2014 en libros.

Siempre es agradable leer listas de cosas: las mejores películas, los libros que leer antes de morir, las exposiciones de arte más pretenciosas y vacías. Son sencillas, rápidas de leer, y entregan las recomendaciones que buscamos. No hay mucho que comentar en cada ítem, pues la idea es simplemente decir por qué incluimos ciertos títulos en lo mejor o lo peor del año, y ya está. Tras un par de minutos de lectura comprendemos el punto de vista de quien escribe y podemos adivinar gran parte del contenido de su blog. Esta entrada, al igual que la del año pasado, es una ventana a lo que ofrezco en mi página, y cuenta con todos los elementos que pretenden hacerles creer que mi blog es interesante de leer: no hay largas disgresiones sobre personajes, no expondré detalles de la trama, y tampoco haré un análisis de la obra. Los invito, pues, a comentar conmigo cuáles fueron mis mejores lecturas de este año. Además, y lo menciono en negritas, espero sus comentarios, sobretodo si no están de acuerdo con mis elecciones, pues ese tipo de comunicación es la que siempre espero al subir una entrada. Quiero que alguien me exponga su punto de vista, me diga cultamente que me equivoco, que me invite a debatir. Entre comentarios del tipo ¡lo apuntaré, gracias! o ¡lee mi novela, la próxima revelación del 2015! y el odio de los haters, me quedo definitivamente con estos últimos. Así que si concuerdan conmigo, o piensan que he perdido la razón al escribir esta entrada, ¡coméntenlo! ¡Comentemos! Hablemos de libros.

2 NOVELAS DECEPCIONANTES PEORES LECTURAS DEL AÑO

Si me preguntan por la peor lectura de este año instantáneamente responderé El temor de un hombre sabio, un tocho de más de mil páginas que impacta por lo vacío de sus capítulos, el desagradable cambio en el ritmo que ocurre avanzadas 400 páginas y las cantidades industriales de paja que usa el autor para rellenar y abultar la historia. Por otra parte, casi tan decepcionante como el libro de Rothfuss, está Mr. Mercedes de Stephen King, su intento de escribir una novela policial, que intentaré no recordar hasta que lea la segunda parte, porque soy masoquista y continuaré con la trilogía.

MEJORES LECTURAS DEL AÑO

Comencemos por algunos libros que, no obstante son excelentes y también las menciono dentro de las mejores lecturas del año, no alcanzan a ingresar al Top 10. Obras impresionantemente innovadoras como La casa de hojas, de Mark Z Danielewski, un autor que decide llevar al límite la interacción entre lector y libro, con una propuesta transgresora que nos invita a jugar; pasé verdaderos momentos de tensión con este libro, no solamente cuando tenía que torcerlo y ubicarlo frente a un espejo para poder leer ciertos pasajes. Otra novela que destaca por la experimentación es Fantasmas, de Chuck Palahniuk, un autor que busca en cada novela impactar al lector. Aquí junta distintas historias que escribe un grupo de autores confinado a un retiro de creatividad, cuya oscuridad solo sirve para destacar el lado siniestro de sus narraciones. La mejor novela que he leído de este autor, sin dudas. Cambiando radicalmente de género, menciono The knife of never letting go, primer libro de la trilogía Chaos Walking de Patrick Ness, con la nos invita, con una voz que estiliza las palabras del niño protagonista, a conocer un mundo en que todos pueden oír los pensamientos de todos, en un planeta lejano que se prepara para albergar a la civilización humana que escapa del desastre en que se ha convertido la Tierra. Aunque me habría gustado ponerlo en el top, ya incluí otro libro del autor, A monster calls, e intentaré variar un poco los títulos. Finalmente quiero mencionar la conmovedora Stoner, una novela magistral que nos habla de la mediocridad y una extraña forma de entender el éxito, a través de los días normales de la vida normal de un protagonista normal. Ahora, sin otras menciones especiales que hacer, avancemos al top 10.

LAS 10 MEJORES LECTURAS DEL 2014

lo mejor 1

10. ‘Sobre la belleza’ de Zadie Smith.

Quiero destacar la universalidad de este relato, lo fácil que es identificarse con este grupo de académicos en guerra intelectual, la familia ecléctica de los profesores y sus constantes conflictos. Divertida e irónica, Zadie Smith compone una novela en donde la profundidad y la agudeza intelectual se dan la mano en un tour ameno y entrañable. Llena de premisas ocultas y no tan ocultas, se me ocurre que Sobre la belleza podría anunciarse con el siguiente eslogan: Los académicos también son personas. Y aunque hay una interesante discusión sobre la belleza, sus representaciones, y conceptos como la discriminación positiva, creo que para captar lectores resaltaría el aspecto humano de esta novela.

