrollada, cargada de emoción y narrada con una prosa de alta escuela.

Valoración: 5 / 5

Título: El país de las últimas cosas.
Autor: Paul Auster
Editorial: Booket
Páginas: 207
ISBN: 978-84-322-0978-9
Sinopsis aquí.

Impresiones.

Cuál es, efectivamente, el país de las últimas cosas, carece de importancia cuando nos comprometemos con el relato, e identificamos nuestra propia ciudad en él. Las cosas tienden a desaparecer, poco a poco nace menos gente, el sentido de la vida no tiene relevancia en la existencia y todo sucede en medio de un acelerado ritmo de vida. En aquel sombrío y miserable lugar, Anna Blume busca a su hermano, y nos narra en una larga carta, cuyo destinatario es su novio, las desventuras que vivió.

Es una lectura emocionalmente difícil. El ambiente es hostil, los personajes no tiene esperanza, y es seguro que nada va a cambiar una vez que cierres el libro. Las cosas continuarán desapareciendo, junto con la esperanza de mejorar el futuro. Los paralelismos con la sociedad en que vivimos son evidentes, llevados a un extremo potencialmente posible, que nos invita a reflexionar en cada página. La desolación se palpa en el ambiente, las descripciones son crudas, aunque no grotescas; fuertes, pero no hirientes; firmes, pero no inflexibles. Todo está calculado, y el resultado es una historia que nos habla del verdadero papel del ser humano en la sociedad, y de cómo ésta puede determinarnos, mientras nosotros la determinamos a ella. La ciudad nos deshumaniza, eso está seguro.

Las imágenes de las grandes capitales siempre muestran a grandes masas de personas movilizándose a través de las avenidas principales, apuradas, sin saber por qué,  pero apuradas al fin y al cabo. En el fondo, es una distopía más menos post apocalípticas, sin embargo su fuerza escapa al género, e ingresa a un área más profunda, sobre quiénes somos en esta ciudad, en “la” ciudad.

Recomendable, totalmente recomendable, El país de las últimas cosas es una historia que solo podría haber sido escrita por Paul Auster. En uno de sus primeros trabajos, en donde los elementos del azar aún se están desarrollando, el autor nos plantea de manera visionaria y alarmante, probablemente en tono de advertencia, una sociedad desarmada, sin esperanza, en donde el valor humano ha desaparecido incluso dentro de los mismos hombros. Sin embargo, levemente, hay un destello luminoso. Anna nos invita a pensar que quizá no todo está perdido, que quizá podemos escapar del “progreso”, y volver a ser personas, no simples mamíferos.

Valoración: 5 / 5