9. ‘A sangre fría‘ de Truman Capote

Seguramente muchos de ustedes conocen este libro, “novelización” de los eventos ocurridos a la familia Clutter y la posterior investigación, que masificó un incipiente género llamado True Crime. Capote es un genio. Un hombre con semejante don para captar el alma humana solo merece ese apelativo, y si a esto le sumamos un talento especial para la prosa obtenemos la impresionante obra que este libro es. Emocionante, impactante y cruda en sus implicaciones, A sangre fría nos obliga a ver a los asesinos como nunca antes habríamos hecho. Imprescindible. Una de las novelas que todos deberíamos leer alguna vez.

8. ‘Casa de campo’ de José Donoso

Una obscura y grotesca novela, cargada de simbolismos y alegorías sobre la historia de la violencia en Chile, contada con la prosa que solo Donoso sabe producir. Seguramente lectores extranjeros no captarán la totalidad de referencias (como seguramente muchos lectores nacionales tampoco lo harán, porque por momentos no sabes si el autor se refiere a un hecho histórico o a otro. Una interesante ambigüedad que nos obliga a jugar con él), sin embargo si desean conocer un Chile literario diferente, los invito a descubrir esta magnífica obra.

7. ‘A monster calls’ de Patrick Ness

Una conmovedora novela sobre un niño visitado por un monstruo que le intenta arrancar a base de historias y ficciones la verdad inherente que lleva dentro. Una pista: se relaciona con la catastrófica enfermedad de su madre. Con una prosa sencilla y perfecta, el autor presenta esta novela que emocionará a niños y adultos. Me habría gustado leerla en la edición ilustrada, y recomiendo que, si pueden, la consigan, sin embargo, no son necesarias para disfrutar esta maravillosa historia.

6. ‘Middlesex‘ de Jeffrey Eugenides.

La lectura de noviembre en el Man Pulitzer Book Award Project llega directo a las mejores lecturas del año. Una saga familiar que recorre décadas y continentes hasta desembocar en Cal, una persona nacida dos veces, primero como chica y luego como chico, que nos cuenta en primera persona (que además nos obliga a plantearnos el narrador protagonista de otra forma) la historia de su autodescubrimiento. La prosa precisa del autor, una habilidad épica de hacer de esta historia una incesante cadena de acontecimientos que no da tregua al lector y su humor y cariño especial para tratar a los personajes, constituyen un libro magistral, ganador del Pulitzer, que se instala entre las grandes novelas americanas, y en las grandes lecturas de mi vida como lector.

lo mejor 2

5. ‘American Psycho’ de Bret Easton Ellis.

Esta excesiva novela es desagradable de leer. Grotesca en sus pasajes más vanidosos y hasta vomitiva en sus escenas salvajes. Pese a esto, me parece necesaria, toda una experiencia de lectura que cumple su objetivo: forzarnos a pensar. Patrick Bateman es millonario, es exitoso en su trabajo como hombre de negocios y ha cumplido el ideal americano del éxito financiero-social que muchos han perseguido en las últimas décadas. Bajo su ropa cara y sus productos cosméticos, se oculta un monstruo que recorre Manhattan cometiendo crímenes atroces. Pero la brutalidad de la novela no se limita a las escenas de desagradable violencia. La novela es un todo que funciona a la perfección, un microcosmos descompuesto que nos arrastra a la locura y nos obliga a presenciar el espectáculo destructivo que es el protagonista, un verdadero productos de la sociedad que ha sido liberado y olvidado por sus creadores, el oscuro sistema.

4. ’22/11/63‘ de Stephen King

Las dos novelas del maestro que aparecen en esta entrada comparten una intención común: probar suerte en un género poco usual para el maestro del terror contemporáneo. A diferencia del libro que mencionaré después, en 22/11/63 encontramos a Stephen King en su esplendor como narrador, mezclando elementos de la crónica histórica, el thriller, los viajes en el tiempo y las implicaciones casi metafísicas del mundo que entronca en la Torre Oscura, en una historia entrañable e impecable. Personajes que ya son viejos amigos, sometidos a una trama que no da tregua el lector, que nos mantiene en vilo hasta el final, atraviesan el tejido espacio temporal para ofrecernos la novela que faltaba en el impresionante arsenal literario en que se ha convertido la obra de uno de los grandes narradores de Norteamérica.

3. ‘Ampliación del campo de batalla‘ de Michel Houellebecq

Una novela breve, concisa y difícil de asimilar, que nos lleva al complejo campo de batalla creado tras la asimilación del modelo neoliberal. Memorables pasajes nos presenta este libro, como el escape a la naturaleza del protagonista, sus reflexiones sobre lo complejo que es comprar una cama, o su peculiar opinión sobre las mujeres y sus terapeutas. Incómoda, divertida de leer, y muy precisa en cuanto a sus pretensiones, esta novela me presenta a un autor que seguiré durante el 2015.

2. ‘La trilogía de Nueva York’ de Paul Auster

Tres novelas breves interconectadas en un mundo ambiguo y emocionante. Tres ejercicios literarios que mezclan géneros y derriban barreras, componiendo la primera gran obra del novelista americano Paul Auster. Este es uno de esos libros que terminas con la boca abierta, sabiendo que volverás a devorar en poco tiempo, porque en una lectura es imposible captar su oscura profundidad. Múltiples son las razones por las que este libro es una obra de culto, imprescindible en el “canon posmoderno”, y abarcan desde la reflexión sobre el lenguaje y sus limitaciones, la naturaleza de la literatura y las posibilidades de la ficción literaria. Ambiciosa y juguetona, esta novela concentra los mejores elementos del autor, que intentará retomar en sus posteriores trabajos.

1. ‘La broma infinita’ de David Foster Wallace

Esta infinita novela, que literalmente se burla del lector en muchos momentos, arrastrándolo por monólogos sobre la naturaleza de las videoconferencias, las intrincadas reglas de un curioso juego llamado Escatón, los ligues amorosos de un adolescente y luego las conversaciones de espías-asesinos en silla de ruedas, con un futurista telón de fondo que abarca políticas separatistas y una película que mata a quien sea que la vea. Una locura de libro, que no volveré a comentar aquí, así que les dejo la anti-reseña que escribí tras la extenuante lectura. Eso sí, un último comentario, y quizá la razón por la que es, indiscutiblemente, mi mejor lectura del año: si tuviera que elegir el momento más conmovedoramente humano, más desgarrador, honesto y maravilloso, de los 365 días que pasé leyendo durante el 2014, lo encontraría en esta novela. David Foster Wallace no es una leyenda, solamente, por la impresionante forma de concebir una novela que aportó a la literatura, burlando las reglas de linealidad y legibilidad, sino también por su inusual comprensión de aquello que se oculta o que intentamos ocultar dentro de nosotros, sentimientos que él rescata y analiza, deconstruye y clarifica, ya sea en intentos monólogos o en lentas secuencias de acción incesante.
Impresionante. Imperdible. Imprescindible.

¡Y aquí termina este recuento de lecturas! ¿Han leído algún libro del Top 10? ¿O de mis decepciones del año? Cuéntenme sobre sus lecturas del 2014 y sus propósitos lectores para el año que comienza.

¡Feliz año 2015 a todos!

‘Mr. Mercedes’ de Stephen King

Stephen King, maestro del llamado género de terror contemporáneo, cambia de registro una vez más para ofrecernos esta novela policial que intenta, a ratos casi desesperadamente, de alejarse de los tópicos del genero mientras se enriquece, simultáneamente, de sus detalles más característicos. Encontrarnos al autor intentando aventurarse en otros géneros no debe sorprendernos, sobretodo después de su última gran incursión en la ciencia ficción/novela de viajes en el tiempo/crónica histórica/historia de amor, 22/11/63, en la que contaba las peripecias de un profesor de Inglés que vuelve al futuro, específicamente a los años 60’s, para intentar evitar el asesinato a JFK. Tras semejante novelón, claramente tenía altas expectativas para Mr. Mercedes, novela que contaba con todos los elementos para ser una de las historias más interesantes del año, sin embargo, la poca originalidad (o evidente intento de originalidad) y el desperdicio que resultan ser algunos personajes acabaron por transformar este libro en una de las mayores decepciones de mi año lector.

unademagiaporfavor-epub-pdf-ebook-libro-mr-mercedes-stephen-king-trilogia-Bill-Hodges-1-portada
Mención especial a la perfecta portada.

Justo antes del amanecer, en una decadente ciudad americana, cientos de parados esperan la apertura de la oficina de empleo para reclamar uno de los mil puestos de trabajo que se han anunciado. Han hecho cola durante toda la noche. De pronto, invisible hasta que lo tienen prácticamente encima, un Mercedes surge de la fría niebla de la madrugada. Su conductor atropella y aplasta a todos los que encuentra a su alcance. Acto seguido, el coche da marcha atrás y vuelve a arremeter contra ellos. El asesino huye dejando atrás ocho muertos y quince heridos.Meses después, Bill Hodges, un policía jubilado, que sigue obsesionado con este caso sin resolver, recibe una carta anónima de alguien que se declara culpable de la masacre. Brady Hartfield vive con su madre alcohólica en la casa donde nació. Disfrutó tanto de aquella sensación de muerte debajo de los neumáticos del Mercedes, que ahora quiere recuperarla.Mr MERCEDES es la historia de una guerra entre el Bien y el Mal.

Bill Hodges, policía retirado e, inicialmente, anti-detective, decide desenmascarar al Asesino del Mercedes, quien en realidad es Brady Hartfield, un joven que vive con su alcohólica madre y, en una esperanzadora mañana de verano, mata a una muchedumbre de personas cesantes embistiéndolas con un automóvil, un Mercedes, robado. “Se me empinó como nunca en la vida”, le asegura Hodges en una interesante carta en la que lo invita a perseguirlo, a descubrirlo, en lo que será un simpático juego de “cazador-cazado” cuyos roles se pretenden invertir continuamente. Además de un montón de detalles escabrosos y algunos emojis ocasionales, la carta insiste en que el asesino no pretenden realizar más homicidios, no obstante, como ya nos imaginamos, el detective se entusiasma y decide investigar, en lo que será un caso con implicaciones personales y pintado con sentimientos de venganza, en un giro dramático que se prevé cien páginas antes de que suceda.

El dramatismo siempre se encuentra en dosis justas en las novelas de King. El maestro es un narrador nato, y sabe cuándo es necesario aderezar la historia con algo ligeramente más melodramático que el tono general. Siempre he valorado esa habilidad, aunque resulte en muertes doloras y devastadoras para el lector involucrado. Aquí, como se imaginarán, el giro que menciono tiene que ver con la muerte de un personaje, sin embargo, no se siente de la misma manera que en otras de sus historias, pues los personajes carecen del encanto y profundidad que caracterizan a las obras de Stephen King. Algunos parecen manchas difuminadas de tinta, sin límites apreciables o formas definidas; intentos creativos sin personalidad que limitan considerablemente esta novela. Y si bien entiendo que muchos de los detectives que viven en el mundo de la novela negra y policial comparten muchas características, en teoría mantienen una esencia personal irrepetible. Me imagino que Marlowe o Poirot, por mencionar algunos de los personajes mencionados en Mr. Mercedes, han logrado imprimir sus nombres en la literatura por sus avasalladoras personalidades, o por algo trascendente que los hace ser relevantes en el género. Bill Hodges es un personaje más en el montón de detectives que resultan ser protagonistas de no uno, sino tres o más libros en un género que puede impresionar con novelas magistrales o pasar desapercibido con novelas promedio como esta.

No es una mala novela, sin embargo. Entretiene y sirve para pasar el rato, pues la prosa de Stephen King resulta efectiva como siempre que narra una historia de misterio. El juego del cazador-cazado a ratos resulta entretenido, y aunque los esfuerzos por hacer que Brady tropiece, cometa el error que estamos esperando que cometa, y de que su perfil psicópata sea trillado y basado en un sinnúmero de clichés que van desde el sadismo indiferente a una tensa relación incestuosa con su madre, la historia logra mantenerse más o menos a un nivel de acción constante. Aunque decepcionante, la novela resulta ser material de recomendaciones: el libro que podrías llevar a la playa si deseas pasar la tarde leyendo un thriller liviano y al uso. Seguramente no permanecerá en tu memoria, ni constituirá un aporte al género, pero podrás disfrutarlo al igual que los cientos de thrillers que rotan en las listas de best-sellers. Su vaga originalidad podría jugar a tu favor si no eres asiduo a este tipo de historias.

ranking-2-v1
2 / 5

22/11/63 de Stephen King

El baile es vida

Seguramente en internet hay comentarios míos que aseguran que la novela es tediosa a más no poder. Intenté leerla tres veces previamente, llegando solamente hasta la página cien. Había desistido de mis intentos por acercarme a esta novela, sintiendo (casi) una vergüenza similar a la que me acompaña por haber renegado de la Torre Oscura. Y eso que me considero lector constante de Stephen King. Su obra me encanta, sus historias me apasionan siempre y su imaginación tormentosa me atrapa con cada nueva novela. Pensaba que 22/11/63 sería una gran lectura, pero en los primeros intentos no lo fue. En primer lugar es radicalmente diferente a muchos de sus trabajos anteriores, pero en el fondo es King en estado puro. Según ciertos críticos, es la confirmación de que el autor sabe moverse en otros géneros, opinión que no comparto plenamente pues considero que esa confirmación llegó por lo menos veinte años atrás. El asunto es que, desilusionado, dejé que la novela cogiera polvo por un año, hasta hace un par de días cuando, sin saber por qué, me acerqué cautelosamente a sus páginas. Fue un gran acierto. Luego de dos jornadas frenéticas de lectura logré acabar este mastodonte de novela, casi novecientas páginas que pueden situarse junto a las mejores piezas del autor.

La gran pregunta inicial es qué harías si pudieras cambiar el pasado. Una cuestión abordada múltiples veces en la literatura, y que de seguro muchos de nosotros nos hemos planteado alguna vez. Al Templeton, cocinero y dueño de un restaurante de barrio, encuentra en su despensa un portal que lo lleva a 1958. Lo utiliza para comprar carne barata. Luego de múltiples viajes comienza a pensar que podría hacer algo más grande con su descubrimiento, pero surge un problema: le detectan cáncer y debe abortar la misión que estaba realizando. Aquí es cuando entra en escena Jake Epping, más adelante George Amberson, un profesor (de los buenos) de lengua que accede a utilizar el portal y cumplir la misión que Al no pudo realizar: evitar el asesinato a John F Kennedy.

Y así arranca una novela de viajes en el tiempo, realidades múltiples, amor y venganza. Con un maravilloso tono melancólica por los buenos días del pasado, el autor configura una novela magistral de principio a fin, mostrando un dominio total no solo de la trama sino de sus implicaciones. Es un viaje a otra Norteamérica, presentado y caracterizado de manera magistral, de fina presentación histórica y social. La música, el ambiente, la actitud de la gente, gente común y corriente, personas de la vida cotidiana, siempre bien dibujadas por la mano de King, enfrentándose a situaciones sobrenaturales, ganando y perdiendo, viviendo en un mundo que, aunque marcado por los horrores de dos guerras mundiales, aún no alcanza la desilusión que se seguirá gestando en las décadas siguientes.

Era una buena sensación para seguir adelante, así que me alejé de ellos tratando de hacer caso del viejo consejo: no mires atrás, nunca mires atrás. ¿Con cuánta frecuencia la gente se dice eso mismo después de una experiencia excepcionalmente buena (o excepcionalmente mala)? Muy a menudo, supongo. Y, por lo general, no hacen caso del consejo. Los humanos fuimos construidos para mirara atrás, por eso poseemos una articulación giratoria en el cuello.

Me han encantado los personajes. Mucho. Conmovedoramente humanos, reales, cuyas historias saben transmitir al lector la alegría y el sufrimiento de la trama. En el pasado Jake Epping montará una ficción de vida, que poco a poco se convertirá en la parte más real de sí mismo. Conocerá a Sadie, una joven y torpe bibliotecaria, marcada por un extraño matrimonio, de quien se enamorará mientras sigue los pasos de Lee Oswald Harvey, el hombre que disparó a Kennedy, el hombre destinado a cambiar la historia. Porque según Al muchos de los acontecimientos más terribles de la historia americana reciente provienen de este homicidio. Además, es la fecha más cercana que se puede alterar. Pero, ¿cuáles serán las consecuencias? El efecto mariposa revolotea al rededor de los protagonistas durante la novela.

El pasado se resiste a ser cambiado, lucha. El pasado se defiende de Jake Epping y su intento por intervenir en él. ¿Cómo acabarán las cosas en el presente? ¿Qué sucederá una vez que Epping logre su cometido? Finalizar una novela de estas proporciones es difícil. Honestamente, sentía miedo por ver qué haría King con el desenlace, casi traumado por la nefasta conclusión de su anterior ladrillo de libro, La cúpula; pero aquí el autor se luce. Un final impresionante, directo a los sentimientos del lector, que conecta la novela con las ideas presentadas en la (dichosa) Torre. Con su habitual prosa desenfadada y natural, el autor presenta un viaje emocionante y frenético, magníficamente construido y dirigido, de sólidas bases y múltiples ramificaciones. Una novela íntima y reflexiva, melancólica, conmovedora; y necesaria: la novela que faltaba en la imparable historia narrativa del autor icono de Estados Unidos.

ranking 5 (v1)
5 / 5

 

‘Doctor Sueño’ de Stephen King

El resplandor es uno de mis libros favoritos, no solo de King. Este año, al enterarme de que la traducción de Doctor Sleep venía en camino decidí releerlo. Me encantó tanto o más que la primera vez. Disfruté muchísimo de Danny, su forma de ver el mundo, la presión que cargaba por tener este “resplandor” que tan especial lo hace. Para mí, El resplandor es mucho más que una novela de terror, y precisamente por eso mis expectativas con esta secuela, cuya acción principal se desarrolla cerca de 30 años después del final del primer libro, eran considerablemente altas. La verdad es que no me ha defraudado. Y es que Doctor Sueño es un libro a su manera. ¿A qué me refiero con esto? Profundizaré un poco más adelante en la reseña.

Ahora Danny Torrance, aquel niño aterrorizado del Hotel Overlook, es un adulto alcohólico atormentado por los fantasmas de su infancia. Un día se siente atraído por una ciudad de New Hampshire, donde encontrará trabajo en una residencia de ancianos y donde se apuntará a las reuniones de Alcohólicos Anónimos. En ese lugar le llega la visión de Abra Stone, una niña que necesita su ayuda. La persigue una tribu de seres paranormales que vive del resplandor de los niños especiales. Parecen personas mayores y totalmente normales que viajan por el país en sus autocaravanas, pero su misión es capturar, torturar y consumir a estos niños. Se alimentan de ellos para vivir y el resplandor de Abra tiene tanta fuerza que les podría mantener vivos durante mucho tiempo.

Halloran hablaba con el pequeño Danny, en el primer libro, sobre que hay más personas en el mundo con el poder de utilizar el resplandor. Pese a que en el libro solo nos encontramos con los poderes del niño y de su adulto amigo, es importante que el lector sepa que esta habilidad no es única de estos personajes. Aquí, esta idea se desarrolla y profundiza. Tenemos a una organización, el Nudo Verdadero, que se dedica a secuestrar a niños con este don para absorberlo, como si fuera vapor. Comienza la historia presentándonos la forma de vida de este grupo, cómo captan miembros y cómo se inicia en las actividades de ellos. Al parecer constituyen algo sobrenatural. Puede, incluso, que sean seres diferentes a los humanos. Eso es algo que se pregunta, durante el libro, Abra, una chica con un resplandor impresionante, quien será el detonante de esta historia cuando el Nudo Verdadero se entere de su existencia y decida apoderarse de su vapor.

Una de las cosas que más me impresionó fue ver a Danny alcohólico. Quise tirar el libro por la ventana del avión, llamar a King y gritarle desalmado. ¿Acaso el niño no había tenido suficiente en el primer libro? Fue un giro irónico y dramático, y pensando ahora, con la mente más en frío, debo decir que me ha gustado. Este hecho sirve como pilar para contar, en paralelo con la trama, una historia de superación y decadencia, una historia sobre cómo un hombre que toca fondo logra volver a la luz. Es interesante ver cómo se desarrolla la dinámica de los grupos de apoyo a los alcohólicos, desde los padrinos que vemos en las películas hasta los momentos de climax en que los personajes tienen epifanías sobre sí mismos. Danny, en paralelo, sobrellevará la presencia de esta enigmática nueva amiga que, desde bebé, se comunica con él. Y así, a través de las páginas, él se hará consciente de los peligros que conlleva el don que posee, más allá de los infortunios sufridos en su infancia, acontecimientos destinados a ser rememorados para siempre.

No obstante, Dan desea hacer algo con este resplandor que lo atormenta y bendice al mismo tiempo. Mientras trabaja en un hogar de ancianos, utilizará su poder para conducir a los ancianos hacia una muerta más sencilla mediante el sueño (sí, de ahí viene Doctor Sueño), y con la ayuda de un extrañamente sensible felino, Dan hará de la vida de estos ancianos ligeramente menos dolorosa, al menos en los últimos momentos. Y con esta premisa, este lugar, la historia se conecta con la de Abra, o al menos es uno de los puntos de conexión.

COMPARACIONES QUIZÁ INÚTILES QUE NO PODÍA DEJAR DE HACER RESPECTO A ESTA NOVELA CON SU PREDECESORA.

Hay apariciones breves que nos recuerdan ciertos pasajes de la primera novela. Por ejemplo, la mujer de la habitación 217; además de personajes importantes como Halloran. La sensación que se percibe a lo largo de la novela es que no se trata tanto de una secuela, sino de una expansión del universo del El resplandor, presentando otras aristas de los fenómenos paranormales del primer libro, y extendiéndolos a otras latitudes, con otros personajes y otras historias. En esto, me ha sorprendido lo rico de estas nuevas ideas, las cuales por sí solas podrían dar hasta para una saga (en una época en que encontramos sagas bajo las rocas y hasta en la despensa), y que King utiliza de forma intercalada con otros dramas que hace vivir a sus personajes.

Me pareció diferente a El resplandor, con otro espíritu y diferentes intenciones.

Contexto: se anuncia la continuación de un libro querido por los lectores.
Reacción inmediata: miedo. ¿Estará a la altura de las expectativas? ¿Será tan bueno como la novela original? ¿Será diferentes? ¿Debería ser diferente?
Reflexión final: seguramente, aunque la novela no será tan buena como la novela original, el autor no decepcionará a los lectores. Una respuesta cínica a preguntas más cínicas aún.

Doctor sueño se enfoca más en aspectos “de terror” que El resplandor. Escenas más fuertes, temas como la violación infantil, la prostitución y la drogadicción se dan cita en una historia que nos dice que el niño que conocimos en el libro anterior ha crecido, al igual que sus problemas. El componente psico familiar del primer libro, en el cual se exploran las relaciones familiares desde la esclarecedora perspectiva de un niño ha sido sustituido por una intención dirigida a asustar al lector. La profundidad y la emotividad del primer libro no están per se, aunque sí se pueden advertir gracias a los conflictos internos de Dan como un borracho con traumas de la infancia, por decirlo de manera realista. Sin embargo, con esa intención, el libro funciona muy bien. La historia está bien planteada y bien desarrollada, y aunque podría sacarse más partido a todo el componente sobrenatural, queda la puerta abierta para explorar este nuevo mundo creado por el maestro. Diferente a El resplandor. Ni mejor ni peor, sino diferente. Aunque prefiero la primera historia, no puedo negar que esta no sea una gran novela por méritos propios, cargada de emoción, que constituye una airoso retorno a un mundo que ya muchos lectores creían olvidado.

ranking 4 (v1)
4 / 5

Diciembre en libros y películas

Durante el año intentaré seguir este estilo de entradas que comencé el año pasado, ahora agregando un breve comentarios de las películas que vi durante el mes. En diciembre vi 3 películas, en cartelera actual, que me interesaría comentar, pero esa sección irá al final. Además incluiré la foto con los libros adquiridos durante el mes, así evito hacer un IMM, y si hay alguna edición que me interesa mostrar más en detalle (o si a alguno de ustedes quiere ver una edición con más imágenes) haré una fotoreseña, como la que espero subir esta semana de La casa de hojas. Comenzamos con los libros que leí este mes.

Àngeles y demonios & El código Da Vinci de Dan Brown

Ya comenté aquí, en detalle, lo mucho que me gusta este escritor. Estas son sus primera novelas protagonizadas por el simpático profesor de simbología Robert Langdon, y para muchos son las mejores de la serie. Me gusta más El código que Àngeles y demonios, simplemente porque en este último, aunque muy adictivo y entretenido, hay problemas con los conceptos de la física que resultan muy extraños. En fin, me parecen lecturas livianas y muy recomendables.

Estrella distante de Roberto Bolaño

Este año descubrí a uno de los más grandes autores de la literatura contemporánea. Se trata de Roberto Bolaño, y en esta segunda obra escrita por él que leo, confirmo que deseo seguir avanzando en sus novelas hasta llegar a la monumental 2666. La reseña completa se encuentra aquí.

Hablemos de langostas de David Foster Wallace

Este hombre se atreve a todo. Llega a lo más alto en narrativa, escribe cuentos sublimes y luego, quizá porque le da la gana, quizá porque un trabajo es un trabajo y no hay que menospeciarlo en tiempos de necesidad, escribe un reportaje sobre la entrega de los Premios del Porno (?). En esta colección de artículos, reportajes, reseñas y ensayos, el autor se pasea descaradamente por distintos temas, desde política hasta porno, pasando por literatura y gastronomía. Espectacular, hilarante y profundamente interesante, esta colección es perfecta para descubrir una faceta distinta de este mítico autor.

Doctor Sueño de Stephen King

Años después, el autor vuelve a la historia que lo catapultó definitivamente al favor de los lectores. Aquí nos reencontramos con Danny, el niño con poderes de El resplandor, y lo seguimos en medio de uno de los dramas más conmovedoramente irónicos de la carrera del autor. Pronto, la reseña.

It’s kind of a funny story de Ned Vizzini

Uno de los mejores descubrimientos del año, y oficialmente uno de mis libros favoritos. Una novela preciosa, dramática, conmovedora y muy graciosa sobre la depresión y la vida interior de un adolescente. Completamente recomendable. Aquí, la reseña completa.

Lolita de Vladimir Nabokov

¡Qué prosa, por los dioses! Hay que comenzar mencionando la increíble prosa del autor. Luego, la habilidad para transformar una historia turbia de pedofilia, celos y obsesiones, en una tierna historia de amor. Clásico contemporáneo por donde se le mire, esta novela la leí en el marco del Christmathon, y fue la única novela que terminé.

Libros comprados. Adquisiciones. 

SAM_2675

Comprados a través de Bookdepository, el templo de la compra de libros online, y en librerías de segunda mano. Destaco la edición de Everything is illuminated, que juega con la portada y la contraportada. Hay una imagen en mi Instagram.

SAM_2677

Mercadillos, librerías, supermercados. Pese al alza del Euro, sigo encontrando muchísimo más conveniente comprar aquí que en Chile, en donde la lectura resulta casi un lujo. Hay de todo, desde King a David Foster Wallace. Junto a La escoba del sistema compré La casa de hojas, del cual haré una foto reseña (olvidé incluirla en la foto grupal)

SAM_2678

Finalmente, los libros en bolsillo (irónicamente, editaron La broma en esa colección). Muy bonitas las ediciones Anagrama que sacaron a fin de año, por solo 10 €. Deberían sacar más ediciones limitadas, así contrastan un poco con las ediciones amarillas tan idénticas siempre.

Películas vistas durante el mes. 

comentario de alguien no versado en cine, mucho menos en cine italiano

La gran belleza (dirigida por Paolo Sorrentino)

Una historia sobre la belleza, el exceso y la frivolidad, todo ambientado en una Roma actual y bohemia. Jep Gambardella es un escritor de un solo libro, gran éxito tras su publicación (en su juventud). Ahora, a los 65 años, se dedica a trabajar como periodista de arte, y otros trabajos freelance del área. Por las noches, no obstante, vive en un espiral de arribismo y extravagancia, en donde las artes y las personas conviven de un modo singular. Lo que más me impresionó de la película es su estética, la forma en presentar los escenarios y combinarlos, por ejemplo, con la indumentaria de los personajes. Visualmente es impresionante, y la historia es bastante interesante. A la mitad de la película, no obstante, hay un cambio de tono bastante notorio, que puede resultar extraño. Pese a todo, la película me pareció muy buena, aunque obra maestra, como aparece en demasiados diarios y periódicos, no.

comentario de alguien que solo ha visto una película de Lars von Trier, previamente

Nymphomaniac vol 1 (dirigida y escrita por Lars von Trier)

Tan pronto acaba la película, comienzo a procesar lo que acabo de ver. ¿Es cierto que Lars von Trier ha metaforizado el sexo con la pesca con mosca? ¿Y cómo se le ocurrió incluir a Edgar Allan Poe y a Bach para explicar lo que está sucediendo? Más importante, ¿cómo consiguió que una historia sobre una mujer ninfómana sea tan sublime y poética? Una historia dura, compleja, incluso a veces difícil de apreciar, pero profundamente conmovedora. A mí, me impresionó, los diálogos, la forma de enfocar la historia, los personajes, las actuaciones (pobres actores, impresionante cómo los llevan al límite durante esta película), la dirección, todo. De las mejores películas que he visto este año, sino la mejor.

NOTA: en España, desconozco si en otras partes del mundo también, la película se presentará dividida en dos partes, pues completa dura más de 5 horas. El volumen dos, según escuché en el cine, llega este mes.

comentario de alguien que no había visto nada de Woody Allen, previamente

Blue Jasmine (dirigida y escrita por Woody Allen)

Es de Woody Allen. Sin saber mucho de la historia, pero con el deseo de conocer a este director, fui a ver la película, y la verdad es que me decepcionó un poco. Es interesante, y bastante graciosa (la sala rió varias veces a lo largo de la película), sin embargo el guión me pareció un poco simple, y bastante predecible. Por otra parte, está la actuación de Cate Blanchett como Jasmine, una mujer casada con un multimillonario que acaba viviendo en el bajo San Francisco con su hermana tras el suicidio en la cárcel de su corrupta ex pareja. Una actuación espectacular, realmente. Me habría encantado verla en versión original (odié el doblaje, de verdad. Las anteriores películas que había visto aquí en España, este mes, habían tenido un doblaje bastante agradable, pero este me pareció horrible desde el principio, quizá salvando la voz de Jasmine), sin embargo aquí en Mallorca cuesta encontrar cines que presenten películas así.

¡Y eso es todo! Como dije, espero seguir subiendo este tipo de entradas todos los meses. ¿Han leído alguno de los libros o visto alguna de las películas?

FELIZ DÍA DE REYES